Menú Portada

La Sexta demuestra su falta de coherencia informativa en las Elecciones americanas, MasterChef Celebrity sigue incumpliendo la Ley Publicitaria de TVE y Movistar lidera las plataformas televisivas de pago

Noviembre 10, 2016
ferreras

Belén Esteban celebró sus 43 años haciendo lo que mejor sabe: vendiendo su vida en las revistas. En Lecturas, ante las preguntas de Mila Ximénez, Belén carga contra la madre de Jesulín de Ubrique: “Carmen Bazán habla mal de mí a sus amistades, me ha apuñalado por la espalda (…) todos los años le mando un sobre con fotos de su nieta para ella y su familia”. Según la de San Blas, Bazán le filtraba información sobre Ambiciones: “Me ha utilizado para que yo dijera lo que ella no se atreve a decir. Cuando la echaron, Carmen lloró muchísimo, me llamó y me dijo que su hijo la había echado por el calentamiento de cabeza que le hacía María José a Jesús. Es una mujer amargada. Umberto llamó a mi madre y le dijo que a ver si me pasaba algo en alguna subida de azúcar. Luego la vida le ha castigado a él siendo diabético, ¿vale? Pues ahí lo lleva”.

Y por último arremete contra su ex utilizando de munición a la hija en común de la ex pareja, Andreita: “Jesús no tiene relación con mi hija. Ella no echa de menos a su padre porque no lo ha tenido nunca, echa de menos a su abuelo, a mi padre, que era como su padre”. Belén, que acaba de dejar de colaborar con Gran Hermano, verá desde su casa este jueves si Adara, Montse o Bea salen expulsadas de la casa mientras otra nueva compañera entra en Guadalix para sustituir a Bárbara. Y de la obsesión de Jorge Javier a la de María Teresa Campos, que ayer vio como la mayoría de colaboradores de Sálvame dicen que creen la versión de Bigote Arrocet, que está enamorado hasta los huesos de ella.

El ridículo de La Sexta

La Sexta quiso cubrir a lo grande las Elecciones americanas pero las redes sociales se volvieron contra la Cadena por una razón: la precariedad, tanto técnica como laboral, que contradice su línea editorial. Atresmedia envió a varios de sus reporteros acompañados con un palo selfie, con el que se ahorraron el sueldo de operadores de cámara.

La audiencia en la noche del martes tampoco fue para tirar cohetes: 8% de share, similar a los especiales de Antena 3 y La 1. Ferreras, que se zampó una maratón televisiva, fue objeto de mofas por la cara descompuesta que se le vio cuando un seguidor de Trump irrumpía en directo acercándose peligrosamente a su musa: Ana Pastor. Pero Ferreras tranquilo por dos razones: goza del prestigio del antisistema y consigue que la encuesta gubernamental, el CIS, diga que los españoles se informan por La Sexta cuando esta Cadena es la cuarta en el ranking de informativos.

MasterChef Celebrity suma y sigue

MasterChef Celebrity aterrizó este martes ante 2,8 millones de espectadores y un 21% de share, buenos datos pero que ni siquiera le sirvieron para acercarse a las cifras de la película El Niño que emitió Telecinco: 3,5 millones y 23,9%.

Pero el reality culinario suma y sigue, tal y como denunció Extraconfidencial (http://extraconfidencial.com/noticias/la-publicidad-encubierta-de-masterchef-junior-contradice-los-principios-de-tve-y-la-subasta-por-el-confidencial-dispara-las-alarmas/). El concurso no solo promocionó a una marca de Supermercados, sino que los miembros del jurado nombraron a un jamón serrano español de determinada localidad mientras lo disfrutaban, spot comercial evidente, y TVE llenaba las tres horas del concurso con autopromociones de MasterChef con sus cursos gastronómicos, sus libros y sus campamentos de verano.

Granjero busca esposa se hunde

El efecto de Carlos Lozano en Granjero busca esposa ha quedado en nada. Y es que el presentador cerró la quinta edición del concurso con un pobre 7,6% de media, siendo superado por lo nuevo de El Club de la comedia: 8,3%. Lozano ha cerrado el año con 1,1 millones de espectadores de media, cifra que supone el peor dato en las cinco ediciones del popular programa de Cuatro. También muy pendientes de la audiencia están Pablo Motos y Javier Cárdenas, que ayer retuiteó este mensaje: “El miedo a la pérdida de audiencia le hace a Pablo Motos y sus secuaces tener que descalificar”. Con esta acción tuitera Cárdenas se vengó de Motos, que permitió que uno de sus colaboradores, Ernesto Sevilla, le llamase esta semana “gilipollas”.

El gran momento de la televisión de pago en nuestro país

Según informó ayer la CNMC, Movistar cerró el primer trimestre del año con 3.779.088 abonados a su plataforma televisiva, cifra que multiplica casi por cinco a los 861.000 abonados con los que disponía hace apenas dos años, antes de cristalizar su compra de Digital Plus y de lanzar atractivas campañas comerciales.

Vodafone, por su parte, ha superado el millón de abonados a su televisión, cifra con la que mejora en 242.000 los números del año pasado, mientras que Orange se queda con el bronce con 370.000 abonados, 240.000 sumados en el último año.

Jorge Higueras