Menú Portada
Se trata de una cirugía que, pese a lo delicado de la zona a tratar, consigue efectos visibles inmediatos y requiere de un tiempo muy escaso de recuperación

La reina Letizia se ha sometido a la intervención estética de moda: la frontoplastia

Enero 30, 2015

Su objetivo: que sus párpados y su arco superciliar enmarquen y realcen esos ojos verdes de brillantes destellos que enamoraron a Felipe VI. La operación se realizó en fecha muy reciente y, por ello, el efecto pretendido no es aún el adecuado. La ceja ha quedado algo elevada, pero pronto mostrará un aspecto mucho más natural

pq_929_letizia.jpg

La reina Letizia se ha convertido en uno de los miembros de las monarquías europeas más valorados internacionalmente. Sus seguidores abren los ojos con admiración ante su porte, elegancia y saber estar…Y también los abre mucho ella últimamente. Fuentes de absoluta solvencia sostienen que la nuera de doña Sofía se ha sometido a una de las intervenciones de cirugía estética de moda: la elevación de cejas o frontoplastia. Una intervención, que pese a lo delicado de la zona a tratar, consigue efectos visibles inmediatos y requiere de un tiempo muy escaso de recuperación.

Doña Letizia, una mujer muy atractiva, pretende, como todas aquellas mujeres que se someten a esta operación, que sus párpados y su arco superciliar enmarquen y realcen esos ojos verdes de brillantes destellos que enamoraron a Felipe VI. La intervención se ha hecho en fecha muy reciente, y por ello el efecto pretendido no es aún el adecuado. La ceja ha quedado algo elevada, pero pronto mostrará un aspecto mucho más natural.

Un retoque estético más

Y es que la caída de la ceja suele ser uno de los signos más evidentes del paso inexorable del tiempo, tanto entre el género femenino como el masculino. Al caer la ceja, el ojo parece más pequeño y los párpados superiores muestran un aspecto abultado. No siempre es por la edad. Un caso evidente es del de Kiko Rivera, a quien le vendría bien someterse a una operación similar a la de Doña Letizia, a pesar de tener algunos años menos que ella.  

Nuestra reina ya se operó de la nariz en el año 2011, alegando motivos de salud. Se ha especulado mucho sobre si se ha sometido a más retoques estéticos, como infiltraciones de plasma, tratamientos de botox o de ácido hialurónico. Lo cierto es que su aspecto ha evolucionado mucho desde los tiempos en los que se dio a conocer en televisión y, más aún, cuando mucho más delgada, contrajo matrimonio con el entonces príncipe de Asturias, Su Majestad el rey.

Sea como fuere, la Reina es una fuente inagotable de noticias. No sólo sus looks, su aspecto o sus intervenciones estéticas despiertan curiosidad. También su interés por conocer en profundidad la realidad sociopolítica de nuestro país y a sus protagonistas. Pablo Iglesias dijo que le constaba que doña Letizia quería conocerle. Y fuentes muy bien informadas han asegurado a Extraconfidencial.com que ese encuentro ya se ha producido. Desde Zarzuela lo desmienten con rotundidad. Pero ese es otro tema del que les informaremos la semana que viene. En cualquier caso,  no hay que escandalizarse como cuando la entonces princesa de Asturias conoció a Joaquín Sabina, quien la traicionó al revelar en su biografía algunos detalles chuscos e inelegantes de aquel encuentro.