Menú Portada

La Universidad catalana Rovira i Virgili, otro Centro público más denunciado por plagios de sus Catedráticos

Abril 4, 2017
rovira i virgili

La Universidad catalana Universidad Rovira i Virgili (URV), cuya sede central está ubicada en Tarragona, se suma al carro de las denuncias por plagio de sus profesores. La institución Ethics&University ha denunciado al catedrático de la URV, Ignasi Brunet-Icart, por auto plagiar la publicación: “Emprendedoras en el Occidente mexicano. La permeabilidad de los roles de género” (de Carlos A. Santamaría i Ignasi Brunet-Icart, num. 72, año 2016).

Este Catedrático de la Universidad Rovira i Virgili, además evaluador de la ANECA, es para los denunciantes “una verdadera “joya”: plagio, acoso laboral, y más cosas que todavía no han salido a la luz”.

Las denuncias que han llegado a Extraconfidencial.com señalan que “el auto plagio es malo, pero lo que ha hecho este profesor desde el punto de vista académico es lo más rastrero y deleznable que se puede hacer. Todos tenemos presión por publicar más y más para ser “anecados”. Pero una cosa es “rentabilizar” los resultados de una investigación troceando en “finas lonchas” la  misma; y otra inventarte los resultados para publicar. Él ha usado los resultados de una investigación a mujeres directivas en España para México, cuando en realidad en México no ha realizado estudio empírico alguno”.

La URV, una Universidad política

La Universidad Rovira i Virgili (URV) es una institución pública de Enseñanza Superior con Centros en Tarragona, Reus, Vilaseca, Tortosa y Vendrell. Se denomina así en recuerdo de Antoni Rovira i Virgili (Tarragona,1882 – Perpiñán, Francia, 1949), un periodista y político español catalanista, militante de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), y presidente del Parlamento de Cataluña en el exilio. Al finalizar la Guerra Civil, se exilió en Montpellier (Francia), y más tarde en Perpiñán.

Desde finales de 1991, la Universidad pública provincial de Tarragona lleva su nombre. Fue ese año cuando fue creada por el Parlamento de Cataluña, a partir de Centros universitarios que ya existían. Se recuperaba así la Universidad de Tarragona del siglo XVI. Según su página web, “desde su puesta en marcha, ha tenido un objetivo muy claro: poner el conocimiento al servicio de la sociedad para contribuir al desarrollo social y económico de su entorno .Todo ello lo aprovechan más de 15.000 estudiantes”. Pero, todo apunta, a que no ha sido así, incluso con denuncias sobre un claro sesgo político. Al menos para Ethics University. Para ellos, “este documento es un ejemplo de la actitud de algunos profesores de universidad…cómo aumentar la productividad sin trabajar”, indican.

El artículo al que se ha hecho referencia al comienzo de la noticia ha sido ya retirado de la revista “Convergencia Revista de Ciencias Sociales”. Todo como consecuencia del plagio denunciado. Esta revista es una publicación científica cuya principal tarea es promover e impulsar la investigación de las ciencias sociales en Iberoamérica, así como difundir la ciencia como uno de los propósitos de la Universidad Autónoma del Estado de México.

Un Catedrático también denunciado por acoso

Ignasi Brunet-Icart  es Catedrático de Universidad desde el año 2003 en la Universidad Rovira i Virgili. Es Director del Departamento de Gestión de Empresas y Director de la Escuela Universitaria de Ciencias Empresariales, de la Universitat Rovira i Virgili. Es a su vez, según su currículo, licenciado en Derecho, Filosofía y Sociología. Su formación y tesis de Doctorado fue en París, en la Universidad de la Sorbonne en 1987. Es además evaluador Aneca. “Así está la credibilidad de la Aneca, como se ve bajo mínimos”, dicen los denunciantes.

Según se publicó en su día, el catedrático Brunet Icart fue sancionado también por acoso laboral. La Universidad Rovira i Virgili (URV) le sancionó con una suspensión de sueldo y funciones durante cuatro meses “por una falta muy grave de acoso laboral sobre tres profesores de este departamento”. En el caso de un cuarto docente que también denunció a este catedrático, este no fue visto como acoso sino como “desconsideración hacia los compañeros”. Era la primera vez que la URV aplicaba su protocolo contra el acoso.

Los hechos sucedieron en el Campus Catalunya de la URV y los tres profesores que sufrieron el acoso interpusieron la denuncia el 30 de junio de 2014 por unos comportamientos que se produjeron durante el mes de enero de 2012 y que se prolongaron durante finales del 2013 y buena parte del 2014. Según publicó el Diari de Tarragona se quejaban de que el catedrático les encargaba la realización de tareas que estaban muy por debajo de la labor docente e investigadora propia de los denunciantes, así como de actitudes no respetuosas, gritos, acusaciones infundadas, amenazas de sacarlos de la universidad, actitudes agresivas y despectivas, intimidación y otras conductas humillantes.

De hecho, los denunciantes relataron, entre una larga lista de agravios, gritos, amenazas y conductas ofensivas hacia ellos por parte del denunciado, que el catedrático despreció a uno de ellos diciendo ante otros compañeros frases del tipo «está loco», «es de derechas», «es del PP», «es facha»…; a otro le amenazó diciéndole que «ahora mismo podría darte una hostia»; asimismo, les asignaba trabajos absurdos, sin sentido y por debajo de su cualificación y del nivel de su puesto de trabajo, como redactar e-mails de una línea que él les dictaba. Los denunciantes también acusaron al catedrático de disminuir la docencia asignada a ellos sin motivo aparente, hasta el punto de que dos de ellos ya no trabajan en la URV, pese a que las evaluaciones por parte de los alumnos eran muy buenas; también les hacía corregir publicaciones de revistas de las cuales él era el evaluador…

Después de escuchar a denunciantes y testigos y de estudiar las alegaciones del imputado, la instructora dio por cierto que el catedrático “actuó sobre diferentes profesores y personal de administración y servicios de la URV de forma prepotente (gritos, malas palabras, insultos, portazos, encarándose con las personas), amenazadora (les dijo que podía sacarlos de la universidad), excluyente (aislando a miembros del equipo de investigación, no dirigiendo la palabra a alguno de ellos), abusiva (encomendando trabajos humillantes muy por debajo de las capacidades de las personas a las que encomendaba la tarea, profesores universitarios contratados, y desacreditando su profesionalidad) e improcedente (les encomendaba trabajos en beneficio exclusivo suyo)”.

Copia falseada

Para Ethics&University, el artículo que se ha denunciado (“Emprendedoras en el Occidente mexicano. La permeabilidad de los roles de género”, de Carlos A. Santamaría i Ignasi Brunet-Icart), es una copia falseada. Una vez que pasó el artículo por el programa de plagios Turnitin se observó que:

“1- Que el 33% del trabajo es una copia falseada de la memoria del proyecto de investigación GÉNERO Y CREACIÓN DE EMPRESAS. EFECTOS DE LA DIVISIÓN SEXUAL DEL TRABAJO SOBRE LA CREACIÓN DE EMPLEO Y LA SITUACIÓN PROFESIONAL, accesible a través de http://www.inmujer.gob.es/area sTematicas/estudios/estudiosli nea2011/docs/generoCreacionEmp resas.pdf

2- En las páginas 166 a 172 del proyecto de investigación referenciado puede observarse el origen geográfico de las personas entrevistadas. No existe ningún participante de México.

3- En el trabajo presentado a su revista todos los participantes en el estudio son de México. Todas las citas que se presentan en este trabajo proceden de entrevistas realizadas en España en el marco de la investigación señalada. Lo que han hecho los autores que han publicado en su revista ha sido cambiar la identidad de los sujetos de las citas, en una burda y clara falsificación de la investigación original.”

plagio-rovira-y-virgiliMás falsificaciones

Pero, además, según las denuncias, el Catedrático de la URV, Brunet Icart, ha seguido presentando comunicaciones en congresos donde también aparecen estas falsificaciones a partir del texto de la investigación original.

“Una de las prácticas denunciadas corresponde a una Comunicación al Congreso FES: Empresa y género en México. El caso del centro occidente. Autores: Ignasi Brunet Icart, M. Ángeles Serrano Alfonso.  Disponible en: http://www.fes-sociologia. com/empresa-y-genero-en-mexico -el-caso-del-centro-occidente/ congress-papers/2909/ En esta comunicación se utiliza el mismo sistema de cambio de identidades y la segunda autora tampoco fue colaboradora en la investigación principal”, señalan.

De esta comunicación es interesante destacar que:

“1- Un 59% es un plagio/falsificación del proyecto de investigación referenciado.

2- Un 13% es copia del artículo publicado en Papeles CEIC, Dominaciones interrelacionadas (de clase, género…) Volumen 2011/2 # 71 septiembre 2011, de Ignasi Brunet Icart y Alejandro Pizzi. Sin embargo. Alejando Pizzi no figura como autor de la comunicación FES Es interesante destacar la relación del artículo de Papeles CEIC con otras fuentes. Pasado también por programa Turnitin se detecta que el 55% de su contenido está plagiado de la memoria del proyecto de investigación referenciado; proyecto en el que Alejandro Pizzi no figura como participante. A su vez, el 25% está plagiado de esta comunicación (verhttp://nulan.mdp.edu.ar/16 51/1/01357.pdf?), en la que figura otra autora, Fabiola Baltar, pero no figura Alejando Pizzi. El único autor en común de todos estos artículos entrelazados, cuyo análisis podría hacerse más exhaustivo, es Ignasi Brunet.

3- Puede parecer que son dos trabajos (el artículo de la revista Convergencia y la memoria del Ministerio) que duplican la metodología en dos ubicaciones geográficas diferentes, pero no. Lo que se ha hecho es FALSEAR la investigación. Pongamos un ejemplo aclaratorio: Si en el proyecto de investigación buscamos la frase “pero las mujeres creamos empresas de necesidad etc…..” vemos que es una afirmación de ANDEA4, un informante privilegiado de la Federación Andaluza de Mujeres Empresarias. Si buscamos el mismo texto en el artículo publicado en su revista vemos que eso mismo, con las mismas palabras también lo piensa una mujer Informática de 35 años de Guanajato. ¿Coincidencia o falsificación de investigación? Esta “coincidencia” en estas dos investigaciones se repite en más citas y nos lleva a concluir que lo que se ha hecho  no es una mera coincidencia sino falsificación.

4- Una de las conclusiones que se extraen de este análisis cruzado es que jugar bien con una memoria da para muchas publicaciones y para pagar muchos favores a personas que no participaron en el proyecto inicial.

5- En el proyecto de investigación Carlos A. Santamaría no figura como autor ni colaborador, lo cual constituye otro tipo de delito, al atribuirse esta persona resultados de una investigación en la que no ha participado”.

Como se observa el escándalo de los plagios en las universidades públicas españolas continua con la mirada hacia otro lado por parte del Ministerio de Educación y Ciencia, que dirige el actual portavoz del Gobierno de Rajoy, Méndez de Vigo, y el silencio cómplice de la Aneca y del Consejo de Rectores de las Universidades Españolas, que no sancionan a Centros como la Rovira y Virgili y a sus docentes. Nada parecido a lo que hicieron en su día con el catedrático y ex rector de la Universidad Rey Juan Carlos, Fernando Suárez. Pero hoy quizá no les interese, ya que eso significa poner en duda el sistema que les mantiene vivos, junto al compadreo de sus privilegios remunerativos.

Juan Luis Galiacho

juanluisgaaliacho@eextraconfidencial.ccom

@jlgaliacho