Menú Portada
Sólo los préstamos con entidades financieras superaban los 4,4 millones de euros en 2010

La sociedad agropecuaria de Miguel Bosé, Brumale SL, consigue salir del concurso de acreedores tras “perdonarla” hasta el 50% de sus deudas

Diciembre 17, 2012
pq_927_miguelbose.jpg

En septiembre presentó su disco, y vuelve a Televisión Española por Navidad. Después de su programa “El séptimo de caballería” y de unirse a las críticas de buena parte de actores y músicos por la subida del IVA, Miguel Bosé regresa esta Navidad a la televisión pública de la mano de un programa especial. De hecho, la grabación comenzó hace más de mes y medio, y en el interpreta a dúo los temas de su último trabajo “Papitwo” con los artistas que han colaborado con él. Promoción en la televisión pública, como lo volverá a hacer un clásico como Raphael, o Alejandro Sanz, todos ellos con discos recientes en el mercado.

Pero más allá de la promoción de su disco, Bosé afronta un cierre de año complicado para sus negocios, uno de los más conocidos Brumale SL que se dedica a la comercialización de jamón de bellota “Monsalud” desde el año 2002. Con domicilio social en Montánchez (Cáceres) tiene al menos 42 accionistas, aunque la presidencia está en manos de Miguel Bosé.  Después de un desplome en sus resultados (en 2010 cerró con 1,89 millones de pérdidas), presentó concurso de acreedores el 27 de enero, una circunstancia bastante común para muchas empresas en la actualidad.

Salvada diez meses después

Pero lo que no lo es tanto es que apenas diez meses después, el 17 de octubre, se realizará la aprobación judicial del convenio por el que se salía de esta circunstancia. De hecho el diagnóstico no era nada bueno ya que en 2010, último ejercicio con cuentas presentadas, la deuda bancaria superaba los 4,4 millones (3,5 millones a largo plazo y 1,4 millones a corto plazo) y otros 900.000 euros con otros acreedores. Con esa importante deuda bancaria (más del 80% del total), parecería improbable conseguir llevar a buen puerto un acuerdo, pero así ha sido y los bancos, que empujaron a ese paso, han permitido al final su supervivencia con un acuerdo aprobado por el 98 % de los acreedores, en un convenio que contempla una quita, o perdón de la deuda, que en algunos casos del 50 % de las deudas y hasta cuatro años de carencia (empezará a pagar la deuda a partir del quinto año).

Receptora de subvenciones

Antes de llegar a esta situación, tuvo una clara expansión en los años anteriores, buena parte a base de endeudamiento, pasando sus activos de apenas 9 millones en 2007 a 10,3 millones en 2008, con un capital de más de 3,78 millones. Pero no fue el endeudamiento el único instrumento utilizado, ya que su balance reflejaba 122.000 euros en subvenciones, cifra que para muchas empresas sería elevada, lo es aún más si tenemos en cuenta como, por supuesto legalmente, fue “disimulando” la cuantía principalmente por ajustes. Así el saldo a finales de 2006 era de 229.516 euros, reduciendo posteriormente en 49.000 euros en concepto de ajustes por cambio de criterio, y otros 56.000 euros en ingresos o gastos reconocidos en patrimonio neto, en total desapareció contablemente casi la mitad la cuantía de la subvención.

Subvenciones, y que se le perdone de forma extraordinaria deuda, no sólo comercial, si no bancaria, un “privilegio” no al alcance de muchos, pero si en las de la empresa de Miguel Bosé.