Menú Portada

La renovación de Messi paralizada: nadie de la directiva del Barcelona se ha puesto en contacto con el entorno de Leo

Julio 26, 2016
messi

No está siendo un verano sencillo para Leo Messi. A la dolorosa derrota en la final de la Copa América ante Chile (a cuyo término anunció la retirada de la selección argentina), hay que sumarle la condena a 21 meses de prisión por parte de la Audiencia de Barcelona por evasión fiscal. Es por eso, y por su previsible malestar, que las alarmas han saltado en Can Barça con respecto al futuro del vigente ganador del Balón de Oro.

Vuelta al trabajo por sorpresa y con nuevo look

El crack argentino volvió a la ciudad condal hace unos días. En un principio se esperaba que la recta final de sus vacaciones las pasara en su residencia habitual, lugar donde podía reflexionar sobre su futuro. A Leo se le vio cenando con su amigo y compañero Luis Suárez en Castelldefels (el lugar donde ambos residen), con rictus de alegría y serenidad acompañado de una tupida barba.

Pero la sorpresa, por partida doble, saltó durante el pasado fin de semana. Primero fue el propio Barcelona el que anunciaba el regreso al trabajo de Messi, que no tenía que volver a los entrenamientos hasta el uno de agosto. De esta forma, el argentino está incluido en la lista de convocados para el stage de St George’s Park (Inglaterra) que comienza este mismo lunes. Unas horas después, una imagen colgada por su pareja en las redes sociales inundó al planeta de asombro: se podía ver al futbolista con el pelo teñido de rubio platino, la ya mencionada barba pelirroja y un gran número de tatuajes.

El Barça sólo mueve ficha en Twitter

Hasta el momento, el Barcelona no se ha puesto en contacto con el entorno de Leo Messi para ofrecerle una mejora de contrato. Recordemos que la relación contractual de la estrella argentina se extiende hasta junio de 2018, con una cláusula de 250 millones de euros.

Lo que sí que ha hecho la entidad presidida por Josep María Bartomeu es lanzar en Twitter la campaña #TodosSomosLeoMessi después de la condena recibida por Leo y por su padre. El objetivo de esta iniciativa era mostrar públicamente el apoyo a su jugador referente, aunque de momento ese apoyo se ha quedado en el mundo virtual. No obstante, es posible que en el club blaugrana estén esperando a que Messi comience la rutina con el equipo para comenzar las negociaciones.

La reciente renovación de Neymar ha acrecentado aún más la necesidad de volver a revisar el contrato de Leo Messi, aunque, llegados a este punto, el aspecto económico no lo es todo para el entorno del argentino.

Momentos difíciles

Como hemos venido contando puntualmente en Extraconfidencial.com, el proceso judicial contra Leo y su padre -Jorge-, ha hecho que los últimos meses hayan sido especialmente complicados para la familia Messi. El clan ha notado el contundente rechazo (en ocasiones acompañado de duros ataques verbales) de una parte de la población, además de la pluma afilada de más de algunos periodistas. Por eso, cuando hace unas semanas se les preguntaba por su futuro, tan sólo acertaban a responder: “De momento vamos a mantener la cabeza fría”. Y después de eso, el silencio.

Ahora, padre e hijo regresan de sus vacaciones con la cabeza despejada, sí, pero también con la fortaleza de quienes se saben repuestos de una dura adversidad, acaso preparados para comenzar una nueva vida. Por el momento, una vida lejos de la albiceleste. Bartomeu y compañía esperan que no sea también lejos del Barça.

Una salida casi imposible

En cualquier caso, la salida de Leo Messi (a corto plazo) del Barcelona se antoja casi imposible. Además de la elevadísima cláusula de rescisión están los emolumentos del jugador, difíciles de afrontar para cualquier club del mundo. Da la sensación de que para que el argentino se marchara, debería dar el primer paso y afirmar en público que su deseo es no seguir en la entidad culé. Y aun así sería muy complicado: si el Barça se niega a negociar, obligaría a cualquier club interesado a abonar 250 millones de euros, lo que supondría un auténtico hito en el mundo del fútbol.

Parece que las posiciones de ambos (club y jugador) no están, ni mucho menos, tan alejadas para llegar a una situación de esa índole. El hecho de que el futbolista haya adelantado su regreso al trabajo es síntoma de que las relaciones no son negativas. Con o sin cambio de look, Messi seguirá en el Barcelona pero -de momento- de renovación, nada de nada.

Felipe de Luis Manero

@FelipedeLuis99