Menú Portada

La última extravagancia de Manuela Carmena: 160.000 euros para el catering de las sesiones del Pleno del Ayuntamiento de Madrid, a la que hay que unir una red propia de Guarderías y ovejas para prevenir incendios

Octubre 27, 2016

78.903 euros anuales para un contrato de 24 meses con el objeto de que no se produzcan interrupciones durante el desarrollo del Pleno. El servicio de Restauración y Cafetería ordinario, tendrá una duración de dos horas e incluirá, para 120 personas: bebidas, tres piezas dulces por persona y tres piezas saladas por persona

carmena-y-rita

Ahí arriba hay un bar de diputados, espero que nos podamos tomar un café tu y yo”, decía la, en su momento, vicepresidenta primera del Congreso, Celia Villalobos, al líder de Podemos, Pablo Iglesias en su debut como diputado. “¿Con esos gin tonic a dos euros? Igual prefiero tomármelo fuera“, respondió Iglesias, tirando de sorna. Aquí no tomamos gin tonic, tomamos café“, zanjó Villalobos. La conversación fue sacada de las Actas de la constitución del Congreso de los Diputados del pasado mes de diciembre de 2015, un Congreso que ya se ha disuelto y que necesitará de otra jornada de alineación, cada día más próxima y que ya parece la definitiva. El diálogo, en tono retorcido, se produjo tras haber acusado Pablo Iglesias al Partido Popular de corrupción. La referencia al precio de los gin tonic que saltaba a la prensa en el año 2013 ha sido un constante en la campaña de Podemos, una manzana envenenada que quién sabe si la formación morada terminará por morder. Por aquel entonces, los pliegos de condiciones del concurso para la adjudicación de los servicios de Restauración de la Cámara marcaban los precios de las bebidas espirituosas más baratos que en el mercado libre, con los combinados en torno a los 3,5 euros. Poco después, ya en 2014, la nueva concesionaria de los restaurantes y cafeterías del Congreso, Eurest, subía el precio de las bebidas de alta graduación hasta los seis euros y pico.

Dos años después, el Gobierno municipal de Madrid regido por la confluencia de Podemos y Ahora Madrid, saca un Concurso para la prestación  de un servicio de Restauración y Cafetería para los asistentes a las sesiones del Pleno del Ayuntamiento de Madrid, a fin de que no se produzca ninguna interrupción durante su desarrollo teniendo en consideración la duración de las mismas. Para todo ello, el equipo de Manuela Carmena dispondrá de un presupuesto de 157.806 euros (78.903 euros anuales), para un contrato de 24 meses. Precisamente, parece que los Plenos municipales -y no las comidas que allí sirven-, no le sientan muy bien a la alcaldesa jurista que en el día de ayer era hospitalizada en La Princesa tras sufrir una indisposición durante el Pleno.

Carmena se suma a la casta

Las nuevas viandas tendrán como cometido, sostener a los diputados sin que flaqueen sus fuerzas. Entre estas se incluirán productos fríos y calientes, piezas dulces tales como mini bollería variada, pastas de té o bizcochos y piezas saladas, tales como mini sándwiches, medias noches, mini empanadillas, tortilla, canapés o mini tostas, entre otros. Asimismo, se incluirán brochetas o surtido troceado de frutas de temporada. Por lo que respecta a las bebidas, estas se servirán de forma ilimitada durante la franja horaria de prestación del servicio, incluyendo bebidas frías y calientes, café, leche, infusiones, agua mineral, zumos de fruta, yogurt batido y refrescos variados.

Así pues, el servicio de Restauración y Cafetería ordinario, tendrá una duración de dos horas e incluirá, para 120 personas: café con o sin leche, infusiones, zumos de frutas, yogurt batido y refrescos, agua mineral; tres piezas dulces por persona (mini bollería variada, pastas de té, bizcochos, etc.); y tres piezas saladas por persona (mini   sándwiches, medias   noches, mini empanadillas, tortilla, canapés, mini tostas, etc.). Además, el servicio de restauración y cafetería  reforzado,  tendrá una duración de tres horas e incluirá, para 120 personas, un refuerzo de refrescos y bebidas frías o calientes, así como cuatro piezas saladas más por persona, distintas de las anteriores.

En aquella discusión acalorada entre Villalobos e Iglesias la popular llegó a decirle al líder de Podemos que “el tiempo es muy largo y tú no sabes que va a pasar con tu partido”. La teoría del boomerang vuelve a ensamblar como anillo al dedo en la política española.

Extravagantes iniciativas

Los casi 160.000 euros para el catering de los plenos municipales no son más que una medida dentro del abanico de iniciativas extravagantes y costosas que está llevando a cabo el aparato de Gobierno de Manuela Carmena. En lo que respecta a las Guarderías, el municipio madrileño acaba de aprobar el servicio propio de Escuelas Infantiles del Ayuntamiento de Madrid, por el que se crea una red municipal independiente de la Autonómica, que el municipio deberá seguir financiando. Los votos a favor de esta ordenanza han sido de Ahora Madrid, PSOE y Ciudadanos, mientras que el PP ha manifestado su rechazo. De este modo se crea una red municipal de 56 Escuelas Infantiles, lo que supone un gasto extra para el consistorio que ya disponía de este servicio cubierto gracias a la red autonómica.

El colmo de los disparates se lo lleva una licitación en ciernes que pronto campará por Madrid. Se trata de la introducción de un rebaño de ovejas en la Casa de Campo para reducir la posibilidad de conatos e incendios gracias a la limpieza de los pastos, alimento de los animales, además de abonar el campo. Una medida que Carmena camufla como la “reintroducción de elementos naturales en un entorno forestal”.

Doinel Castro