Menú Portada
Gestha achaca esta caída de los ingresos tributarios al "agotamiento" del actual modelo organizativo de la Agencia Tributaria

La recaudación de Hacienda en la lucha contra el fraude cae por primera vez en 23 años

Mayo 13, 2014
pq_929_agencia_tributaria.jpg

La recaudación de la Agencia Estatal Tributaria (AEAT) en la lucha contra el fraude fiscal cayó en 567,1 millones de euros en 2013 hasta los 10.950 millones, lo que supuso el primer retroceso en los últimos 23 años, desde la creación del organismo en 1991, según denunciaron este martes los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha).

Gestha achaca esta caída de los ingresos tributarios al “agotamiento” del actual modelo organizativo de la AEAT, así como a su actitud de “mirar para otro lado” en la lucha contra el fraude, obviando las propuestas realizadas por los Técnicos en los últimos años con el objetivo de modernizar y reorganizar en profundidad la estructura de esta institución.

Entre las medidas que Gestha propone, solicita que se autorice a los 2.200 técnicos de inspección para investigar empresas con unos ingresos de hasta doce millones de euros, frente a los cuatro millones actuales. De esta forma, considera que se podría multiplicar eficazmente la lucha contra la economía sumergida, ya que el 72% del fraude se concentra en empresas de mayores dimensiones y no en las microempresas donde a día de hoy la AEAT concentra las inspecciones. Esta medida contribuiría en nuestro país a reducir su volumen de fraude en diez puntos hasta el nivel de los países de nuestro entorno.

De hecho, los límites que impone la Agencia Tributaria suponen que el 75% de los efectivos dedicados a la inspección solo pueden comprobar la actividad fiscal de microempresarios, pequeñas empresas y trabajadores o pensionistas, mientras que existe un déficit en la comprobación de las grandes empresas y fortunas del país.

Además, de producirse un “cambio de rumbo” en la lucha contra el fraude, los 750 inspectores que en estos momentos cuenta la AEAT se centrarían en investigar a las empresas de mayor tamaño para reducir la enorme bolsa de dinero negro de nuestra economía, que Gestha cifra en el equivalente al 24,6% del PIB, más de 253.000 millones de euros.