Menú Portada
Como adelantó extraconfidencial.com la dirección de Sacyr se ha revelado ante los grandes problemas para refinanciar el crédito de compra de acciones de Repsol

La última maniobra “kamikaze” de Luis del Rivero le cuesta la presidencia de Sacyr

Octubre 21, 2011
pq_923_rivero.jpg

Luis del Rivero ha sido destituido como presidente de Sacyr Vallehermoso en una tensa reunión que el consejo de administración del grupo celebró este jueves.  Del Rivero, uno de los fundadores y primeros accionistas de Sacyr con un 12,6% de su capital, ha dimitido también de su puesto en el máximo órgano de gestión del grupo y será sustituido en la presidencia de Sacyr que ocupaba desde noviembre de 2004 por el actual consejero delegado del grupo de construcción y servicios, Manuel Manrique, que compatibilizará ambos cargos.

Luis del Rivero es relevado de su cargo meses después de que transcendieran las fuertes discrepancias surgidas en el seno del consejo de administración de Sacyr y mientras la compañía está en plena refinanciación del crédito de 4.900 millones de euros que tiene asociado a la participación del 20% que Sacyr suma como primer accionista de Repsol y que vence el próximo 21 de diciembre, una negociación que como adelantó extraconfidencial.com se está complicando por días.

En concreto, Del Rivero sale de la Presidencia del grupo de construcción y servicios mes y medio después de que se agudizaran las discrepancias en su consejo y con el de su participada Repsol cuando a finales del pasado mes de agosto Sacyr anunció la sindicación con Pemex de la participación del 29,5% que suman en la petrolera, una operación más que arriesgada cuyo único fin era ganar posición de fuerza delante de sus bancos acreedores para la renovación del crédito, y que llevó a que Abelló junto a Demetrio Carceller, expresaran sus divergencias-

El fin de la huida hacia delante de Rivero

Después de su fracasada intentona de hacerse con el BBVA, Luis del Rivero en el 2006 se lanzó a ganar una posición de fuerza en Repsol, lo cual consiguió con el famoso crédito sindicado liderado por Banco de Santander, Citibank, Caja Madrid y otras 21 entidades. Más de 5.000 millones de euros (en la actualidad se ha reducido a 4.900) para conseguir hasta el 20% de la compañía de petróleos referente de España.

Está operación ha conseguido pocos réditos y si víctimas, la última el propio presidente,  y es que en su plan de reducir la deuda tuvo que vender Itinere, así como garantizar el préstamo no sólo con las acciones de Repsol si no con otras empresas del grupo.

Pero en verano saltaron las alarmas, la renovación del crédito por un año empezaba a tambalearse, las Cajas con excepción de Caja Madrid no tenían una participación importante pero su mala situación obligaba a no renovar, a esto se unía los Bancos Portugueses por la situación de su país, y el más importante Citibank que colideraba el préstamo sindicado.

La respuesta de Del Rivero, buscar un acompañante para tomar el control de Repsol y así “obligar” a las entidades a renovar el crédito de unas acciones que controlan la compañía.

Ahora incluso el Banco Santander con un cambio de cúpula directiva incluso puede replantearse la operación que cada vez gusta menos a las entidades financieras implicadas.