Menú Portada
Días después de que su rector, Eduardo González Mazo, reclamara más financiación del Estado

La Universidad de Cádiz destina más de 225.000 euros para mobiliario de despacho de profesores, dirección y administrativos

Mayo 22, 2014

La adjudicación se divide en dos lotes, uno para “mobiliario de despachos de profesores” y el otro para el “mobiliario de despachos de dirección y administrativos”
El último estudio de la Unión Europea señala tan solo a  dos universidades españolas ente las 100 mejores del mundo
La Secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, señaló que “se ha mejorado el salario de los profesores sin ofrecerles incentivos, de tal manera que no tienen actualmente los retos suficientes para ir mejorando en su carrera”


Luces y sombras para las Universidades españolas en el nuevo ranking mundial de Campus pergeñado por la Unión Europea. Casi 850 centros de educación superior y 5.000 programas de estudio procedentes de 74 países han pasado por el tamiz de Bruselas para formar una composición de imagen ideal del panorama universitario mundial. El sondeo, que todavía deberá mejorar su muestra para poder acercarse a la realidad (solo 517 de los 879 centros analizados respondieron), ha dado una de cal y otra de arena a los estudios superiores de nuestro país. Si bien es cierto que dos centros nacionales: la Universidad Pompeu Fabra (en el puesto 18), y la Autónoma de Barcelona (en el 75), se han colado entre las cien primeras universidades del mundo, ninguna de las nuestras lo ha hecho entre los cien primeros puestos en lo que a investigación se refiere. Además, la distancia entre los distintos Campus en España se incrementa, aumentándose las diferencias entre unas y otras, lo que habla de modo clarividente de la ausencia de un modelo único estatal.

Las contradicciones de la educación universitaria

¿El problema erradica en la falta de recursos? Según el Ministerio de Educación, o lo que es lo mismo, Ignacio Wert, no. Por un lado, señala que los becarios universitarios han alcanzado una cifra récord de 322.000 personas, un 11% más que conlleva un incremento del 20% del presupuesto hasta los 1.420 millones, aunque la cuantía media que recibe cada estudiante ha bajado en 277 euros. De hecho, la secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, enardeció la polémica que le enfrenta con estudiantes y profesorado al señalar que “la mayor parte de la inversión se ha desviado a reducir la ratio alumno-profesor y a mejorar el salario de los profesores” y al apuntar también que “se ha mejorado el salario de los profesores sin ofrecerles incentivos, de tal manera que no tienen actualmente los retos suficientes para ir mejorando en su carrera”.

Estas declaraciones obtuvieron su réplica de modo fugaz y uno de los que los hizo, al menos indirectamente, fue el máximo responsable de la Universidad de Cádiz. Su rector, Eduardo González Mazo, no dudaba el pasado 1 de mayo en pedir la ayuda del Gobierno Central –en forma de mayor financiación- “ahora que se ven atisbos de recuperación económica”. Del mismo modo, el rector reclamaba poner freno a las medidas de ahorro debido a su carácter eminentemente “de excepcionalidad”.

Gasto improductivo

Pero mientras una mano pide, la otra gasta, y lo hace en recursos que poco tienen que ver con el alumnado. Así, el Rectorado de la Universidad de Cádiz anunciaba la adjudicación de su contrato  para renovar el mobiliario de los despachos de los profesores a través de la Plataforma de Contratación del Estado el pasado 16 de mayo de 2014. Para ello la Universidad gaditana ha reservado un presupuesto base de licitación de 225.788 euros.

En detalle, el Convenio se realiza con motivo del “suministro con instalación del mobiliario de despachos de profesores, despachos de dirección y despachos administrativos para la Escuela Superior de Ingeniería de la Universidad de Cádiz en el Campus de Puerto Real, subvencionado por la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta de Andalucía”. Se estructura en dos lotes que se ocuparán, por un lado, del “mobiliario de despachos de profesores” y, por el otro, del “mobiliario de despachos de dirección y administrativos” El primero de ellos ya ha sido asignado a El Corte Inglés por un importe de 169.388,35 euros “por resultar la empresa mejor valorada en el conjunto de criterios”. De este modo, la universidad andaluza tan solo dispondría de 56.400 euros para satisfacer el segundo lote (mobiliario de despachos de dirección y administrativos).

La coherencia de las universidades españolas queda en entredicho cuando, dos semanas más tarde González Mazo destinaba un cuarto de millón de euros a renovar los despachos de sus profesores.