Menú Portada
El actual subdirector de Canal 24 Horas aspira a conducir "Los Desayunos de TVE"

La venganza de Vicente Vallés contra Pedro Piqueras

Diciembre 17, 2008
pq__VALLES.jpg

Mientras el director de Canal 24 Horas de Televisión Española, Juan Pedro Valentín, conforma su equipo de confianza de cara a su futuro nombramiento como director de los Servicios Informativos de la televisión pública, su segundo, Vicente Vallés, está que no para. Por una parte, acapara el mayor protagonismo que puede en la producción y realización del citado programa del que es subdirector, mismo cargo que está llamado a ocupar en los Servicios Informativos. En este espacio presenta un espacio de tertulia, el único de producción propia de Canal 24 Horas.
Pero consciente de su falta de protagonismo en pantalla y, por consiguiente, de peso informativo entre las fuerzas políticas del que disfrutaba cuando presentaba “La Mirada Crítica” en Tele5, ya ha hecho saber a quien corresponde su “ilusión” por dirigir y presentar, al menos esto último, “Los Desayunos de TVE” que, hasta hoy por lo menos, conduce la periodista Pepa Bueno con aprobadas cuotas de audiencia, por cierto. Vicente Vallés, hábil en este tipo de maniobras aseguran los que le conocen, ha puesto toda la carne en el asador.

¿Cuánto ganaba él que no gano yo?

Pero por si acaso la jugada no resultase, Vicente Vallés aún no ha olvidado al que él considera el máximo responsable de su salida de la cadena televisiva dirigida por Paolo Vasile: el actual director de los Servicios Informativos de Tele5, Pedro Piqueras. Éste, antes de aceptar la oferta de esta última, fue director de Radio Nacional de España y al mismo tiempo director y presentador del programa “Enfoque”. Su salario siempre fue un misterio relativo ya que muy pocos en Prado del Rey entendían como había abandonado Antena 3TV con un salario que, ni por asomo, podría percibir de forma legal en la entonces RTVE.
A Vicente Vallés le va a costar mucho trabajo conseguir información relativa a los emolumentos percibidos por Piqueras, entre otras cosas porque su contrato se guarda celosamente en una caja fuerte, lo mismo que él rubricó cuando fichó por el presidente de la Corporación pública, Luis Fernández. Desde estas páginas, alguna pista: quizás Pedro Piqueras facturó al Ente Público Televisión Española a través de algunas de sus sociedades, algunas de ellas con un objeto social muy distinto del sector de los medios de comunicación. Pero que no tire mucho de la manta Vallés que, a lo peor, se conocen antes las retribuciones mensuales que percibe y que podrían abortar su nombramiento como subdirector de Informativos.