Menú Portada
El lenguaraz colaborador aseguró que César Sempere, amigo de Miriam Sánchez, había sido expulsado

La Selección Española de Rugby desmiente a Pipi Estrada

Junio 25, 2009

Nuevo capítulo en el culebrón Pipi Estrada-Miriam Sánchez. La Selección Española de Rugby sale al paso de las informaciones que apuntaban a que César Sempere, amigo de la Sánchez y presunto responsable de la ruptura entre el deportista y la actriz, había sido expulsado por sus malas artes en el amor.

pq_808_pipii.jpg

Se ha convertido en uno de los escándalos del momento. Desde que Miriam Sánchez, antaño Lucía Lapiedra, puso el punto final a su relación con el periodista Pipi Estrada, lo cierto es que el enfrentamiento entre ellos ha adquirido tintes benaventinos.  Tanto es así, que la amistad que Sánchez mantiene con el fornido César Sempere, jugador de rugby, ha incendiado al contertuliano. Pipi está dispuesto a todo para desacreditar a la mujer a la que juró amor eterno. No le importa propagar rumores e infundios por los pasillos y camerinos de las televisiones si la imagen de su mujer –así la llama él- queda maltrecha. Pipi se ha puesto el mundo por montera y no le importa formar parte de un asunto que huele a podrido. En el amor no sabe perder. Ya le pasó el día en que Terelu le dio puerta. Por aquel entonces José Manuel parecía poseído al enviarle incesantes mensajes de texto para recuperarla, incluso cuando supo que el corazón de la andaluza –que no me explico cómo no tiene programa propio con su desparpajo y buen hacer ante las cámaras- pertenecía al gallego Carlos Agrelo. Los Campos acabaron más que hartos ante sus llamadas en las que pedía una nueva oportunidad. Derramaba lágrimas de sangre ante los focos para luego beberse la noche madrileña a grandes sorbos. Es el mismo perro, pero con distinto collar: si antes arremetía contra Agrelo, a quien apodó ‘El pumita de Santiago’, ahora no duda en desacreditar profesionalmente a César Sampere. Sobre él ha derramado toda su ira, asegurando que la Selección Nacional de Rugby había prescindido de sus servicios porque, según él, eran contrarios a su actitud en el amor. Tela marinera. Aún no es parida la cabra y ya el cabrito mama. Por eso, la Federación Nacional de Rugby ha querido salir al paso de los maledicentes comentarios del periodista a través de un escrito remitido a los medios de comunicación. En él aseguran que la no participación de Sampere en el terreno de juego se debe a una lesión física y no a cuestiones privadas. Cuentan con él y el tiempo les dará la razón. Bofetada sin mano al lenguaraz Pipi que ahora tendrá que recular para salvaguardar su integridad. Aveniente y crudo, que así lo quiere el cornudo.
Por Saúl Ortiz