Menú Portada
¿Dónde está Ylenia? Viva o muerta

La tía de Ylenia Carrisi se embolsa veinte mil euros

Julio 3, 2011
pq_927_taryn_power.jpg

La desaparición de Ylenia Carrisi sigue siendo un filón mediático. Tras diversas informaciones que apuntaban a que la hija de Romina Power y Al Bano podría estar en un convento greco ortodoxo de Arizona, los medios arden. Todos hablan de la posibilidad de que la joven, que ahora tendría algo más de cuarenta años, podría seguir huyendo de su pasado, quizás atemorizada por las consecuencias, graves e irreversibles, que podría haber tenido su escape inesperado. Dicen que grupos muy peligrosos podrían tener algo que ver en una desaparición tan enigmática como apasionante. Hace unos días emocionó la intervención de Taryn Power, la tía de Ylenia, quien tiene la convicción de que su sobrina sigue con vida. Taryn, que percibió veinte mil euros por su sonada comparecencia, sorprendió con los argumentos que aportó para apoyar su teoría. Insinuó que los extraterrestres pudieron tener algo que ver en la famosa huída: “Yo creo que mi sobrina está viva, no dejo de pensarlo. No tenía motivos para desaparecer y son muchas las personas que, día tras día, me dicen que está en algún lugar. Hay quien me la sitúa en Suecia. Muchas videntes me lo han dicho sin conocer a Romina ni a nadie”.

A pesar de que el testimonio extrasensorial de Taryn puede resultar frívolo o desacreditado, lo cierto es que su seguridad a la hora de expresarse rompe con todos los tópicos. Resulta sorprendente que sea capaz de mantenerse convincente al asegurar que su sobrina sigue viva. Es una creencia más, aunque en este caso avalada por las intervenciones de varios médiums que, según ella, desconocían tan mediática desaparición. Sin embargo, aunque hay voces completamente discordantes, parece que Romina Power apoya completamente su versión. Es lo llamativo del caso. Las lenguas de vecindona aseguran que la italiana firmó un acuerdo privado con Al Bano para permanecer en silencio siempre que arreciara la tormenta. No parece extraño, pues aunque siempre pensó que su hija estaba viva, no se opuso a la denuncia que su ex marido quería interponer a Lydia Lozano cuando abrió la Caja de Pandora. Dicen que Romina atraviesa una fuerte depresión. Aislada del mundanal ruido, la cantante sigue anclada en un pasado que le atormenta. Insisten en que está dispuesta a batallar en los tribunales para recuperar parte del patrimonio que construyó junto a Al Bano durante sus felices años de relación. Lo tendrá difícil, pues aunque ya no es lo que era, el poder del intérprete de ‘Felicidad’ sigue manejando los hilos de las marionetas.

Por Saúl Ortiz

saul@extraconfidencial.com