Menú Portada
Por su labor desinteresada por los derechos de las personas con discapacidad auditiva

La princesa de Asturias entrega a la líder sorda Araceli Alfaro la mención honorífica de los premios estatales al voluntariado social 2012

Noviembre 29, 2012
pq_885_Premios-Voluntariado-2012.JPG

Su Alteza Real la Princesa de Asturias ha a la líder sorda valenciana, Araceli Alfaro, la Mención Honorífica de los Premios Estatales al Voluntariado Social 2012, que reconoce su labor desinteresada por los derechos de las personas sordas y su comunidad.

Durante la entrega de su galardón, Araceli Alfaro, estuvo acompañada por Concha Díaz, presidenta de la CNSE (Confederación Estatal de Personas Sordas), Amparo Minguet, presidenta de FESORD CV (Federación de Personas Sordas de la Comunidad Valenciana, y Félix J. Pinedo, presidente de Honor de la CNSE.

“Recibir el premio de manos de la Princesa de Asturias es algo muy bonito, pero me gustaría que sirviera para hacer un llamamiento por la situación educativa que vivimos las personas sordas. Las autoridades deben de mejorar el sistema actual e introducir el bilingüismo como una opción real. Deben de escuchar a las propias personas afectadas y a sus entidades para conseguir una educación de calidad e igualitaria”, ha comentado Araceli Alfaro tras recibir la Mención Honorífica.

La ceremonia de entrega de los Premios ha tenido lugar durante la primera jornada del XV Congreso Estatal del Voluntariado, organizado por el Gobierno Vasco y la Plataforma del Voluntariado de España del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, que congrega en Bilbao a más de 600 participantes desde hoy hasta el 29 de noviembre.

La CNSE presentó en primavera la candidatura de Araceli Alfaro a la categoría individual que reconoce la labor de personas que, de forma voluntaria y altruista, se han esforzado en construir una sociedad mejor. A sus 66 años, la líder sorda ha dedicado toda su vida a mejorar la vida de las personas sordas y dotar de una estructura organizativa a sus asociaciones en unos tiempos que no eran proclives a las mujeres y, menos aún, como mujer sorda. Gracias al esfuerzo de personas como ella, ha sido posible que las personas sordas y, en particular, las mujeres sordas hayan salido de su ostracismo social.

Con su tesón e iniciativa fundó en 1980 en su localidad natal la Agrupación de Personas Sordas de Alzira (APESORIAL) y durante 24 años ejerció como presidenta y tesorera de la entidad. Araceli fue una visionaria que desarrolló muchas de las labores que ahora realizan los equipos que conforman las entidades como, entre otros, realizar acompañamientos a las personas sordas en la realización de gestiones, favorecer la inserción laboral de personas sordas en el hospital de Alzira o impartir cursos sobre los derechos y deberes de las personas sordas. Actualmente Araceli es tesorera de FESORD CV (Federación de Personas Sordas de la Comunidad Valenciana), entidad que también presidió durante tres años, y ha sido miembro del Consejo de la CNSE durante diez años.