Menú Portada
IKERCA S.L. tiene por objeto social la explotación de derechos de imagen, la compraventa, promoción y construcción de inmuebles

La sociedad de Iker Casillas declaró unos gastos de personal de 144 euros en el ejercicio de 2005 frente a unos beneficios de 1,1 millones de euros

Enero 16, 2008

La mercantil del portero del Real Madrid reflejó unas ganancias netas de 653.811 euros que no se corresponden con las declaradas en pérdidas y ganancias
 
El nuevo icono del club blanco se ha lanzado al negocio de la hostelería


Tiene una cláusula de rescisión de 60 millones de euros y cobra brutos al año 10 millones de euros, lo mismo que su compañero, el holandés Arjen Robben. Tal y como ha informado extraconfidencial.com en sus últimas ediciones, Iker Casillas, el cancerbero del Real Madrid, es el máximo accionista de la mercantil IKERCA S.L. constituida para “la coordinación y explotación de derechos de imagen, en publicación y trasmisión de los mismos”, y, por otro lado, la compraventa de inmuebles y su explotación mediante el arrendamiento o cualquier otra forma”. Junto a él, sus padres, José Luis Casillas-Casillas, y su madre, María del Carmen Fernández González. De las distintas propiedades, tanto a nombre de la mencionada sociedad, como al suyo, ofreció en su edición de ayer este periódico una extensa relación.
Pero los números cantan. Según las cuentas de IKERCA S.L. declaradas en el Registro Mercantil de Madrid, y tal y como se puede apreciar en los documentos que se adjuntan, la sociedad de Iker Casillas declaró unos beneficios de 1.129.775, 68 euros, una vez deducido el pago de impuestos y que los destinó a “reservas voluntarias”. La entidad en la que Iker Casillas figura como administrador único duplicó los beneficios de 2004 a 2005, pasando de 784.384 euros a 1.120.758 euros. Y todo lo ha invertido en inmovilizaciones materiales; es decir, la compra venta de bienes inmuebles.

Cifras contradictorias

El inmovilizado a 31 de diciembre de 2005 ascendía a 2.470.833 euros, de los que 559 euros de destinaron a gastos de establecimiento, 2.100.980 a inmovilizaciones materiales y 369.293 a inmovilizaciones financieras. Cifras oficiales. Pero la sombra de la duda planea sobre estas cuentas: La mercantil del portero del Real Madrid reflejó unas ganancias netas de 653.811 euros que no se corresponden con las declaradas en pérdidas y ganancias.
El caso de Iker Casillas no es aislado en el mundo del fútbol. Crean sociedades para no tener que tributar el 45 por ciento que le correspondería, de acuerdo a sus ganancias, como personas físicas y acogerse, mediante mercantiles a una tributación del 35 por ciento. Un ahorro millonario.

Pero Iker es diferente, dicen que el mejor del mundo en su puesto. Así que se ha lanzado a la aventura empresarial en el negocio de la hostelería. Una macro discoteca que, por fin, crea puestos de trabajo. Una diferencia más, por ejemplo, con su capitán, Raúl González Blanco.