Menú Portada
La entidad adjudicataria es la norteamericana United Surgical Partners Madrid SL, filial de Quiron Hospitales

La Tesorería de la Seguridad Social de Fátima Báñez pasa de la sanidad pública y se gasta 60.000 euros en exámenes urológicos privados para su personal

Abril 28, 2014

Los últimos datos estadísticos de lista de espera publicados por el Sistema Nacional de Salud a 31 de diciembre de 2012 reflejaban más de 85.000 pacientes aguardando para una consulta de Urología un tiempo medio de espera de 53 días. Incluso, para casi un tercio, de estos superaba los dos meses de dilación
La matriz principal ganadora de este concurso, adjudicado sin publicidad, es Grupo Hospitalario Quirón, que cerró el año 2012 con una facturación de 292 millones de euros
 


En el año 1991 la Organización Internacional del Trabajo concretaba la definición de la Seguridad Social comúnmente hoy más aceptada por todos: “La protección que la sociedad proporciona a sus miembros, mediante una serie de medidas públicas, contra las privaciones económicas y sociales que, de no ser así, ocasionarían la desaparición o una fuerte reducción de los ingresos por causa de enfermedad, maternidad, accidente de trabajo, o enfermedad laboral, desempleo, invalidez, vejez y muerte; y también la protección en forma de asistencia médica y de ayuda a las familias con hijos.” Desde esos años han pasado muchas cosas, especialmente dos crisis económicas, una a mediados de los 90 y otra, la que estamos aún sufrimos, que han hecho tambalear los cimientos del sistema.

Los recortes han llegado a todos los ámbitos, incluido el de la Sanidad, algo que ha movilizado a buena parte de la sociedad, especialmente los funcionarios. Pero, paradojas de la vida, estas protestas no mostraban una realidad, como algunos de los defensores de “lo público” sacan provecho de los beneficios de “lo privado”. El último ejemplo lo podemos ver con los trabajadores de la Tesorería General de la Seguridad Social dependiente del Ministerio de Empleo de Fátima Báñez.
 
Consulta privada frente a 53 días en lista de espera
 
Este organismo que se encarga, entre otras funciones, de la gestión y control de la cotización y de la recaudación de las cuotas y demás recursos de financiación del Sistema de la Seguridad Social, acaba de formalizar, por 60.000 euros, la “contratación del servicio de urología para la realización de reconocimientos urológicos al personal” a la empresa United Surgical Partners Madrid SL, filial actualmente al 100% de Quirón Hospitales SL. El concurso fue adjudicado en un proceso ordinario negociado sin publicidad. 
 
El nombre de Quirón es conocido por buena parte de los ciudadanos ya que en su Hospital de Madrid se realizaron las últimas intervenciones quirúrgicas al rey Juan Carlos. Es más, antes de estas, el centro sanitario de referencia del monarca fue la Clínica San José de Madrid, que hasta 2012 pertenecía al Grupo USP, el cual se fusionó con Quirón para conformar el mayor conglomerado de Hospitales privados de España. Después de esta operación empresarial, cerrada a finales de 2012, la compañía sanitaria  gestiona 45 centros en 11 Comunidades Autónomas: 20 Hospitales generales en España (tres en Madrid), dos de día, cuatro centros de reproducción asistida, dos centros oftalmológicos, un centro de medicina deportiva y 16 unidades de consultas de diferentes especialidades. En total, cuenta con unos 6.500 médicos vinculados, 7.000 empleados, 2.250 camas y 411.500 metros cuadrados. Tras esta integración su principal accionista es el fondo de capital riesgo británico Doughty Hanson, propietario de alrededor el 60% del accionariado, seguido por la familia de Publio Cordón, empresario desaparecido tras su secuestro por los GRAPO en 1995.
 
¿Cuál es la situación del resto de los españoles? Los últimos datos estadísticos de lista de espera publicados por el Sistema Nacional de Salud a 31 de diciembre de 2012 reflejaba -en lo referente a la consulta de Urología-, la existencia de 2,14 pacientes por cada 1.000 habitantes aguardando su cita (en torno a 85.000 personas). El tiempo de espera es más que considerable, 53 días de media, pero dispar según las Comunidades Autónomas, lo que lleva a que para casi un tercio de los pacientes (32,2%) este plazo supere los dos meses. Parece claro que la Sanidad no es la misma para todos, incluyendo los funcionarios.