Menú Portada
Los negocios de Teddy Bautista con La Habana

La SGAE, intermediario capitalista de la discográfica estatal cubana EGREM

Septiembre 21, 2009

Distribuye discos del sello oficial cubano EGREM a través de Factoría Autor

La sociedad, 100% SGAE, Microgénesis gestiona también el portal de venta por Internet de EGREM

Conocidos miembros de la SGAE como Víctor Manuel y Luis Eduardo Aute actuaron en el concierto “Paz sin Fronteras”, acto de apoyo a la dictadura comunista


Unos se escudarán en que es difusión de la cultura, pero detrás de todo como siempre está el dinero, de una asociación sin ánimo de lucro, pero que tiene un entramado empresarial con tantos tentáculos que llegan hasta el último baluarte del socialismo verdadero, Cuba, y autores como Silvio Rodríguez y Pablo Milanés que al igual que muchos colegas españoles de la SGAE no abren la boca cuando la censura cubana lleva a los “independientes” tribunales cubanos a músicos que tienen la infeliz idea de ser ligeramente críticos con el régimen.

Una de las ramas del entramado es Fundación Autor, que gestiona la marca discográfica Factoría Autor. La actividad de Factoría Autor comprende actividades titulares, como la constitución de una red nacional de distribución propia con la que la SGAE comercializará sus títulos discográficos y los de aquellas compañías independientes que lo soliciten, y en esa categoría de “independiente” cuelan el sello oficialista cubano EGREM.

La marca discográfica de la SGAE distribuye los catálogos de Unicornio (que cuenta con el asesoramiento artístico, como no, de Silvio Rodríguez) y EGREM.

Así de la mano de Unicornio llegan a las tiendas españolas las distintas producciones discográficas de destacados artistas cubanos como Pancho Amat, Santiago Feliú, Amaury Pérez, Rey Guerra, Liuba María Hevia, Marta Valdés o Lázaro Ros, entre otros y por su parte la casa discográfica oficial de Cuba, pone a disposición de la Factoría Autor de la SGAE todo su extenso archivo fonográfico, todos unos fondos “apropiados” por el Socialismo Cubano que la SGAE

Todas las producciones de la Factoría Autor contarán a partir de febrero con una red de distribución propia, en la que se integran 15 vendedores repartidos por todo el país. En este sentido, la SGAE ofrecerá este servicio de distribución a aquellas compañías independientes que así lo demanden, para así facilitar el buen flujo y movimiento de las músicas y los autores que no disponen de los cauces comerciales, de promoción y venta habituales.

También en Internet

En 2003, SGAE decide traspasar sus activos tecnológicos a otra filial 100% suya: SDAE. La actividad fundamental de ésta se centra en el mundo digital y de Internet a través de portales de venta de contenidos, sistemas de protección de copia privada (DRM) con la clara intención de ser comercializados y obtener con ello un beneficio lucrativo.

De esta sociedad es filial Microgénesis, que entre sus negocios está la gestión de los portales de venta de música en los portales Latinergy, Museekflazz, Nubenegra y por supuesto EGREM.
Y es que la SGAE hace milagros, unir comunismo y capitalismo, así no es de extrañar que Víctor Manuel o Luis Eduardo Aute acuda a la llamada de los castro para su macroconcierto del malecón. Principios con las carteras llenas, claro.