Menú Portada
A pesar de la última reforma del IRPF

La presión fiscal en España aumentó un 2,9% en los 7 últimos años

Mayo 18, 2008

España y Portugal registraron en el periodo 2000-2007 el cuarto mayor aumento de presión fiscal de todos los países que componen la UE-27. Así, la presión fiscal española alcanzó en 2007 el 41% frente al 38,1% de 2000. No obstante, la presión fiscal de España se situó a 3,9 puntos de la media de la UE-27, que llegó al 44,9% en 2007.

pq_523_5281-f-solbes.jpg

Los sistemas fiscales de los nuevos países miembros de la Unión Europea (UE) tienen un nivel de presión fiscal muy por debajo de la UE-15, con una mayor divergencia en la actualidad que a mediados de la década pasada. Además nuestra presión fiscal sube lo que hace que muchas inversiones se dirijan a los nuevos países de la UE. Si añadimos la retirada de los fondos estructurales y de cohesión, España se convertirá en uno de los países perdedores de la ampliación de la UE. Más aun, cuando otros países como es el claro caso de Alemania, si han invertido en estos países, y podrán cobrar “beneficios” del crecimiento de sus economías, mientras en España, solo mirábamos a Latinoamérica. El problema, no es que entren nuevos países con menor presión fiscal si no que somos “líderes” en el incremento. Este crecimiento de presión fiscal se puede sostener en épocas de bonanza económica, pero ¿Qué pasa en años de recesión?. Es bastante importante que se tomen medidas para mejorar la situación de todos los ciudadanos y de las empresas, que se creen incentivos para la creación de negocios, y que no se dependa tanto del ladrillo. Ahora parecen haber descubierto lo que dependemos de este. A toro pasado, siempre es fácil.