Menú Portada
Al Rey Juan Carlos no le pareció buena idea la publicación de una biografía

La Princesa de Asturias sí prohibió su libro

Enero 15, 2009

Fuentes cercanas a la Casa del Rey insisten en que es cierto que la Princesa de Asturias aconsejó a Alfredo Urdaci que no publicara un libro que recorría toda su vida.

pq_679_letiziagafotas.jpg

La polémica se ceba de nuevo con la Casa Real. Tras la publicación del libro de la periodista Pilar Urbano en el que la Reina doña Sofía dejaba al descubierto su gesto más retrógrada, declarándose en contra del matrimonio homosexual o del aborto, ahora le toca el turno a la Princesa de Asturias. La periodista Paloma Barrientos, maestra en las lides rosas, aseguró que Letizia Ortiz había presionado a Alfredo Urdaci para que descartara la posibilidad de publicar una biografía (aceptada y revisada por la aristócrata de sangre innoble) en la que, al parecer, se descubrirían aspectos desconocidos sobre la trayectoria personal de la Princesita rebelde. No es de extrañar, pues Urdaci y Ortiz compartieron días de vino y rosas durante varias temporadas de los informativos de la televisión estatal. A pesar de los pesares, Alfredo negó la mayor asegurando que el proyecto no pudo llevarse a cabo por falta de colaboración. Falso. Fuentes cercanas a la Casa del Rey cuentan que lo cierto es que Letizia Ortiz, otrora promotora de las libertades personales, le aconsejó amigablemente que no diera su consentimiento para que el libro, prácticamente escrito, viera la luz. Me insisten el que el Rey Juan Carlos jugó un papel muy importante en la petición de doña Letizia. Su Majestad creyó inoportuna la existencia de un libro en el que se contaran aspectos privados de la vida ‘oculta’ de uno de los miembros más polémicos de su familia. Llueve sobre mojado. No es la primera vez que Juan Carlos le para los pies a su nuera. Hace unas semanas retumbaron los cimientos de Palacio durante una discusión que, según cuentan, atravesó los cristales de las diversas estancias. Quizás al monarca no le gustó que la Princesita se pusiera la minifalda pa’ ir a los toros. Arsa, arriquitaun.