Menú Portada
Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes es la pareja candidata de la cúpula del PP para intentar ganar la alcaldía y la Comunidad de Madrid

La secretaría general del PP, María Dolores de Cospedal, da órdenes tajantes de mano dura contra Luis Bárcenas

Enero 25, 2015

Según algunas fuentes, el extesorero no tendrá más remedio que pactar con la Fiscalía Anticorrupción para obtener una rebaja en su pena de 40 años de cárcel. Y ese pacto pude llevar consigo alguna nueva revelación y un mea culpa, siempre y cuando quede libre de responsabilidad su esposa Rosalía Iglesias, por la que Bárcenas siente devoción


La Convención nacional que el PP ha celebrado este fin de semana en Madrid ha servido, al menos, para poner orden dentro de un partido político salpicado en los últimos tiempos por la corrupción de muchos de sus dirigentes. La salida de la cárcel de su ex tesorero, Luis Bárcenas, no ha hecho cambiar la hoja de ruta de la Convención. Y mucho menos de su secretaria general María Dolores de Cospedal, quien ha dado órdenes tajantes a sus más cercanos de que con Bárcenas no haya ni el menor resquicio de acercamiento. Muy al contrario, que se mantenga con él una línea dura que desde el primer momento ha mantenido Cospedal. La también presidenta de la Junta de Castilla la Mancha ha pedido que se controle sus movimientos mediáticos que desde su salida han sido numerosos.

Todo con el fin de comprobar si se lucra con ellos y se produce el pago mediante testaferros por parte de alguna televisión, lo que supondría la inmediata intervención de la Audiencia Nacional. Temen que pueda convertirse en estrella mediática de los canales de comunicación cercanos a la izquierda española (Cuatro y La Sexta, al margen de los medios digitales). Que sea utilizado con su aquiescencia, como así ha sido en los primeros días. Un comportamiento muy distinto al que tenía antes de entrar en la prisión de Soto del Real, con peineta incluida a los periodistas.

Un “apestado” para el PP

Todo indica que Cospedal lo tiene muy claro. La figura de Luis Bárcenas significa pasado dentro del PP. Para algunos un “apestado”. Estamos hablando de un período que para la Justicia comprende el periodo 1999-2005, es decir, la instrucción de la primera etapa. El Caso Gürtel no salpica en absoluto a Cospedal, ya que estamos hablando de la antigua jerarquía del PP bajo el mandato de José María Aznar –de nuevo crecido en esta Convención nacional-, y con secretarios generales como Francisco Álvarez Cascos, Javier Arenas o Ángel Acebes, que si que tienen mucho que callar y temer, aunque es público y notorio que todos ellos han mantenido una estrecha amistad con Luis Bárcenas, por lo que es difícil que éste pueda imputarles. ´

Según fuentes solventes de Génova, el núcleo duro del PP cree que Bárcenas ya no dispone de más dinamita que sacar para hacer daño, salvo sus palabras. Además su credibilidad está puesta en entredicho por sus vaivenes y sus acercamientos a determinados periodistas contrarios al Gobierno de Mariano Rajoy. Basta con escuchar sus últimas afirmaciones en las que ratificaba que el presidente del Gobierno estaba al corriente de la existencia de una Caja B en el PP, ya que percibía su sueldo en negro en un sobre que le hacía llegar el ex tesorero Álvaro Lapuerta, tanto en la sede de Génova como en su despacho ministerial. Pero en el entorno de la secretaría general creen que una cosa son las palabras y otra muy distinta son los documentos confidenciales, que consideran que Bárcenas no sacará.

Otras fuentes, por el contrario, opinan que Luis Bárcenas no tendrá más remedio que pactar con la Fiscalía Anticorrupción para obtener una rebaja en su pena de 40 años de cárcel. Y ese pacto pude llevar consigo alguna nueva revelación y un mea culpa, siempre y cuando quede libre de responsabilidad su esposa Rosalía Iglesias, por la que Bárcenas siente devoción y que, a pesar de ser uno de sus principales testaferros, según el sumario judicial, con sus continuas salidas de dinero, pretende que quede al margen de todo el procedimiento.

Todavía quedan 30 millones de euros sin aparecer

El último Informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía (UDEF), remitido al juez de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, estima que el ex tesorero popular tenía más de 48 millones de euros en paraísos fiscales, aunque esta cantidad podría ser aun mayor. La mayor parte de este dinero estaba inicialmente guardado en dos bancos suizos: el Lombard Odier y el Dresdner Bank, pero tras la explosión del Caso Gürtel, Bárcenas maquinó toda una trama internacional de blanqueo con conexiones en Argentina (aquí con el claro apoyo de Ángel Sanchís, otro ex tesorero del PP), Uruguay, Panamá, Estados Unidos, Bahamas y hasta en Canadá y China.

Los informes policiales indican que el origen ilícito de su fortuna proviene en su mayor parte de sus conexiones con la trama Gürtel y con su ideólogo, Francisco Correa. Aseguran que una gran parte de ese dinero procede de las comisiones que la red cobraba a cambio de la adjudicación de obras públicas. Sin embargo, Bárcenas siempre alegó que estos ingresos procedían de negocios vinculados al arte, a la explotación agrícola, a sus inversiones en bolsa y a su penetración en los mercados continuos.

La Justicia cree que Bárcenas ha llegado a tener en Suiza 48,2 millones de euros. Pero de todo este dinero, las autoridades suizas sólo han conseguido intervenir unos 17,5 millones de euros. Es decir, que todavía siguen sin aparecer, ni aflorar, más de 30 millones de euros. No obstante, fuentes de la investigación consideran que su fortuna en el extranjero podría ser aún mayor, ya que aún quedan varias comisiones rogatorias por responder. Se estima que el rastro del dinero que envió desde Suiza a Uruguay ha desparecido. Por ejemplo, la UDEF descubrió que desde Uruguay se habían ordenado 23 transferencias a diversas sociedades radicadas en Argentina, Estados Unidos, Gran Bretaña, China, Hong Kong, India y Tailandia. Los investigadores no han encontrado ningún otro movimiento sospechoso que lleve al dinero que todavía oculta en el extranjero. Que para los investigadores es mucho. La dificultad radica en que con ese dinero ha podido adquirir otros bienes o invertir en valores y acciones, cuya pista ya se ha perdido.

El rastro del pago de la fianza
 

Según el propio juez Pablo Ruz, Luis Bárcenas tiene “una importante infraestructura patrimonial de difícil y compleja incautación y control judicial (…) por lo que es muy complicado hacer una estimación definitiva de cuánto dinero oculta a día de hoy en el extranjero“. No hay que olvidar que en 2012 se acogió a la amnistía fiscal aprobada por el Gobierno del PP y regularizó con el Fisco 1,23 millones de euros.

Para evitar que la UDEF y la Justicia pudieran seguir el rastro del dinero pagado por su fianza de 200.000 euros, impuesta para poder salir de la cárcel tras 19 meses encarcelado, han sido nueve familiares de Luis Bárcenas (hermanos, sobrinos, cuñados, tías y suegra), los que han aportado el dinero. Se trata de evitar lo que le aconteció a otro dirigente popular imputado por corrupción, el ex ministro Jaume Matas. Al ex presidente de las Islas Baleares se le siguió el rastro del pago de su fianza mediante avales del Banco de Valencia lo que permitió a la Policía descubrir toda la red que había tejido en Estados Unidos cuando estuvo allí “huido” antes de ser detenido y que saltara todo el escándalo del Caso Palma Arena, que luego dio también con el Caso Noos y la imputación de Iñaki Urdangarín y la infanta Cristina de Borbón.

En esta ocasión y para evitar el seguimiento de un dinero oculto, Bárcenas ha recurrido a su círculo más íntimo para reunir ese dinero. Así, en las cuentas de la Audiencia Nacional se han ingresado cinco transferencias por valor de 110.000 euros y el resto, 90.000 euros, en metálico. Nadie de los investigadores duda de que Bárcenas tiene dinero suficiente para haber podido pagarse la fianza de 200.000 euros pero así evita que el origen de esos fondos hubiera sido fiscalizado por la policía.

Actualmente, el patrimonio conocido de Luis Bárcenas y de su mujer Rosalía Iglesias, está embargado por la Justicia. Tiene bloqueadas once cuentas bancarias, dos pisos, tres plazas de garaje y un chalé en la estación de Baqueira Beret. Pero esto significa tan sólo un valor escasamente superior a los 2 millones de euros. Una cantidad insuficiente para satisfacer las dos fianzas de responsabilidad civil que tiene el matrimonio: Bárcenas 42,3 millones y Rosalía Iglesias, 6 millones. Además, la Agencia Tributaria les reclama otros 11,5 millones de euros por impagos de IRPF e Impuesto sobre el Patrimonio. Muchas han sido las empresas utilizadas por Bárcenas para esconder su millonario patrimonio. Por ejemplo: la Fundación panameña denominada Sinequanon; las sociedades uruguayas Tesedul, Rumagol, Lidmel Internacional y Grupo Sur de Valores; la panameña Granda Global; o la sociedad ubicada en Las Bermudas, Impala Limited.

La convención del PP también aporta otros datos relevantes: los posibles candidatos para autonómicas y locales

Pero la Convención nacional del PP que clausuró este pasado domingo Mariano Rajoy, también ha aportado datos significativos por los pasillos del Palacio de Congresos de Madrid. Lo más significativo es que Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes se consolidan como la pareja candidata de la cúpula del PP para intentar ganar la alcaldía y la Comunidad de Madrid. Según las encuestas internas del PP, la líder del PP madrileño es la única candidata que podría ganar la alcaldía de la capital de España para el partido liderado por Mariano Rajoy.

Y aunque se barajó la posibilidad, publicada por este periódico en exclusiva, de que la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, podría optar también a ser candidata a la alcaldía, todo apunta a que ella misma ha sido la primera que se ha eliminado de la lista, ya que pretende seguir con su carrera en La Moncloa y rotularse como posible sustituta a Mariano Rajoy y como candidata a unas próximas elecciones generales.

En cuanto a la comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes se postula como el mejor relevo a Ignacio González, que todavía sigue manteniendo su lucha por seguir en el poder, como se ha visto este fin de semana en la Convención. Pero en Génova no ven con buenos ojos de nuevo un duopolio formado por Aguirre y González, que daría aun más poder a la ex presidenta en su feudo madrileño, por eso son mas partidarios de la entrada rompedora de Cristina Cifuentes, que también durante este pasado fin de semana ha tendido apariciones estelares por el Palacio de Congresos de Madrid y que, además, según las encuestas internas, está bien valorada por la ciudadanía.

Cospedal no quiere sorpresas
 

Además, la posibilidad de que Cifuentes fuera presidenta de la Comunidad de Madrid implicaría la aparición de un tsunami en el PP madrileño, ya que habría que cambiar todo su organigrama. En su día, en plena batalla con Alberto Ruiz Gallardón por el poder en el PP de Madrid,  Esperanza Aguirre dijo, y está en las hemerotecas, que la presidenta de la Comunidad de Madrid debería ser por lógica la presidente del PP de Madrid. Y en ese caso, eso supondría que de ganar Cifuentes, Aguirre debería dejar la presidencia del PP de Madrid y dedicarse únicamente a la alcaldía si la consiguiese. Y eso en Génova se ve con muy buenos ojos. La actual cúpula nacional del PP quiere que de una vez por todas se produzca un cambio en el PP de Madrid, salpicado duramente por la corrupción de sus dirigentes (por ejemplo, con la operación Púnica). Y Cifuentes podría ser el recambio deseado y no manchado. Aunque algunas fuentes indican que “conociendo a Aguirre la batalla será dura”.

Al margen de la candidatura de Madrid, muchas otras serán también significativas y se conocerán en los primeros días de febrero, una vez pasada esta Convención donde se ha cerrado filas en torno a Rajoy y se ha evitado escisiones. Por ejemplo, otro hombre fuerte del PP valenciano, Gerardo Camps, se postula para ser alcalde de Benidorm. Pero la batalla por las candidaturas a las municipales no ha hecho sino comenzar. María Dolores de Cospedal quiere tener todo atado y que nada se salga de la línea que ha marcado. Un posicionamiento que, como se ha dicho, pasa por ignorar a Luis Bárcenas, aunque todo dependerá de la munición y puntería que tenga para dar en el blanco.

Juan Luis Galiacho

juanluisgaliacho@extraconfidencial.com

 @jlgaliacho