Menú Portada
El cantante, que ha teñido su pelo de rubio, disfrutó en compañía de una rubia

La rubia de Dani Martín

Mayo 25, 2009

El pasado domingo, Dani Martín conversó alegremente con una joven rubia, de aspecto apetecible, a la que espetó incesantes “te quiero”.

pq_784_danimartin.jpg

Domingo. Barrio de La Latina. Madrid. Un repentino frío otoñal se convierte en enemigo pasajero de los que, cada fin de semana, ahogan sus penas en alcohol en la plaza de la Cebada. Cientos de jóvenes se agolpan en las principales plazas y callejuelas de la ciudad. De repente, una voz resulta más que familiar. Es él. No hay duda, a pesar de que va oculto tras un tinte de pelo rubio panocha. Es Dani Martín, el vocalista de ‘El Canto del Loco’. No está solo. Dos sensuales mozarronas encumbradas sobre sandalias veraniegas le acompañan, aunque él únicamente conversa con una rubia de mirada empalagosa. A Dani parece no importarle que se le haya descubierto y no oculta estar divirtiéndose. La vehemencia de sus palabras llama poderosamente la atención. La dama sonríe clandestinamente, y él la corresponde con un dulce beso en la mejilla. Martín es todo un seductor. De entre sus labios se escapan varios “tú sabes que te quiero” que ponen el broche final a una conversación que se funde en abrazo. Quién sabe el motivo por el que Martín optó por espetarle tamaña declaración de intenciones, quizás eran amigos de la niñez. La joven parece ruborizada y gesticula apasionadamente. A pesar de seguirle el juego, parece no estar completamente convencida de lo que está escuchando. Ella parece más tranquila. Su otra amiga, vestida a su imagen y semejanza, espera dubitativa en la otra esquina. Los minutos pasan y el cantante ríe ruidosamente. Hace poco que se reconcilió con esa Patricia Conde que ahora va de intelectual, y parecía estar más que ilusionado. Sin embargo, la suya es una relación de duración irregular que, si en ocasiones parece férrea, en otras la fragilidad se hace evidente. Quién sabe.
Por Saúl Ortiz
saul@extraconfidencial.com