Menú Portada
Son los dos Aeropuertos que generan más ingresos

La privatización de Barajas y El Prat durante 20 años tan sólo cubrirá el 45% de la deuda de AENA

Julio 24, 2011

En tan sólo 2009 se incrementó el endeudamiento en 1.000 millones de euros

Continúan ejecutándose obras de ampliación en Aeropuertos deficitarios como el de Vigo

Cerró el ejercicio con préstamos con entidades financieras por un valor de 700 millones


Mientras el bono a 10 años se dispara por encima del 6%, y por tanto los intereses que tendrá que pagar el Estado se disparan, el Gobierno pisa el acelerador en las privatizaciones de las pocas empresas públicas que quedan rentables, Loterías y Apuestas del Estado (LAE), Aeropuertos Nacionales y Navegación Aérea (AENA). Así, en un intento, ya desesperado, por cuadrar las cuentas, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ha anunciado la concesión durante 20 años (prorrogables por otros cinco más), a los operadores privados de la gestión de los Aeropuertos de Madrid y Barcelona por la que espera conseguir como mínimo 5.530 millones de euros, manteniendo un escaso 9,95% en cada una de las dos filiales.

¿Qué hacer con este dinero? En el Ministerio de Fomento de José Blanco querían enjuagar la elevada deuda de AENA y así hacer más atractiva su salida a Bolsa, pero al final parecen triunfar las teorías de la vicepresidenta primera del Gobierno, Elena Salgado, que quiere dedicar todo el dinero a disminuir la deuda pública. Lo cierto es que la gestión financiera de AENA ha dejado mucho que desear, con obras no rentables como ha sido la ampliación del Aeropuerto de Málaga o el Aeropuerto de León y otras en camino, como la ampliación del de Vigo, en paralelo con las obras de AVE que unirán esta ciudad con Madrid.

Endeudamiento sin fin

La deuda financiera de AENA ascendía, al cierre del ejercicio de 2009, hasta los 12.259 millones de euros, un 11,5% más que la registrada durante 2008. De esta cantidad, 10.000 millones corresponden a deuda a largo plazo, mientras que poco más de 2.000 millones era a corto plazo; todo ello, mientras en ese mismo año tuvo que hacer frente a 1.000 millones en vencimientos, manteniendo la proporción del endeudamiento a corto plazo, mientras que aumentaba a largo. Las obras, en muchos aeródromos de dudosa utilidad, han sido el causante de esta situación, a la vez que se derrumbaban los ingresos.

Las cuentas de la empresa pública muestran que el 2009 tuvo pérdidas por valor de 352,90 millones de euros, mientras que en 2008 el resultado negativo ascendió a 165,20 millones. Es decir, en un año las pérdidas de la sociedad estatal se duplicaron, creciendo un 113,6%. En este incremento de las pérdidas influyeron dos factores fundamentales: por un lado, la disminución de los ingresos, que pasaron de 2.986,48 millones en 2008 a 2.867,75 millones en 2009, un 3,98% menos; más de 100 millones. Por otro lado, la amortización para el inmovilizado aumentó en 92,68 millones de euros, hasta los 793,74 millones de 2009.

Préstamos de hasta 700 millones

AENA cerró el 2009 con 116 préstamos a devolver, y que oscilan desde los 2,46 millones el de menor cuantía hasta los 700 millones de euros el de mayor importe. Además, en 2011 la empresa pública tendrá que hacer frente al vencimiento de 298,60 millones de euros. Todos ellos con tipos de interés muy competitivos, en tipos fijos que apenas superan el 4,5% o en variables con referenciales tan ansiados como Euribor a 3 meses más tan solo el 0,08%, una financiación muy difícil de conseguir que la empresa que preside José Ignacio Lema si logró.

Aun así, sólo un importante control de gastos, especialmente de personal vía controladores, puede conseguir sostener el resultado de AENA en los próximos ejercicios, en unas cuentas que deparan muchas más sorpresas.