Menú Portada
El coordinador de expedientes de la Complutense, José Crespo Alia, la persona encargada de la información reservada sobre Juan Carlos Monedero, imputado por falsificar presuntamente la firma del rector Carrillo

La Universidad Complutense no se pronuncia sobre el caso Monedero ni sobre los escándalos destapados por Extraconfidencial.com

Febrero 24, 2015

El rector Carrillo elimina de su nuevo equipo de campaña al “coordinador técnico de su oficina” y responsable de comunicación, Braulio Calleja. Puestos en contacto con el, indica que “no hay opinión ninguna al respecto…” ¿Entonces, no quiere pronunciarse sobre estos casos?” No, en absoluto”. Calleja percibía un salario de 83.643 euros.


La opinión pública no conoce, en ninguno de sus términos, la investigación a cargo del Servicio de Inspección de la Universidad Complutense Madrid sobre el profesor de la Facultad de Ciencias Políticas, Juan Carlos Monedero Fernández,y número tres de Podemos. Por parte del rectorado de la UCM sólo se anunció un “proceso de información reservada”, que va de un lado a otro. Una investigación y decisión final sobre esta información reservada que debe tomar el coordinador de expedientes de la UCM, José Crespo Alia, antes de ser enviada al rector José Carrillo.

La gravedad del caso radica ahora en que las investigaciones de Extraconfidencial.com han descubierto que Crespo Alia fue imputado por falsificar presuntamente la firma del rector José Carrillo Menéndez en otro expediente contra un profesor de la Facultad de Derecho. El Juzgado de Instrucción nº 19 de Madrid abrió diligencias marcadas con el número 1927/2013 contra Crespo imputándole un presunto delito de falsedad documental. La supuesta falsificación de la firma del rector Carrillo se produjo en un documento administrativo, según se manifiesta en un informe pericial caligráfico rubricado por un perito judicial cualificado, y aportado a la causa, donde se indica que la firma de Carrillo no es la real y que las firmas no son de la misma mano. El informe indicaba que el cuerpo de escritura no era realmente el de Carrillo y que además dicho documento administrativo no tenía ni sello registral de salida.

Silencio sospechoso por parte de la UCM

El titular del Juzgado de Instrucción nº 19 de Madrid llamó como imputado a Crespo Alia, quien declaró como tal el 23 de septiembre de 2013, mientras que meses más tarde lo hicieron como testigos tanto el rector José Carrillo – que intentó salvar de la quema a su mando de confianza-, “sí, es mi firma”, llegó a decir, “quizá es que estaba un poco nervioso ese día”- y también la actual secretaria general de la UCM, Araceli Manjón-Cabeza Olmeda, inspectora jefe de dichos servicios en el tiempo de los hechos y quien tenía conocimiento directo del famoso documento, según declaró el propio Crespo Alia en el juzgado.  A día de hoy, las diligencias 1927/2013 contra Crespo Alía siguen vivas y no hay constancia oficial del archivo de dicho asunto judicial, según ha podido saber Extraconfidencial.com de fuentes oficiales del caso.

Puestos en contacto con el responsable del departamento de comunicación de la Universidad Complutense de Madrid, Braulio Calleja, no ha querido hacer ninguna precisión al respecto. A las preguntas de este periódico indica que “no hay opinión ninguna al respecto…”

-¿Entonces, no quiere pronunciarse sobre estos casos?

-“No, en absoluto”.

Integrantes de la Supercasta

Lo que si ha podio saber Extraconfidencial.com de fuentes del propio rectorado de la UCM es que el rector José Carrillo ha prescindido de Calleja para su nuevo equipo de campaña ante el reto de las próximas elecciones que se celebrarán en esta Universidad madrileña esta primavera próxima. Braulio Celestino Calleja Ramos figuraba hasta ahora como “coordinador de la oficina técnica del rector”. Su nombre aparece en la lista de la “Supercasta Complutense”; es decir, dentro de las 46 personas que ganan más que el presidente del Gobierno en esta Universidad pública. Calleja aparece en el número 28 de esta lista con un salario de 83.643 euros. Las cifras están basadas en datos oficiales del “Catálogo PAS Funcionario 2014” y “Catálogo PAS Laboral 2014“, que se distribuye, entre otros, a las Secciones Sindicales, Comité de Empresa y Junta de Personal Funcionario.

Los privilegiados de esta “Supercasta Complutense” son 46 personas que ganan más que el propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Las retribuciones de estos privilegiados -muy por encima de los 1.500 euros mensuales que gana un profesor-, oscilan entre los 106.308 euros anuales que gana el vicegerente de Gestión y Organización o los 103.633 euros de la Secretaria del Consejo Social hasta los 70.000 euros que tiene asignado un Director de Biblioteca-Coordinador de Área. Estos datos se unen a la lista que desde hace un año y medio, aproximadamente, circula por las distintas Facultades de esta Universidad madrileña bajo el título de Lista Forbes de la UCM, y que se ha difundido entre profesores y personal administrativo. Todo esto indica que en la Universidad Complutense existe una “Supercasta” que choca frontalmente con el último Informe Pisa que sitúa a los alumnos españoles a la cola en Educación. Una supercasta universitaria que no ha sido denunciada curiosamente por la formación Podemos, engendrada desde la Facultad de Políticas desde esta universidad madrileña.

Sueldos escandalosos en tiempos de crisis

Las retribuciones que la Ley de Presupuestos Generales establece en el ejercicio de 2014 para los miembros del Gobierno de la Nación son: presidente del Gobierno: 78.185,04 €/año; Vicepresidente del Gobierno: 73.486,32 €/año; y ministro del Gobierno: 68.981,88 €/año. Pues bien, según las investigaciones que viene publicando Extraconfidencial.com, las retribuciones de los altos cargos de la Universidad Complutense, principalmente de la llamada «gerencia», contienen unas cifras que escandalizan a cualquiera que lo lea en estos tiempos de crisis, ya que superan o, al menos, igualan a los del gabinete de Rajoy, con el consentimiento del rector de la UCM, José Carrillo,hijo del célebre líder del PCE Santiago Carrillo

Según los datos que obran en poder de Extraconfidencial.com, hay casi 200 altos cargos de la UCM que ganan más o igual que un ministro del Gobierno de España. Todos los que figuran en esta lista, cuyos nombres concretos tenemos y hemos omitido por prudencia profesional, conforman una «nueva clase» (por utilizar el célebre sintagma que acuñó Milovan Djilas al estudiar el régimen yugoslavo del Mariscal Tito), o una «casta», palabra que ha triunfado precisamente en boca de los líderes de Podemos para referirse a los políticos y dirigentes españoles que gozan de privilegios impensables en estos tiempos de crisis.

El grupo de los PAS

A estos privilegiados hay que añadir a la principal responsable de todo este entramado de poder y dinero, la Gerente General de la UCM, Begoña Aisa Peinó, cuyos ingresos podemos estimar que superan en términos brutos los 95.000 euros al año. Esta directiva universitaria, que proviene del Ayuntamiento de Torrelodones donde tenía el puesto de Interventora, dirige junto con el rector José Carrillo, cuyo sueldo oficial está por debajo de la “Supercasta” (en torno a los 60.000 euros como si fuera un catedrático más), todo el protocolo que asegura estos ingresos al grupo de privilegiados.

Pero junto a esta “Supercasta” se encuentra también la que podemos definir como “la Casta”, compuesta por otros 140 PAS (Personal de Administración y Servicios), que tienen como características: a) son funcionarios nombrados libremente  y b) sus ingresos están entre los 52.725 y 68.645 euros anuales, como si fueran un ministro más del Gobierno (datos que figuran en la Gerencia de la UCM).

Sin embargo, el coordinador de expedientes de la UCM, José Crespo Alía, mantenido en su cargo por el rector Carrillo, pertenece también a la Supercasta con un salario de 78.208 euros, una cantidad superior a la que recibe el presidente del Gobierno y sus ministros.

Información silenciada sobre Monedero

Crespo tiene por ahora silenciada la información sobre el profesor Monedero. La excusa es la necesidad de realizar todas las comprobaciones sobre los trabajos externos del número tres de Podemos con el fin de esclarecer si efectivamente incurrió en alguna falta, si solicitó la autorización para compatibilizar sus labores y por qué no se firmó… Desde que en noviembre de 2009 Crespo Alia llegó a la Inspección de Servicios, ha adquirido tal rango que muchos profesores y PAS denominan “crespoaliato” a esta Inspección de Servicios. Fuentes consultadas por Extraconfidencial.com, van más allá: “Cuando salga elegido rector un candidato que no sea Carrillo, debería cesar a Crespo. El Rector que no adopte esa medida comenzará como un “pato cojo”, expuesto a las críticas”.

 

Este periódico ya avanzó en un anterior reportaje que Carrillo no iba a expedientar de entrada a Monedero. Cada día los hechos nos vienen dando la razón. En un debate celebrado el pasado día 19 en la Facultad de Ciencias de la Información, Carrillo aseguró que “en los cuatro años que he sido rector, nunca se ha puesto una sanción con menos de un año de plazo porque hay procedimientos garantistas, y aquí no solemos fusilar al alba sin juicio previo con juicio sumarísimos a las personas. Eso es de otras épocas“. Las fuentes consultadas por este periódico han señalado que faltó una vez más a la verdad: “El reglamento dice que un año es el plazo máximo que puede tardar la tramitación de un expediente. Hay expedientes que duran mucho menos tiempo.  Y también ocultó es que la información reservada no está sometida a plazo. También faltó a la verdad cuando en el debate tuvo que admitir que la deuda de la Complutense no era de 35 millones de euros sino de 76,8 millones”.

Las mismas fuentes aseguran que Carrillo aprovechará la convocatoria de elecciones a Rector el próximo día 2 de marzo para poner como excusa que el expediente al cofundador de Podemos puede utilizarse como arma electoral. “Carrillo se agarra a cualquier excusa para que Podemos le favorezca en las elecciones. Pero su credibilidad va mermando día a día”- señalan las fuentes. “Cada vez que habla, pone peor las cosas. Está empleando imágenes que recuerdan la prosa de la Guerra Civil. Todo es fruto de su nerviosismo, porque contempla que puede perder las elecciones.”, aseguran. El propio Carrillo también indicó que los que tienen “tanta prisa por que se aclare lo ocurrido, deberían preocuparse en saber por qué el caso Gürtel no va más rápido“. Como si la injustificada dilación de uno justificase la del expediente en la Universidad Complutense cuando son ámbitos jurisdiccionales distintos.

Actualmente, la desconfianza sobre los protagonistas de este expediente va tomando fuerza en la opinión pública complutense. En próximas fechas, Extraconfidencial.com seguirá publicando más artículos sobre la Universidad Complutense de Madrid, pues no cesan de llegar nuevas denuncias y documentos. Si este periódicono los publica antes, es por el tiempo que lleva verificar todos los detalles de los asuntos.

Juan Luis Galiacho
@jlgaliacho