Menú Portada
El astillero público NAVANTIA es el máximo accionista de DEFEX

La SEPI nombra a un actor presidente de su empresa especializada en exportar armas

Julio 13, 2012

Fernando Aguilar Viyuela, compatibilizaba su cargo como director comercial de la empresa con apariciones en películas, series y falsos documentales

En su última película, “El sexo de los dinosaurios”, emitida en enero de 2010 por Televisión Española, trabajaba como protagonista

Ha realizado papeles de secundario en series como “Los Serrano”, “Un paso adelante”, “Manos a la obra” y en dos ocasiones en “Hospital Central”


Los recortes millonarios aprobados en el día de ayer por Mariano Rajoy, darán mucho que hablar. Pero en un primer análisis, muchos especialistas, fundamentalmente extranjeros, han echado en falta una de las “patas” fundamental para atajar el déficit, las privatizaciones de empresas públicas. El principal motivo es claro, el mal momento que viven los mercados financieros, que hicieron posponer las ventas de AENA y Loterías y Apuestas del Estado, pero hay otros. Y es que tras décadas de privatizaciones (Felipe González inició este proceso), quedan muy pocas empresas susceptibles de privatizar. Pero también podemos verlo del lado contrario, y analizar cuantas sociedades son susceptibles del cierre por su escasa rentabilidad.
El resultado es tener un sector empresarial público con numerosas empresas de tamaño reducido y que viven o de las subvenciones o de tiempos pasados. Este es el caso de DEFEX, la empresa española dedicada a la intermediación en la exportación de armas, una sociedad controvertida que ha sido denunciada por distintas organización por su actividad en países “comprometidos”, y que, en los últimos años subsiste por la venta de buena parte de su patrimonio inmobiliario.
Comercial, actor y ahora presidente de una empresa pública
Pues bien, a finales del pasado mes de abril, la SEPI, que a través del astillero NAVANTIA, controla la sociedad anunció el relevo en su presidencia, nombrando como máximo ejecutivo a Fernando Aguilar Viyuela, cuya “trayectoria profesional se ha desarrollado principalmente en la propia empresa DEFEX, donde era actualmente y desde hace casi veinte años director comercial y donde fue anteriormente delegado y director de la oficina de Asia en Singapur. Además, trabajó en su momento como director regional de Oriente Medio y Europa en la empresa nacional Santa Bárbara y fue subdelegado comercial de la empresa Grecsa”
Un curriculum muy completo, pero de lo que no informaba la SEPI, es como el nuevo presidente de DEFEX, lleva años compatibilizando su cargo con apariciones como actor en películas, series y falsos documentales, datos que podemos consultar en la web especializada en cine, www.imdb.com:
·         Entre los años 2000 y 2005, en dos episodios de Hospital Central:     
 
o    No se lo digas a nadie” (2005) como paciente
 
o    Regalos del destino” (2000) como el conductor Benito
 
·         Película Mala uva, año 2004, como Julián
 
·         Un episodio de la serie Un paso adelante en el año 2004
 
·         Un episodio de Los Serrano (La guerra de los Martínez) en el año 2003
 
·         La soledad era esto año 2002
 
·         Testigos ocultos año 2001
 
·         Serie, “Denninger – Der Tod des Paparazzo” como el Kommissar Sanchez
 
·         El velatorio año 2001
 
·         Raluy, una noche en el circo, año 2000, haciendo el papel del “malo”  Renco Rosso
 
·         Manos a la obra, en el episodio “Patrimonio de la humanidad” en 1999
 
·         Hechizo lunar, año 1997
El sexo de los dinosaurios
Años de director comercial, compatibilizados con una labor que suponemos le alejaría tiempo de su despacho. Pero sin duda, uno de sus papeles más “estelares” es el que realizo en la película “El sexo de los dinosaurios”, realizada en 2008 y emitida en el 2010 por Televisión Española. En el film de Oscar Vega, definido como “una mezcla de géneros, road movie, comedia y documental”, vemos como un presidente de una empresa pública nos ayuda a contestar “cuestiones esenciales de la vida como: ¿Por qué nos atraemos sexualmente? ¿Cuál fue la verdadera revolución sexual de la mujer? ¿Es matemáticamente imposible acertar en la elección de pareja? ¿Casarse o no casarse? ¿Somos polígamos por naturaleza? ¿Debe el infiel confesarlo?




Cuestiones desde luego muy importantes, pero no creemos que para una empresa que debe centrarse en gastar menos y vender más.