Menú Portada
EL DESPILFARRO MANCHEGO (III)
Aportaciones del 2009 a la Fundación Cultura y Deporte de Castilla-La Mancha

La Promoción de la “cultura” manchega costó a las arcas públicas 6,15 millones en un solo año

Febrero 14, 2012
pq_926_barredita.jpg

Los próximos años serán bastante complicados para el mundo de la cultura. En espera de una nueva Ley de Mecenazgo que fomente las aportaciones privadas con mayores incentivos fiscales, el sector teme un drástico recorte por menores aportaciones públicas. La crisis pasa factura, pero hasta ahora no parece haberlo hecho, o al menos en Castilla-La Mancha si vemos los millones de euros aportados por la Junta que presidía José María Barreda.

En concreto uno de los vehículos era la Fundación Cultura y Deporte de Castilla-La Mancha que tiene como fin contribuir a la investigación, conservación y difusión de los bienes culturales y patrimoniales de la Comunidad de Castilla-La Mancha y a la la promoción y difusión de la cultura en su acepción más amplia, así como colaborar en la promoción, fomento y extensión de la práctica del deporte.

Esta fundación está regida por un patronato formado por 6 miembros, 4 nombrados por la Junta de Castilla-La Mancha, 1 por el Consejo de Cámaras de Comercio y otro por Caja Castilla-La Mancha tan vinculada a la Junta y sus macroproyectos de la época como el famoso aeropuerto de Ciudad Real.

Pero lo más llamativo es la enorme cantidad de recursos que se destinaban a una entidad que sólo los recogía para gastar todo lo posible. Así, la Fundación que tiene un balance de 2,6 millones de euros, obtuvo unas aportaciones de 6,15 millones de la Junta, más del doble que todos los activos. Estos procedieron fundamentalmente de la Consejería de Cultura, Turismo y Artesanía con 4,25 millones, seguidos de la Consejería de Salud y Bienestar Social con 728.709 euros, el Servicio de Empleo (SEPECAM) con 568.448 euros, la Consejería de Educación y Ciencia con 543.000 euros y el Instituto de la Mujer con 61.800 euros.

 Y es que englobados en los 7,4 millones de ingresos, después de gastos (incluidos 1,86 millones en gastos de personal) tan sólo quedó un excedente de 47.408 euros (24.548 en el 2008). Cómo si se tratara gastar casi el último euro de los ingresos recibidos en los dos últimos años dejaban un remanente inferior al 1% de todo lo recibido.

Y es que a diferencia de centenares de proveedores, la Junta pagaba hasta el último euro comprometido. Que todo sea por la cultura manchega.