Menú Portada

La Unión de Guardia Civiles (UniónGC) denuncia que los agentes continúan sin chalecos antibalas para prestar un servicio de garantías en las circunstancias actuales de peligrosidad extrema

Noviembre 17, 2015
control guardia civil

La Unión de Guardias Civiles, (UniónGC), asociación profesional con representación en el Consejo de la Guardia Civil, ha denunciado “la vergonzosa situación en cuanto a medios de autoprotección de que disponemos los guardias civiles y los policías nacionales españoles a la hora de prestar un servicio con unas mínimas medidas de seguridad”.

Después de lo sucedido en Paris en estos últimos días, desde la Secretaria de Estado de Seguridad se ha dictado orden de reforzamiento de medidas correspondientes al nivel 4 del plan de prevención y protección antiterrorista. Entre las instrucciones que se dan desde esta Secretaria de Estado, llama enormemente la atención que se ordene a la Dirección General de la Guardia Civil que los guardias civiles hagan uso de chaleco antibala en funciones de protección de instalaciones y de patrulla en las calles ante lo peligroso y cercano de lo acontecido en el país vecino.

Usar los chalecos pero sin chalecos

Pero lo que  UniónGC denuncia es la precaria dotación de chalecos antibala para garantizar una mínima seguridad a los agentes que prestan servicio tanto de seguridad como de contacto directo con la población como son en especial los guardias civiles de seguridad ciudadana y los guardias civiles de tráfico, algo que han tildado como prestar “un servicio al ciudadano del siglo XXI con medios correspondientes a otras épocas y menos peligrosas que las actuales”.

Según UniónGC, los actuales medios de autoprotección como los chalecos antibala no solo son insuficientes sino que además no se han tenido en cuenta las tallas ni la fisonomía de los agentes a la hora de la adjudicación por Unidades y no por efectivos, es decir, los chalecos antibala están adjudicados a las Unidades según los efectivos y en ninguno de los casos existen unidades en donde todos los agentes pudieran estar dotados de esta herramienta de seguridad a día de hoy imprescindible.

Ocho chalecos para toda una dotación de Tráfico

UniónGC destaca que tiene constancia que por ejemplo  para todo el destacamento de Tráfico de Coruña solo hay ocho chalecos antibala para una plantilla de más de 60 guardias civiles, restando a estos los usados por la oficialidad claro está que siempre eligen de primeros, así como también en el destacamento de tráfico de Orense que tienen como dotación cuatro chalecos antibala para más de 40 guardias civiles y así como norma general en todos los destacamentos de tráfico de España en donde la escasez es la tónica común de una clara desprotección de los agentes.  La adjudicación en Seguridad ciudadana se ha hecho con un criterio igual de ahorrativo y para nada teniendo en cuenta la seguridad de los agentes. En Seguridad Ciudadana se han adjudicado los chalecos por vehículos existentes en la unidad, por lo que podríamos decir que cuantos más vehículos más chalecos hay en la unidad, usando un criterio que para nada garantiza la seguridad de los agentes y si parece claramente ahorrativo.