Menú Portada

La renovación de Messi continúa estancada: el entorno de Leo está tranquilo pero el Barcelona aún no ha dado ningún paso

Octubre 25, 2016
messi-bartomeu

Josep Maria Bartomeu y Neymar Jr. oficializaron el pasado viernes la renovación del brasileño hasta 2021. Debería, pues, ser un momento de felicidad en Can Barça. Pero no es así. Algunos medios de comunicación han hecho unas cuentas que dejan en mal lugar a Leo Messi. Concretamente en el segundo. Hablamos de salario, obviamente. El jugador carioca cobrará una cantidad fija cada temporada que asciende a 15 millones de euros netos que -según estas informaciones- podrían incrementarse en 10 millones más si se logran una serie de objetivos. Esta teoría concluye que Neymar cobrará más que Messi, aunque desde el club azulgrana aseguran que el argentino siempre tendrá la nómina más alta (percibiría en torno a los 26 millones de euros anuales). En cuanto a su valor de mercado, Neymar verá incrementada su cláusula de manera progresiva (de 190 a 200, de 200 a 222, etc) hasta llegar a los 250 millones de su amigo Messi. Todo ello con la renovación del argentino aún en el aire.

Todo sigue estancado

Según ha podido saber ‘Extraconfidencial.com’, el proceso de renovación de Leo Messi continúa completamente estancado. En principio se iba a abordar por parte del club culé tras las vacaciones de verano pero a día de hoy no se ha producido ningún tipo de avance. El padre de Leo -Jorge- pieza clave en este tipo de negociaciones, se encuentra en estos momentos en Argentina, por lo que no se prevé un acercamiento entre las dos partes a corto plazo.

El contrato de Leo Messi en el Barcelona expira en junio de 2018 y su cláusula actual es de 250 millones de euros. Aunque siempre han existido rumores, lo cierto es que parece que nunca ha habido una oferta en firme por el (para gran parte de la opinión pública) mejor jugador del mundo. Sin ir más lejos, Pep Guardiola desmintió antes del partido de Champions entre City y Barça que hubiese tentado al futbolista rosarino. La realidad es que acometer un fichaje de tamaña magnitud no es algo que se haga de un día para otro. Debe ser un acto meditado y, si sale a la luz, debe tener visos de terminar con éxito.

Por su parte, el entorno del jugador y el propio Leo se encuentran tranquilos. No creen que la renovación sea un acto perentorio. Messi sabe que aún queda tiempo hasta 2018 y es consciente de que, llegado el caso, no le iban a faltar posibles destinos a los que marcharse. En su opinión, está claro que es el Barcelona el que tiene que dar el primer paso.

¿A qué espera el Barça?

No está clara cuál es la estrategia del Barcelona en cuanto a la renovación de Leo Messi. El propio Josep Maria Bartomeu ha afirmado en más de una ocasión en las últimas semanas que la ampliación y mejora del contrato del astro argentino es uno de sus proyectos a corto plazo.

En el entorno blaugrana existe cierto temor a que la situación se enquiste en el tiempo y por ello instan a la directiva del Barcelona a que comiencen de una vez por todas las renovaciones. La afición, por supuesto, es la primera interesada en tener la certeza de que Leo estará en el Camp Nou muchos años más.

Una de las posibilidades es que el Barça haya querido esperar a finalizar la renovación de Neymar para ponerse de lleno con la de Messi. Lo que sorprende, en cualquier caso, es que no se haya producido siquiera un tibio contacto. Este tipo de procesos suelen ser complejos y por eso no se entiende que aún no se haya avanzado en nada.

Vuelve a sonar para el ‘Balón de Oro’

Lo que está claro es que en el plano deportivo no se está notando ningún tipo de inquietud del futbolista argentino. Es más, Leo Messi viene de hacer dos grandísimos partidos (ante City y Valencia, con 5 tantos en los dos choques) y ahora vuelve a sonar con fuerza para revalidar el ‘Balón de Oro’. A principios de temporada el favorito absoluto era Cristiano, pero el rendimiento de ambos en los últimos partidos ha equilibrado la balanza.

Los seguidores culés se congratulan de contar entre sus filas con un futbolista tan desequilibrante como Leo. No saben cuánto durará el idilio. De momento, hasta 2018.

Felipe de Luis Manero

@FelipedeLuis99