Menú Portada
EXCLUSIVA: NEGOCIOS ENTORNO AL ALZHÉIMER (XX)
Siguen las investigaciones sobre esta Fundación del Alzhéimer por parte de la Fiscalía de Madrid a raíz de la denuncia de Extraconfidencial.com, plagiada por algunos medios de comunicación nacionales, sobre todo el diario de El País

La red de empresas oculta en torno a la Fundación AFAL

Junio 15, 2014

A través de T4L Tecnología for Living S.L. se ha facturado a los tutelados cantidades que en una sola factura oscilaba entre los 14.000 a 50.000 euros por trabajos supuestamente de "consultoría inmobiliaria", cuando esta empresa no tiene por objeto social la consultoría inmobiliaria sino que es una empresa de software informático
Otra de las empresas unipersonales de Blanca Clavijo, también utilizada en el entramado, es Geronlaw creada como bufete de asesoramiento jurídico para personas con demencia, que ha recibido transferencias de dinero desde la cuenta de AFAL


La Fundación AFAL, a través de empresas vinculadas directamente a ella y a su presidenta, Blanca Clavijo Juaneda, ha facturado ingentes cantidades de dinero a sus tutelados, algunos de ellos personas muy mayores, con demencia, incapacitados legalmente por los Juzgados de Madrid, e ingresados en residencias sin nadie que se ocupe de ellos, a los cuales ni se los va ver, ni se les lleva ropa, según las denuncias que ha ido publicando durante meses por Extraconfidencial.com.

Las facturaciones “extras” a los tutelados se hacen a través, fundamentalmente, de la empresa T4L Tecnología for Living S.L., una sociedad cien por cien de AFAL, cuyo consejera delegada es Blanca Clavijo y de la que el marido de la presidenta, Rafael Núñez Blázquez, fue copropietario hasta el año 2005, tres años antes de que AFAL la comprase por tan sólo un euro. A través de T4L Tecnología for Living S.L. se ha facturado a los tutelados, según las facturas que fueron entregadas por este periódico a la Fiscalía Anticorrupción, cantidades que en una sola factura oscilaba entre los 14.000 a 50.000 euros por trabajos supuestamente de “consultoría inmobiliaria“, cuando esta sociedad no tiene por objeto social la consultoría inmobiliaria sino que está constituida como una empresa de software informático.
 
Las igualas con KPMG, donde el marido de Blanca Clavijo trabaja como asesor fiscal
 
Mediante este mismo sistema de consultoría inmobiliaria, los tutelados de AFAL no sólo pagan a T4L sino también a otras empresas relacionadas con la presidenta Blanca Clavijo Juaneda. Por ejemplo, abonan a la empresa Asset Inmobiliaria, propiedad de unas amigas suyas de Logroño, de donde ella es natural. Asset Consulting Inmobiliario es un apéndice de la Inmobiliaria Solozábal, muy arraigada en Logroño, propiedad de José Antonio Solozábal Sáez, cuyas hijas, Eva Solozábal Benito y Ana Mª Solozábal Benito, son quienes dirigen dicha empresa. Los Solozábal son una familia bien de Logroño, al igual que Blanca Clavijo, presidenta de la Fundación AFAL, con lazos muy fuertes entre ellos.
También pagan grandes cantidades de dinero de las cuentas de los tutelados a la multinacional KPMG, en la que el marido de Clavijo trabaja como asesor fiscal. Se da la casualidad que anteriormente a KPMG la empresa que facturaba por estos servicios de asesoría a los tutelados de AFAL era Landwell Abogados y Asesores Fiscales, empresa asociada a Pricewaterhouse Coopers, donde el marido de Clavijo era entonces socio director. Estas facturas a los tutelados por diferentes asesorías se han ido cobrando año tras año, como una especie de iguala, ascendiendo algunos años a más de 100.000 euros.
 
A su vez, se utiliza también T4L Tecnología for Living SL para facturar a otras empresas vinculadas al entramado mediante un sistema de ingeniería financiera. Los conceptos de estos importes son en su mayoría supuestos Cursos de Formación. Por ejemplo, se factura unos Cursos de Formación el 30 de diciembre de 2010 entre T4L y OSYF S.L., otra empresa relacionada con Blanca Clavijo y su marido Rafael Núñez Blázquez, con el principal fin de cuadrar impuestos entre sociedades antes de acabar el ejercicio fiscal, según los peritos consultados. Este mismo sistema de facturación se ha empleado también para, supuestamente, cobrar las comisiones por ingreso en residencia por más de 60.000 euros anuales, según denuncia de los ex trabajadores.
 
Geronlaw la tapadera de la presidenta de AFAL
 
Otra de las empresas unipersonales de Blanca Clavijo, también utilizada en el entramado, es Geronlaw creada como bufete de asesoramiento jurídico para personas con demencia, que ha recibido transferencias de dinero desde la cuenta de AFAL y de sus propios tutelados. Su objeto social es “la prestación remunerada de servicios de formación en general y específicamente en materia socio-sanitaria, jurídica, bioética y laboral”.Estas extracciones corresponden supuestamente a “un salario” que Blanca Clavijo ha estado cobrando de la Fundación AFAL, unos 50.00 euros año, cuando en su memoria anual, firmada por todos los miembros de su Junta Directiva, se asegura que no existe retribución a los miembros de la misma. Se indica que “ningún miembro realiza otra función distinta de las propias del órgano de gobierno“, de tal forma que Blanca Clavijo no debería cobrar por ninguna función dinero alguno.
 

A su vez Geronlaw, saltándose a la Fundación AFAL, ha recibido transferencias directas de sus tutelados por más de 200.000 euros, como se puede comprobar en el balance de la sociedad Geronlaw del año 2013, que obra en nuestro poder. Esta empresa sirve como supuesta tapadera a Blanca Clavijo para todos sus ingresos al margen de AFAL. En el año 2013 este “bufete” tuvo unos movimientos contables de más de un millón de euros con unos beneficios de cerca de 500.000  euros. También existe un préstamo de 40.000 euros de Geronlaw a AFAL, un préstamo que sólo una semana después se devolvió en una jugada de clara ingeniería financiera.

Las empresas de Jaime Conde, el director general de AFAL
 
Por su parte, el director de la Fundación, Jaime Conde Morala, figura como consejero, presidente, administrador único de sociedades como Villafal Gestión S.L., la empresa que gestiona el macro complejo privado para enfermos de Alzhéimer en Paracuellos del Jarama; también de Mobile Recruiting S.L., una empresa dedicada a la intermediación y el comercio al por mayor y menor de maquinas y material relacionado con ordenadores con un capital social de 48.000 euros; de la empresa informática T4L Technology for Living, SL y, por último, como apoderado de la SICAV de AFAL denominada Inversiones Irada Sicav S.A. En todo este entramado societario también aparece la abogada de AFAL, Mercedes Díaz Mayo.
 
A su vez, la Fundación AFAL FUTURO también figura inmersa dentro del organigrama de cargos de sociedades como Villafal Gestión, SL (socio único), la inmobiliaria Dradiema, SL (administrador único) e Inversiones Irada Sicav, SA (consejero y presidente)
           
Pero además de estos sistemas de facturación y de empresas tapadera, hay que significar la oscuridad en las transferencias de los tutelados de AFAL. Recordamos que ya en su día publicamos el tema de los seguros de vida y las comisiones por ingresos en residencias, según las múltiples denuncias que han ido llegando a este periódico. Además, nuevas denuncias indican que AFAL llegó a cobrar de una empresa funeraria por el fallecimiento de sus tutelados. Una cantidad que oscila en torno a los 1.000 euros por fallecimiento sin cumplir las últimas voluntades de los tutelados. Alguno de ellos tenía, incluso, comprados sus propios panteones no utilizados.
 
Juan Luis Galiacho