Menú Portada

La Razón es condenada por insinuar el dopaje de Messi, Federico Jiménez Losantos y Pedro J. Ramírez emprenden una guerra contra Atresmedia y Risto denuncia el acoso laboral que sufrió en un programa de Telecinco 

Mayo 16, 2017
pedro-j-federico

Supervivientes sigue dando que hablar en Sálvame. Sobre el reality-show, María Patiño comentó ayer que el círculo de amistades de Bigote Arrocet estaría muy molesto porque María Teresa Campos no le agradece su defensa ni defiende a su novio en público. Patiño, que hablaba por boca de Mila Ximénez, señaló inmediatamente después que el agradecimiento finalmente llegó, pero Jesús Manuel Ruiz desveló que el tema no es como lo contaba su compañera: María Teresa sería la molesta por la particular defensa que lleva a cabo Silvia Tortosa. Sea como fuere, Bigote sigue a lo suyo mientras todas las miradas señalan a Gloria Camila, cuyo novio Kiko Martínez estaría compartiendo su vida con ella “por fama, por dinero y por puro interés”. Esto es lo que declaró la ex novia del joven, la ex ganadora de Gran Hermano, Sofía Suescun, que desveló que la pareja la ha vetado participar en el concurso presentado por Jorge Javier Vázquez

La Razón condenada

A perro flaco todo son pulgas. Y es que el diario La Razón, cuya cúpula se ha visto envuelta en acusaciones de chantaje a Cristina Cifuentes, acaba de ser condenado por un asunto delicado. El periódico que dirige Francisco Marhuenda ha visto como el Tribunal Supremo rechazaba los recursos del director, de Alfonso Ussía y de la empresa editora del periódico tras haber sido condenados a abonar con 64.590 euros a Leo Messi por un artículo publicado tras el Mundial de 2014 en el diario de Planeta. Recuerden que Alfonso Ussía escribió un artículo titulado “Sonatina” en el que insinuaba que el delantero culé se dopaba, seguía tomando hormonas para el crecimiento e incluso le llamaba “nandrolono”. El Juez estimó que estas insinuaciones y apodos eran constitutivos de una “intromisión ilegítima en el derecho al honor” del delantero argentino, que ha visto como el Supremo le ha vuelto a dar la razón en los tribunales.

El auto señala que “partiendo de estas premisas, la Audiencia concluye que, con respecto a la esfera personal, aprovechar la circunstancia de una patología que sufrió el jugador durante su infancia para articular una crítica, traspasa los límites de lo que sería una opinión pública. Pero, además, insinuar que el jugador continúa administrándose hormonas para el crecimiento supone afirmar que está realizando una conducta sancionada como muy grave en la normativa sobre dopaje en la actividad deportiva, términos y expresiones injuriosos innecesarios para transmitir aquella finalidad crítica, que afectan a una esfera más extensa como es su honor profesional”. El futbolista anunció que donará la cantidad a la ONG Médicos sin Fronteras.

Jiménez Losantos y Pedro J. Ramírez cargan contra la camarilla mediática de Mariano Rajoy

Corría 2008 cuando Mariano Rajoy sumó su segunda derrota electoral ante Zapatero y el gallego vio asombrado como los que habían sido hasta el momento aliados mediáticos, Pedro J. Ramírez y Federico Jiménez Losantos, exigían su cabeza mientras pedían a gritos que le relevase Esperanza Aguirre. Sorprendentemente, Rajoy resistió a las presiones mientras Losantos era despedido de COPE y Pedro J. Ramírez, años después, se quedaba fuera de la dirección de El Mundo. Pero ambos culpan al gallego de sus destituciones y ahora se ceban contra Planeta, que en 2008 sí fue fiel al pontevedrés. Ramírez culpaba este domingo a Mauricio Casals de su fulminación e insinúa que es un delincuente: “Cuando otros mucho más grandes que él trataron de convertir denuncias sustanciadas ante los tribunales en guerras mediáticas, o no digamos en batallas personales, yo jamás mordí el anzuelo. El “anda que tú” carece aquí de la menor importancia. Lo que afecta a los ciudadanos es la utilización de un tinglado de apariencia editorial, sustentado en concesiones públicas, machihembradas en régimen de duopolio, para adulterar el proceso político en beneficio de una banda de delincuentes”.

Jiménez Losantos, por su parte, está centrado en cargar contra su hasta ahora defendido Albert Rivera, afeándole también su relación cordial con Atresmedia: “En realidad, la votación y la unanimidad de los votantes obedecen a lo que Lenin instauró hace 100 años desde su llegada al Poder: el Terror Rojo. En la España actual, el temor al ‘qué dirán en La Sexta es superior a cualquier consideración ideológica o moral. De ahí la incomprensible, pero inolvidable, votación a favor de la profanación de la tumba de Franco, de Rivera y los ex-respetables diputados de Ciudadanos. De ahí la abstención del PP -incluido Pablo Casado– porque le da igual lo que aprueba o no, o sí, depende, según. A Rajoy pueden llamarle ladrón, pero franquista, jamás. ¡Soraya, dile a Mauricio que le diga a Ferreras que eso no lo toleramos!”.

Risto Mejide denuncia acoso laboral en un programa que emitió Telecinco

Esta semana despedía temporada Salvados. El programa de reportajes de Jordi Évole decía adiós con un reportaje sobre el Proyecto Castor, que sorprendentemente cayó en audiencias ante el reportaje de Jesús Calleja con Risto Mejide en Cuatro. Decían algunos que Florentino Pérez le concedió hace dos años una entrevista al catalán a cambio de no emitir un reportaje sobre el tema, pero Évole negó el caso, eso sí, sin cebarse en el mismo contra el mandamás de ACS. El catalán, que anticipa sus vacaciones, insinúa que podría estar preparando un espacio de reportajes para TV3 y señaló que acaba pronto la temporada porque “la tele quema (…) Si nosotros hiciéramos un Salvados con 40 programas al año, como hicimos en algún momento, ya no estaríamos. Y en cambio, cada año que pasa hacemos menos, y por eso el programa aguanta más y el espectador se cansa menos”.

Pero Évole fue superado por Risto, que admitió ante Calleja los malos momentos que pasó en Operación Triunfo. Él afirma que fue fichado por Tinet Rubira, pero sus jefes en la productora, los célebres Mainat y Cruz (ex componentes de La Trinca), le hicieron la vida imposible: “Le dije: ‘Odio OT, no me fiches para OT porque me lo voy a cargar, voy a decir lo que no me gusta del programa, que son muchas cosas. Y me dijo: ‘Por eso te quiero’. Lo que pasa es que él creía mucho en mi figura dentro del concurso, pero sus jefes no. Sus jefes me estuvieron haciendo lo que llaman ahora mobbing. Fue muy desagradable”.

Jorge Higueras