Menú Portada
En la actualidad hay varias causas pendientes de resolución

La tormentosa relación del Real Madrid con la Hacienda Pública

Octubre 1, 2007

El club que preside Calderón sigue sin imputar en gastos un importe de 21,8 millones de euros porque cree que ganarán el juicio contra la AEAT

La actual Junta admite no haber actualizado unos ingresos de pasados ejercicios por “el impacto que podría tener sobre resultados económicos registrados en dichos años”


El Real Madrid, según informó a sus socios en la última asamblea ordinaria de la entidad, mantiene con la Hacienda Pública Española un continuo desencuentro que se remonta a 1988, momento en que el club reclamó unos ingresos indebidos a la Agencia Estatal Tributaria (AEAT). De entonces a hoy todavía se mantienen abiertos expedientes, recursos y pagos pendientes, que pueden hace modificar la contabilidad del club.

El no ser Sociedad Anónima Deportiva tiene sus ventajas. Por ejemplo, si usted va al Registro Mercantil y pide las cuentas de una SAD, del Real Betis por ejemplo, a usted se las dan previo pago de 12 euros. Pero si las que quiere son de un Club Deportivo, por ejemplo el Real Madrid, el Athletic, el Barcelona o el Osasuna, no se moleste que como no están obligados no las entregan.
Eso no les libra del control de Hacienda, pero sí de las actuaciones de sus socios, que no pueden, por ejemplo, exigir que la junta avale los presupuestos cuando acaban los ejercicios en números rojos, si las cuentas que les entregan están manipuladas, como, por ejemplo, las del pasado ejercicio del Real Madrid.

24 millones no contabilizados en la deuda

Dicen los auditores Ernst y Young en su informe:
“Como se indica en la Nota 17 de la memoria consolidada de las cuentas adjuntas y como consecuencia de las inspecciones finalizadas en ejercicios anteriores y correspondientes a las declaraciones fiscales de 1996 a 1999, la inspección tributaria levantó actas por 51 millones de euros en concepto de cuotas, sanciones e intereses, que fueron firmadas en disconformidad y recurridas por el Club. Si bien el importe mencionado ha sido pagado en años anteriores, se encuentra pendiente de imputar a gastos un importe de 21,8 millones de euros, por entender la Junta que los recursos planteados se resolverán de forma favorable para el Club. Adicionalmente se encuentran pendientes de registrar sanciones por dos millones de euros que se encuentran igualmente recurridas. Los efectos y consecuencias que se pudieran producir el futuro como resultado de la resolución final de los recursos planteados, de las solicitudes de ingresos indebidos y de otros riesgos fiscales adicionales debido a las diferentes interpretaciones de la normativa fiscal aplicable pudieran existir para los ejercicios e impuestos abiertos a inspección, no pueden ser objeto de cuantificación o estimación objetiva al 30 de junio de 2007 ya que dependerán de la evolución futura de las incertidumbres descritas”.
Quiero ello decir que faltan por imputar casi 24 millones de euros en las cuentas, y que si se ganan los juicios, se contabilizarían como ingresos, pero el Real Madrid está
obligado a imputarlo en sus cuentas y no lo hace porque no le parece oportuno.
Pero no es éste el único caso pendiente de resolución. Según recoge el Real Madrid en sus cuentas, están pendientes los siguientes casos:
1. Liquidaciones del período 1990 a 1993 por valor de 12.525.000 euros, provisionados por el Club en 2003 y pagadas en su totalidad y recurridas al Tribunal Supremo.
2. Liquidaciones del período 1996 a 1999 por importe de 48.930.000 euros, recurridas ante el Tribunal Superior de Madrid. Corresponden al tratamiento fiscal aplicado por el Club sobre los derechos de imagen y de marca y por la no deducción del IVA.
3. Sanciones por importe de 2 millones de euros, con sentencia favorable al Real Madrid que han sido recurridas por Hacienda. En 2006 el Real Madrid ya hizo pago a otras sanciones similares por sentencias firmes desestimatorias contra le entidad y que van incluidas ya en el gasto de este pasado ejercicio.
4. Retenciones soportadas por la explotación de los derechos de imagen y la cuotas del IVA pendientes de devolución por la AEAT, sin especificar la cuantía.

Los derechos audiovisuales y la publicidad

Si aún tienen alguna duda que en las cuentas del Real Madrid las juntas actúan como mejor les interesa a ellas, no al Club, ahí está el caso de los derechos audiovisuales y publicidad.
Resulta que entre 1997 y 2000, las juntas registraron en las cuentas como ingresos del ejercicio los importes percibidos por la cesión de derechos audiovisuales y publicidad, al entender que se devengaban con el cobro de los mismos. Lo de ‘entender’ es un eufemismo y quiere decir que se hizo a sabiendas.
Pero el ICAC, el Instituto de Contabilidad y Auditorías de Cuentas, dictó una resolución en 2004 donde precisaba que la cesión de derechos generaron unos ingresos vinculados a una prestación de servicios, que debieron contabilizarse como ingresos a distribuir en varios ejercicios hasta que se produjera la efectiva prestación del servicio.
Y va la junta de Calderón y dice que “no ha modificado el criterio anterior dado el impacto que podría tener sobre resultados económicos registrados en dichos años”. Y se quedan tan contentos.
Y mañana, más.