Menú Portada

La puñalada trapera a María Teresa Campos de la ex de Bigote Arrocet que le acusa de ser bígamo y Mar Flores se ha buscado a un megachupimilllonario azteca de origen judío de fortuna incalculable y, si quiere, se casará con él

Octubre 7, 2016

Ella dice que es normal que duerman en habitaciones separadas porque ya son viejitos, y que a Edmundo le gustan las mujeres mayores que él. Los Matamoros aburren más que un acuario de chirlas. Elías Sacal, el nuevo amor de la ex de Javier Merino, demandó en el 2010 -por un quítame allá esas pajas-, por nada más y nada menos que 500 millones de dólares.

ex-bigote

Ha sido la mejor noticia de la semana, y por supuesto la tenía que publicar Lecturas, la única revista que no tiene miedo a  María Teresa Campos y a Terelu. Gabriela Velasco, presentadora y actriz chilena, una mujer bellísima, la misma que le acusó de bígamo ante la Justicia cuenta que “a Edmundo le gustan las mujeres mayores que él”. Y claro, ese es el titular con el que abren la entrevista, y a María Teresa no le habrá hecho gracia alguna, viviendo como está una segunda juventud. Gabrielle, de 73 años, era y es siete años mayor que Bigote Arrocet, y dos años menor que a Campos, que tiene 75. Hay una frase que es una verdadera canallada: “Mientras estuvimos casados compartíamos habitación, quizá porque  éramos muy jóvenes y todavía no roncábamos. Pero cuando uno se va volviendo viejito va roncando te guste o no te guste, y el aguante es menos”.

También traen a portada la pesadilla de Rocío Carrasco con todos sus bienes embargados y a nombre de Fidel Albiac. Más inteligente ha demostrado ser Mar Flores sub portada de Hola, fotografiada de la mano junto al empresario mexicano Elías Sacal, justo cuando ha conseguido el divorcio amistoso de Javier Merino. Es un cincuentón judío muy atractivo dueño de un emporio inmobiliario y turístico. Llegó a demandar al Chase Manhattan Bank por 500 millones de dólares, solo un detallito de lo que este señor puede acumular. Junto con Carlos Slim, es una de las grandes fortunas de México. Lo malo es que divorciado desde muy joven, ha tenido muchas novias. Es difícil de retener, pero la hechicera Mar Flores es muy capaz de llevarlo al altar si se le antoja. Ni Lequio, ni Fefé (Fernández Tapias), ni Cayetano, ni siquiera Bertín Osborne consiguieron olvidarla fácilmente.

Y la familia Matamoros, que aburre más que un acuario de chirlas

El reto de la portada de Hola lo ocupa la boda del duque de Aliaga, Luis Martínez de Irujo, a quien su padre cedió el título el año pasado, con Adriana Martín. El vestido de la novia es muy, pero que muy difícil, de mirar. Love dedica su portada a la ruptura de Manolo Segura y Mari Paz. El padre del hijo de Tita Cervera, afirma que la baronesa no ha tenido nada que ver. Y nos lo creemos. Tita puede echarse el novio que quiera. Una anécdota curiosa: a Tita la perseguía el piloto James Hunt antes de conocer al barón Thyssen, y Manolo Segura fue novio de Suzie Burton, la ex del fallecido automovilista a quien dio vida en el cine el marido de Elsa Pataky, concretamente en la película Rush. Fue un gran piloto cuya vida dio mucho más juego que la de Fernando Alonso y mucho menos soso que él.

Pero olvidemos el pasado lleno de glamour que conocieron personajes como Carmen Cervera para volver a la triste realidad: Diez Minutos y Semana se enrocan con el mayor de los horrores, la familia Matamoros. En Diez Minutos es Laura y en Semana, Diego quejándose de la boda de su padre. Laura se ha echado un novio cocinero. Al menos tiene noticia, pero no se puede obviar que el calvo del Deluxe y su troupe están degradando la información rosa desde hace ya meses. Los tertulianos se han convertido en protagonistas del circo, y el círculo viciado y vicioso que se ha creado amenaza con arruinar al sector. Los Matamoros aburren más que un acuario de chirlas.

Ana Montesinos