Menú Portada
Dedicada a la fabricación de productos cárnicos de cerdo ibérico

La Sociedad de Miguel Bosé Brumale SL, recibió subvenciones por al menos 229.516 euros

Marzo 14, 2010

No hay nada mejor que realizar unas declaraciones polémicas para ocupar las primeras páginas de las noticias y que estas coincidan con el lanzamiento de un nuevo disco, esto es lo que está sucediendo con el capitalista Miguel Bosé y sus declaraciones y actuaciones a favor de la dictadura de los Castro.

pq_923_imgMiguel-Bosé3.jpg

Así Miguel Bosé,  aprovechando la presentación de su nuevo disco, que curiosamente se realizó en la Casa de América, pronunció la famosa frase “represión hay en todas partes”, es decir que es lo mismo la retirar una exposición de fotografías sobre el caso Gürtel en la Comunidad Valenciana que la represión de los derechos fundamentales en su amada Cuba.

¿Arrepentimiento de su concierto en Cuba? Ninguno, “En 2010 lo celebraremos en otro lugar valiente y caliente”, aunque si le pueden salir algo caras sus palabras, como se demuestra que Ayuntamientos de la Comunidad Valenciana que tenían previsto contratar galas del cantante le están dando la espalda. El primero, el de Torrevieja.

Afortunadamente para Bosé, no sólo vive de sus discos y galas, aunque sean su principal fuente de ingresos. Los negocios y el capitalismo le gustan, y por supuesto se aprovecha de los beneficios que ofrece.

Jamones en Extremadura, subvenciones de Extremadura

Brumale S. L., cuyo accionista principal accionista es Miguel Bosé, tiene su sede social en la fábrica cárnica, situada en el kilómetro 40 de la carretera EX-381 de Montánchez. Las explotaciones ganaderas están en Barcarrota-Almendral, Azuaga y Herrera de Alcántara. También cuenta con un almacén en el polígono industrial de San José de Valderas.

Con 11 trabajadores fijos su evolución es muy contraria al del sector, muy castigado por el desplome de los precios ganaderos. Así sus activos pasaron de apenas 9 millones en 2007 a 10,3 millones en 2008, con un capital de más de 3,78 millones lo más llamativo es que en plena crisis haya pasado sus otras deudas a largo plazo de 378.000 euros a 0 y las financieras de 1,67 millones en 2007 a solo 625.000 euros en 2008.

Pero al capitalista Bosé, le gusta la vertiente más socialista de esta, es decir recibir fondos del Estado, según Balance, tiene 122.000 euros en subvenciones, cifra que para muchas empresas sería elevada, lo es aún más si tenemos en cuenta como, por supuesto legalmente, ha ido “disimulando” la cuantía principalmente por ajustes. Así el saldo a finales de 2006 era de 229.516 euros, así reduciendo 49.000 euros en concepto de ajustes por cambio de criterio , y otros 56.000 euros en ingresos o gastos reconocidos en patrimonio neto, consiguió disimular en casi la mitad la cuantía de la subvención.

Aunque visto el gusto por el socialismo, quizá el paso valiente, sería socializar su finca entre los 11 trabajadores, aunque eso mejor en la distancia de su amada y visitada Cuba.