Menú Portada

La renovación de Messi, otro cisma entre la directiva y la plantilla del Barça

Enero 13, 2017

Las declaraciones del CEO de la entidad culé no sentaron bien en el vestuario

messi-bartomeu

A pesar de la balsámica victoria ante el Athletic, en el Barça las aguas continúan muy movidas. El ambiente es extraño, de confusión e incluso de separación. Todos reman en la misma dirección, pero lo hacen de maneras diferentes. Un claro ejemplo de ello es el nuevo ‘caso Piqué’: Luis Enrique y el club -en un principio- se posicionaron lejos de la postura del defensor antes del partido del miércoles. La afición presente en el Camp Nou, por su parte, decidió otorgarle su apoyo, demostrando que no ve con malos ojos el retorno a los tóxicos hábitos del pasado. La respuesta del respetable era previsible pero lo que sorprendió más fue la alocución del secretario técnico de la entidad blaugrana, Robert Fernández: “Como futbolista, hubiera hecho lo mismo que Piqué. Las imágenes no engañan. Trabajaremos para que eso no pase”. Esta suerte de amenaza tira por la borda el mensaje oficialista que con tanto ahínco defendió Luis Enrique un día antes. Y ahora, en medio de este áspero clima, asoma otro problema sin resolver: la renovación de Messi.

Óscar Grau ha sido el último en tirar la piedra

El directivo ejecutivo del Barça, Óscar Grau, ha sido el último en evidenciar las diferencias entre la directiva y Leo Messi en torno a la renovación del argentino. “Queremos tener a los mejores, pero quizás tengamos que priorizar. Hay que analizarla desde el sentido común y la cabeza fría”. La idea que se desprende de estas palabras es, básicamente, que la entidad catalana no va a tirar la casa por la ventana para retener a Leo. Como Grau también aprovechó para definir la postura del club en el tema de los arbitrajes -esa que se saltó Robert Fernández– es de suponer que esta intervención estaba avalada -y muy posiblemente elaborada- por Josep María Bartomeu.

La respuesta de la plantilla llegó de inmediato. Al término del partido Luis Suárez zanjó el tema con un trallazo similar a los que lanza en el campo: “A Messi lo que hay que hacer es renovarle, no tener sentido común”. Primer disparo. Le siguió -en esta ocasión arriesgándose a no seguir la línea marcada por el club– Luis Enrique: “No sé de número, solo sé de fútbol y quiero que Messi siga el máximo de años en este club. No recuerdo un partido en el que no sea fundamental”. Segundo disparo. Cabe recordar que el delantero uruguayo es uno de los futbolistas mejor pagados del Barça con lo que en otro tiempo y en otro lugar posiblemente fuera su competidor y esas palabras nunca hubieran salido de su boca. Por otro lado, el entrenador que ahora le defiende intentó -en vano- sustituirle durante un partido y poco después se enfrentó a él. Nada de eso importa ahora. No hay fisuras en torno a Leo, todos sus compañeros le quieren cerca y todos le saben como el líder natural del grupo. Un líder que comunica con el balón. No se recuerda nada igual en ningún otro equipo.

A jugadores y entrenador hay que añadirle, por supuesto, la afición. Los seguidores del Barcelona son conscientes de que, a día de hoy, el factor diferencial del conjunto azulgrana es Leo Messi y no se imaginan el futuro sin el argentino. Para completar el círculo, la mayor parte de periodistas cercanos a la entidad azulgrana están mostrando su desacuerdo con las palabras de Grau.

¿Responderá Messi esta vez?

Esta situación tiene un claro precedente. Hace poco más de tres años el vicepresidente económico del Barça en aquellos entonces –Javier Faus– dijo no entender la necesidad de renovar cada poco tiempo al rosarino y se llevó una seria reprimenda del propio Leo Messi. En esta ocasión parece que el futbolista -más maduro- abogará por la prudencia. Después del partido ante el Athletic se limitó a colgar una fotografía con unas palabras de alegría por haber pasado la eliminatoria.

El entorno del jugador está optando, de nuevo, por el hermetismo y la cautela. Quieren meditar cada acción, pero saben que, en el fondo, tienen la sartén por el mango: la prensa mundial ya especula con la salida de Leo de España. Es el Barcelona el que tiene miedo.

Felipe de Luis Manero

@FelipdeLuis99