Menú Portada
Ya nunca se podrá construir una Casa-Museo

La residencia de Joan Miró en Mallorca, convertida en una vivienda minimalista por uno de sus nietos

Octubre 25, 2010

Son Abrines, a trescientos metros del Palacio de Marivent en Palma de Mallorca, fue la residencia de Joan Miró desde el año 1956 hasta su muerte en 1983

Joan Punyet Miró, está casado con Marisol Ramírez, periodista y cabeza de lista de Esquerra Unida al Congreso de los Diputados en las Elecciones Generales de 2008

A la hora de solicitar licencia de obra, el heredero del artista no encontró reparo alguno por parte de un Ayuntamiento gobernado por el PSOE en coalición con Esquerra Unida


Si alguien pensaba que la residencia en la que vivió y murió en Mallorca uno de los máximos representantes mundial del surrealismo, Joan Miró, podría convertirse en Casa-Museo debe olvidarse de esta idea, pues con las obras ya concluidas no queda ni rastro de cómo vivó este artista multidisciplinar en la Isla. Sólo se han conservado los muros exteriores.
 
Son Abrines, a trescientos metros del Palacio de Marivent en Palma de Mallorca, fue la residencia de Joan Miró desde el año 1956 hasta su muerte en 1983. El artista y su esposa, Pilar Juncosa, llegaron a Mallorca huyendo de las tropas alemanas tras su entrada en París. Miró, hijo de catalán y mallorquina, veraneaba en la Isla desde su infancia y es aquí donde materializó su sueño de tener una casa y un taller para trabajar con tranquilidad.
 
La residencia del genial artista ha sido transformada en una moderna vivienda minimalista por su nieto Joan Punyet Miró. Éste, casado con Marisol Ramírez, periodista y cabeza de lista de Esquerra Unida al Congreso de los Diputados en las Elecciones Generales de 2008, recibió la casa en herencia y, antes de vivir en ella, decidió acometer una reforma integral.

Sin reparos del Ayuntamiento socialista

A la hora de solicitar licencia de obra, Joan Punyet no encontró reparo alguno por parte de un Ayuntamiento gobernado por el PSOE en coalición con Esquerra Unida y los nacionalistas de Unión Mallorquina. Nadie de Patrimonio ni de la Concejalía de Cultura valoró la conveniencia de conservar la residencia de Joan Miró tal y como el artista la ideó. De hecho, su creador fue Enric Juncosa, hermano de Pilar, que la diseñó siguiendo los deseos de matrimonio.

 
Son Abrines pertenece a lo que se conoce como Territorio Miró, un recinto amurallado que acoge en su interior el edificio del Museo creado por Rafael Moneo; la posesión de Son Boter, inmueble comprado con el dinero que obtuvo por el premio que le otorgó en 1959 el Museo Guggenheim de Nueva York donde instaló un taller de grabado y dejó numerosos grafitos en las paredes; el taller diseñado por el arquitecto y amigo Josep Lluis Sert, y, por último, otro inmueble en el que reside Emilio Fernández Miró, otro de sus nietos.
 

Diego Feliu