Menú Portada

La relación íntima entre los Botín y el Gobierno central se perpetúa con la empresa Konecta: 160.000 euros desde Correos para la filial del Banco Santander

Octubre 30, 2015

La sociedad limitada se lleva el contrato del servicio del Canal Televenta de Correos, la sociedad presidida por Javier Cuesta Nuin, “por ser la oferta económicamente más ventajosa”. Konecta BTO es filial del Grupo Konectanet que está participado al 48% por el Banco Santander a través de Andaluza de Inversiones SA. En 2012 el Ministerio de Hacienda de Cristóbal Montoro adjudicaba un suculento contrato de 2,1 millones de euros a Konecta para el “servicio telefónico cita previa RENTA 2013”. La familia Botín es la decimoctava fortuna del país, llegando a los 1.600 millones de euros

botin-rajoy

Amancio Ortega, dueño y señor de Inditex, fue por unas horas el hombre más rico del mundo. El pasado viernes 23 de octubre, a las 3 de la tarde, el empresario que comenzó su andadura en el comercio con una pequeña tienda de batas en la calle Juan Flórez de A Coruña, se subía a la cúspide de los millonarios. Un lugar desde el que miró por encima del hombro a Bill Gates, informático archiconocido que ha ocupado el lugar privilegiado del más rico del mundo en 16 de las últimas 21 ediciones del listado Forbes. Sin embargo, si en España hay una familia que puede hacer sombra a los Ortega esos son los Botín, que tienen el origen de su fortuna en el Banco Santander. No son los 72.000 millones de euros de los que dispone el dueño de Zara, pero la propia lista estadounidense situaba en 2013 al banquero cántabro y a su familia como la decimoctava fortuna del país, llegando a los 1.600 millones de euros.

Desde el fallecimiento del patriarca del Santander, Emilio Botín, hace ahora algo más de un año, su hija Ana Patricia Botín cogía las riendas del imperio rojo. Y según parece a la unigénita del ex presidente no le han ido tan mal las cosas. Las excelentes relaciones que el prócer banquero tenía con el Gobierno de España siguen sonriendo a su vástago, a pesar de que sea a través de filiales. Konecta BTO SL es una empresa domiciliada en la localidad madrileña de Alcobendas que tiene como objeto social “la prestación de toda clases de servicios de tele marketing, incluyendo la tele venta, líneas de atención, tele cobranza y otros servicios de marketing”. Su condición de sucursal del Banco Santander se establece a través de todo un entramado de sociedades interpuestas. Y a través de este status consigue importantes privilegios.

Una ayuda para maquillar las cuentas de Correos

El último viene de la mano de la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos S.A. La empresa, presidida por Javier Cuesta Nuin,  de capital 100% público perteneciente a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), y que acaba de clausurar un 2014 harto complicado. Sus inicios de ejercicio no fueron fáciles, pues arrastraba 208,09 millones de euros pendientes de cobro del Estado correspondientes a las subvenciones públicas que la empresa debe recibir cada año por prestar el servicio postal público universal. Sin embargo, su capítulo de gastos ha mostrado, desde entonces, un músculo del que realmente carece. La última dádiva es este contrato del servicio del canal televenta otorgado al Santander, a través de la empresa en cuestión, Konecta “por ser la oferta económicamente más ventajosa y cumplir todos los puntos valorados en los pliegos” de las 6 propuestas recibidas.

160.000 euros (154.880 euros según el contrato formalizado el pasado 20 de octubre) que revestirán las arcas de los Botín, pero, ¿de qué modo? La relación de Konecta BTO SL con el Banco Santander no se capta tan directamente. Esta empresa es, a su vez, filial al 100% de otra sociedad, Grupo Konectanet SL, una empresa inscrita como ‘compañía holding’ (poseedora de acciones de otras sociedades), con unos activos de 51,3 millones de euros y con un accionariado repartido entre distintas empresas entre las que destaca Andaluza de Inversiones SA, con un 48,25% del total.

Aunque su nombre parece no indicarlo, Andaluza de Inversiones es una empresa 100% del Banco de los Botín. Domiciliada en la Ciudad del Grupo Santander en Boadilla del Monte, la empresa dedicada a “otras actividades auxiliares de la intervención financiera” tiene como matriz al Banco especializado en el crédito al consumo, Santander Consumer Finance SA. Es más, todas las gestiones contables del Grupo Konecta las realiza otra filial al 100% del Banco Santander, GESBAN Servicios Administrativos Globales SL y buena parte de los trabajadores de los servicios centrales de Banesto fueron externalizados a la fuerza a Konecta.

Innumerables contratos a la empresa errónea  

No es la primera vez que el Gobierno reviste con millones la fachada de Konecta. Para el ejercicio de 2013 el Ministerio de Hacienda de Cristóbal Montoro adjudicaba un suculento contrato de 2,1 millones de euros a Konecta. El concurso de “servicio telefónico cita previa RENTA 2013” es uno de los más importantes entre los que pone en marcha la Agencia Tributaria y no deja de ser llamativo que la ganadora fuese, de nuevo, una empresa vinculada con el mayor banco del nuestro país.

Pero más allá de todo esto, la elección de Konecta como socio habitual del Gobierno es  altamente polémica. En diciembre de 2012 cerraba su sede en Torrelavega (Santander), salvando tan sólo a 3 de sus empleados, mientras que otros 149 fueron despedidos. Pero sin duda el hecho más controvertido ha sido el despido de una trabajadora por no acudir a su centro de trabajo el día que la estaban desahuciando de su vivienda. Según la empleada, pidió un cambio de turno para poder atender el día del desahucio de su vivienda en alquiler. Ante la negativa a este y la ausencia obligada de su puesto de trabajo fue despedida por “acumulación de faltas”. A pesar de estar debidamente justificadas, la empresa se escudó en que la Reforma Laboral les permitía hacerlo, lo que generó una oleada de protestas y concentraciones.

Doinel Castro