Menú Portada
https://track.adform.net/C/?bn=17156992 1x1 pixel counter :
CATÁSTROFE MEDIOAMBIENTAL EN LA SIERRA DE MIJAS (I)
Ante la indiferencia del Ayuntamiento, ya afecta también al río Las Pasadas y amenaza gravemente los cauces fluviales de Fuengirola

La planta de residuos urbanos de Mijas contamina gravemente el agua potable que abastece el municipio

Febrero 20, 2008

Residuos mal gestionados, ruidos, malos olores, insectos y otros animales acceden a sus instalaciones, en busca de alimentos
 
Estas instalaciones carecen de licencia y vulneran ampliamente la legislación vigente 
 
El depósito de vertidos comenzó en una poza sin impermeabilización. Poco después, el agua cambió de color


El municipio malagueño de Mijas continua echando chispas. A las denuncias sobre obras en casa del anterior alcalde, Agustín Moreno, con operarios municipales con facturas cargadas al consistorio, la creación de una plaza a medida para su retirada, recalificaciones de terrenos, la extraña adjudicación del hipódromo y registro policial de sus garitos de apuestas, comisiones de altos cargos municipales, regalos en edificabilidad a promotores y servicios de abogados expertos en blanqueos de capitales, así como la aparición en junio de 2007 del nombre del edil mijeño en el sumario de la Operación Malaya al tiempo que se adjudicaba el sueldo más alto de España y que sirvió de motivo oficial para su renuncia al cargo y acceso a la alcaldía del también socialista Antonio Sánchez, formuladas por extraconfidencial.com, ahora se suma esta “desconocida” catástrofe medioambiental causada por la instalación de un vertedero de basuras y una planta de tratamiento de éstas, en uno de los mejores parajes ecológicos de su Sierra Alpujata, que ha contaminado gravemente una de sus principales acuíferos que además de surtir a Mijas provee también a otros municipios como Fuengirola.
 
La historia arranca de lejos. En febrero de 1992, tras la clausura del antiguo vertedero, situado a dos kilómetros de Mijas, los propietarios de una cantera dedicada a extraer talco y responsables municipales, acordaron que el primero cediera sus terrenos -muy alejados del municipio y ya carentes de mineral- para vertedero de basuras, a cambio de nuevas concesiones mineras. De este modo, los operarios del Ayuntamiento de Mijas, comenzaron a arrojar camiones de residuos urbanos en una hondonada próxima al principal acuífero del municipio.
 

Sellado de un vertedero y creación de una planta para tratar residuos sólidos urbanos

Un redactor de extraconfidencial.com visitó de incógnito estas instalaciones, siendo testigo de primera mano de sus pésimas condiciones y la trágica situación medioambiental creada alrededor del mismo, cuya contaminación de las aguas ha obligado a muchos vecinos a abandonar sus casas de campo y cultivos. Residuos mal gestionados, ruidos, malos olores, insectos y otros animales acceden a sus instalaciones en busca de alimentos. Una problemática agravada por su mal emplazamiento y el desconocimiento existente entre los propios vecinos, que dura ya más de 13 años, habiéndose convertido actualmente en una grave amenaza para la salud de sus habitantes. Un turbio asunto, nunca mejor dicho, que las autoridades municipales se afanan en esconder y que a partir de hoy, y en nuestras próximas ediciones, daremos a conocer a nuestros lectores.
 
Ante la protesta de los afectados, colocaron unas capas geotextiles soldadas con aire caliente para que no se filtraran al agua los líquidos más contaminantes emanados de la basura (denominados lixiviados), asegurando que “de este modo estos desechos ya no contaminarían. El Ayuntamiento nos pidió que dejáramos pasar los camiones y el entonces alcalde socialista, Antonio Maldonado, nos aseguró que esto iba a ser momentáneo y que intentaría llevarlo a otro sitio”, aseguró a extraconfidencial.com un vecino. Con esta promesa, se inició la nueva actividad del vertedero. “Pero, en muy poco tiempo observamos que el agua se ennegreció denotando una gran turbidez”.
 
Los afectados de la zona se organizaron en torno a un pequeño grupo, exigiendo que las cosas se hicieran bien. Sus acciones tuvieron repercusión y los gestores municipales procedieron a crear una planta de tratamiento. Poco después de comenzar a funcionar –y tras una multa de la Confederación Hidrográfica del Sur por incumplir las distancias y contaminar el arroyo- sellaron el vertedero.
 
Como los concesionarios de la recogida de basuras contaban ya con la planta de residuos, solicitaron permiso para crear al norte el actual vertedero a lo largo de 17 kilómetros cuadrados. Sin embargo, “en este tampoco ha existido nunca una recogida selectiva de residuos urbanos”, relató a nuestro periódico un vecino de la zona.
 
De este modo, el nuevo depósito de basuras de Mijas comenzó su actividad contaminante, envenenando primero las aguas de las pozas donde se descargaban los residuos, llegando después hasta el río “Las Pasadas” y concluyendo finalmente en el acuífero de Fuengirola.
 

Un cauce gravemente contaminado por “lixiviados”

Según explicó un técnico municipal, dentro de ella únicamente se trituran las bolsas de basura, haciendo unos lomos destinados a fermentar y obtener compost. Actualmente Mijas cuenta exclusivamente con esta planta para el tratamiento de residuos sólidos urbanos, sin que exista ninguna de reciclaje. De este modo, residuos sólidos se mezclan con otros líquidos, plásticos, baterías contaminantes, etc… cuyos liquidas más venenosos y contaminantes -10 litros por segundo, según el estudio en poder este periódico- se filtran por la tierra llegando hasta los arroyos, manantiales, acuíferos y ríos cercanos a al zona 
 
Según los análisis practicados por el laboratorio Hidrolab Medioambiental sobre diversas muestras, una parte del acuífero, denominado Sierra Blanca-Sierra Mijas, se encuentra desde hace varios años altamente contaminado por lixiviación. Dicha reserva de agua discurre entre los municipios de Mijas, Ojén y Coín.
 
Pero los datos más preocupantes, según el informe aludido, están contenidos en un estudio sobre los usos del agua en los municipios por donde transcurre. Según éste, el 33% de su agua potable procede del mencionado acuífero. Un porcentaje que -asegura el documento aludido- representa un volumen de 46 hectómetros cúbicos al año, de los que 30 se destinan al abastecimiento urbano yl6 a riego. Sobre estas cifras destacan 11,5 hectómetros cúbicos anuales destinados al abastecimiento de Málaga (Torremolinos y Churriana) y 5,5 correspondientes a Benalmádena.
 
No son los únicos datos estremecedores en poder de este periódico. Extraconfidencial.com continuará aportará mañana en exclusiva nuevas evidencias que denotan la peligrosidad de estas instalaciones que, según nuestras fuentes, carecen de licencia, vulnerando de principio a fin la legislación vigente. Un espinoso tema sobre el que el actual alcalde socialista de Mijas Antonio Sánchez y sus concejales guardan un silencio sepulcral.