Menú Portada
Los niños de ahora son los que pagarán las pensiones a los trabajadores actuales

La política social de Comisiones Obreras: Eliminar el cheque bebe

Junio 3, 2009

La supresión de los 2.500 euros del cheque bebé, el aumento de los impuestos para las rentas más altas y la recuperación de los impuestos del patrimonio y de sucesiones son algunas de las propuestas que presenta CCOO para fomentar la economía, el empleo y la cohesión social, y que siguiendo la línea del Gobierno sólo perjudican a la clase media y es pura demagogia.

pq_791_ToxoG.jpg

Las medidas de CCOO fueron presentadas en una rueda de prensa por la secretaria de la Confederación de Empleo y Migraciones de CCOO, Paloma López, y la responsable de Empleo y Migraciones de CCOO en Castilla-La Mancha, Lola Santillana.

Así, piden al Gobierno central que extinga el cheque bebé de 2.500 euros, puesto que “no tienen un impacto importante sobre la sociedad”. No sabemos si los liberados sindicales, que cada año reciben más subvenciones estatales, tienen facilidad en sufragar los gastos de tener hijo, que desde luego si tienen un importante “impacto social”.

Parece que los grandes defensores del sistema de pensiones públicos, parecen no darse cuenta que son las nuevas generaciones de cotizantes las que pagaran sus pensiones.

CCOO apuesta también por la subida del IRPF a las rentas que superan los 60.000 euros anuales y la recuperación de los impuestos de patrimonio y de sucesiones que “sólo benefician a quienes mayor poder adquisitivo tienen”. Otra demagogia, las grandes rentas tienen sociedades interpuestas con los que limitan el pago de impuestos al tipo máximo del impuesto de sociedades, igualmente pasa lo mismo con el de patrimonio. Caso aparte el de sucesiones, que castiga a la clase media teniendo que pagar una familia por heredar el piso de unos padres que seguramente les haya costado un esfuerzo infinito conseguirlo.

Así, ha pedido que se amplíe y mejore la protección por desempleo, mejoras en la Renta Activa de Inserción, una mayor integración de las políticas activas de empleo, reorientar la actuación de los Servicios Públicos de Empleo y reformar la legislación concursal, para “evitar el incremento de la exclusión social”.
Parece que los sindicatos se empeñan en crear una sociedad Peronista, basada en el subsidio infinito improductivo y asfixiar a la clase media, la clase alta siempre sale inmune como sabrán muchos de estos sindicalistas que por ingresos se sitúan cada vez más lejos del trabajador.