Menú Portada
Tuvo que emitir al mismo tiempo el baloncesto y el fútbol

La Sexta, en su afán acaparador, volvió loca a la audiencia con una pésima retransmisión

Septiembre 4, 2007

La Sexta, en su afán por hacerse con el mayor número de retransmisiones deportivas posibles, se encontró ayer con que el Eurobasket y la Liga de Campeones coincidían en horario. Total, pantalla partida para ver las dos cosas y el resultado fue que ni se vio el fútbol ni se vio el baloncesto.

LASEXTABASKET.jpg

El que mucho abarca, poco aprieta, reza el refrán y La Sexta, la verdad, es que va camino de ella. Quiere ofrecer tantos eventos deportivos que no se da cuenta de que es imposible darlo todo y hacerlo medianamente bien. Tras el relativo éxito que les supuso ofrecer el Mundial de Fútbol de Alemania´06, la cadena de Mediapro se colgó la medalla del Mundobasket de Japón´06 y a raíz de aquello sus dirigentes han visto que con lo único que son capaces de competir con las demás privadas es con el deporte. Y ahora lo quieren todo.

La guerra abierta en el mundo del fútbol por los derechos de la Liga española es un claro ejemplo de lo que busca Mediapro y su cadena La Sexta. Pero en ese abarcarlo todo se encontraron este lunes con que el partido de la selección española de baloncesto coincidía con el del Sevilla de la Liga de Campeones, aplazado en su día por la muerte de Antonio Puerta. En lugar de elegir una cosa u otra, tiraron por la calle de en medio y partiendo la pantalla en dos, ofrecieron las dos imágenes al unísono, dando preferencia al baloncesto. El resultado fue un galimatías insoportable, invisible para quien no sea hemétrope, y el enfado de unos aficionados y otros, como en la propia web de la cadena televisiva ha quedado reflejado por los internautas.

Publicidad engañosa

Lo peor de todo es que La Sexta hace publicidad engañosa en sus promociones cuando anuncia que ofrece todos los partidos del Eurobasket, y cometió una falta al anunciar asimismo la emisión del partido de la Champions AEK-Sevilla y luego no ofrecer más que el primer tiempo, y no completo, más algunas esporádicas conexiones del segundo tiempo.

Los seguidores quedaron defraudados por las retransmisiones, pero mucho más lo fueron los anunciantes que compraron las vallas de publicidad en los estadios y no se vieron en la pantalla. Por minutaje y por tamaño.

El tema de la coincidencia del partido de fútbol fue algo circunstancial, pero lo que no lo es y se sabía desde hacía muchos meses es que los partidos del Eurobasket coinciden en horario, pese a los cual la cadena ha insistido e insiste en vender en sus promociones que ofrecen ´todos´ los partidos del Eurobasket. Igual cuando tengan su propia plataforma digital -que es su gran pretensión- lo podrán hacer. Mientras tanto, lo máximo que pueden hacer es dar el refrito de las conexiones con cuatro pistas a la vez, sin valorar qué está pasando en cada campo y yéndose a cada una de ellas por un criterio que algún día explicarán.

Los propios comentaristas técnicos no saben muy qué hacer ni qué decir porque las más de las veces se quedan con los comentarios iniciados y sin concluir porque han de ir las imágenes a otra cancha. Penoso escuchar a Corbalán, De la Cruz, Epi u Orenga tratando de ilustrar sobre baloncesto y quedarse a medias, al margen de que los narradores saben tan poco de baloncesto que creen que se trata de fútbol jugado con las manos. Y claro, si el viejo recurso de apagar el sonido se puede llevar a cabo en un partido único, cuando te llevan de cancha a cancha no puedes hacerlo porque acabas no sabiendo ni quién juega en cada momento.

A La Sexta le vale todo

Y por si todo eso fuera poco, por primera vez en la historia de las retransmisiones, La Sexta interrumpía la emisión para meter bloques de publicidad de muchos minutos. Ni baloncesto, ni fútbol ni narices, publicidad cuando les venía bien, ya estuviera un partido de baloncesto de infarto o se fuera a tirar un penalti.

Eso sí, a la cadena d Mediapro le vale todo. Si no, lean el comunicado emitido ayer mismo: “La audiencia ha respaldado la apuesta deportiva de La Sexta que, por primera vez en la historia de la televisión en España, ha llevado a cabo una transmisión multimedia de baloncesto –el Eurobasket 07- por televisión, Internet y móvil, además de fútbol –Champions League- por televisión. La coincidencia de parte del horario de las dos competiciones, llevó a la cadena a ofrecer ambas en un innovador formato de multipantalla que obtuvo, en este periodo, una audiencia de 2,5 millones de espectadores y un 17,1 % de share“.  O sea, churras con merinas. A ver si ese ´éxito´ lo entienden de igual forma el público y los anunciantes.