Menú Portada
LOS PRIVILEGIOS DE LA SGAE (y III)
Aunque crecen sus beneficios, desarrolla un plan estratégico para aumentar sus ingresos

La SGAE concede créditos de hasta 12.020 euros sin intereses a sus trabajadores para la adquisición de viviendas

Junio 9, 2011

La Sociedad General de Autores establece un fondo anual de 240.404, 84 euros anualmente para este concepto

También subvenciona cuota de economato y becas de estudio para sus trabajadores

Se puede acceder a un nuevo crédito, siempre que se haya devuelto el primero


Hace menos de mes y medio la SGAE presentaba sus cuentas, otro año de subida en el que los beneficios crecieron un 7,7% hasta los 365 millones de euros, un millón al día, aunque para su presidente Eduardo Bautista, no eran buenos datos. Repartir 341 de estos millones entre los socios, un 5,8% más no le debe parecer suficiente, ya que al aumentar el número de asociados toca a menos a título individual.

Por ello su énfasis, en realizar un nuevo plan estratégico para que sigan aumentando los ingresos, ya nos podemos ponernos a temblar los ciudadanos pensando cual será el nuevo invento recaudatorio.

Los que tendrán que ponerse manos a la obra para aumentar estos ingresos son los trabajadores de la entidad, y que mejor que tener un trabajador contento para ello. Ya lo hemos visto con sus subidas salariales y jornadas de 35 horas semanales, pero los trabajadores tienen otras muchas ventajas.

Créditos sin intereses

Uno de los más llamativos es respecto a los créditos, no al típico anticipo de nómina de hasta tres mensualidades si no al fondo de 240.404,84 euros que establece la SGAE para la concesión de hasta de créditos de hasta 12.020,24 euros, destinados a la adquisición de viviendas por sus empleados, y por los que sus beneficiarios no pagan ningún interés.

El destino es la adquisición de la vivienda que constituya su domicilio permanente, teniendo que hacer la solicitud antes de su compra y justificándola posteriormente con el documento público o privado de compraventa como un contrato de compraventa o escritura. Pero no se crean que sólo se benefician para la primera vivienda en la que habiten, si una vez pagado el crédito se quieren cambiar de domicilio habitual pueden de nuevo tener de nuevo acceso a este préstamo sin intereses, un crédito que se va pagando durante el período de vida laboral activa, en un plazo máximo de siete años.

Eso sí, para tener bien “vinculado” al trabajador, en el momento en que el empleado deje de pertenecer a la SGAE, ésta podrá exigirle la cancelación del crédito concedido o la parte del mismo vigente a la sazón.

Economatos y becas

Pero con reminiscencias que suenan ya a tiempos pasados, también tienen acceso al servicio de Economato, en concreto Ecore y Eclarema, subvencionando la cuota mensual de uno de ellos, teniendo el privilegio los empleados de las delegaciones en economatos similares, si los hubiere en su localidad.

También podrán solicitar los medios económicos necesarios para realizar cualquier clase de estudios de grado medio y estudios de grado superior en Derecho, Ciencias Económicas y Empresariales, Informática, Ciencias de la Información y Sociología. Asimismo, podrán solicitar los ayuda económica para realizar cursos o estudios de idiomas (inglés, francés, alemán o italiano), cualquier lengua del Estado español, música y materias económicas, fiscales y laborales, informática, cálculo y contabilidad, y taquigrafía y mecanografía. Un trabajador bien formado es una buena herramienta para recaudar.