Menú Portada
A pesar de las continuas denuncias, la empresa Comercial Polindus 21 SL sigue realizando envíos masivos de SMS

La penúltima estafa por móvil para suscribirse a un servicio de mensajes de pago: “Estoy intentando localizarte en el Facebook, ¿es que no tienes?

Marzo 12, 2014
pq__Facebook-movil.jpg

Hace menos de un mes la red social Facebook anunciaba la compra millonaria de WatsApp, con la intención de apuntalar una enorme masa de seguidores a la que vender productos y servicios. Y no es para menos. Se estima que en este mes de marzo Facebook cuenta con 1.100 millones de usuarios activos en todo el mundo, un bocado suculento para realizar negocios, pero también para ganar dinero a través de engaños.

Uno de los más lucrativos es conseguir altas a costosos servicios de envío de mensajes, simulando la intención de contactar a través de esta red social.  Con estas altas no intencionadas nos cobrarán, no sólo por enviar SMS, sino también por recibir decenas de ellos. Para conseguirlo se finge el interés de una persona para contactar contigo con un mensaje de texto como el que pueden ver a continuación “Estoy intentando localizarte en el Facebook, ¿es que no tienes? Como podr?a hablar contigo” En la parte inferior aparecen unos datos de tarifa y un número de teléfono 902, por lo que hace entender que es el coste si realizamos esta llamada, pero el proceso de cobro se inicia con tan sólo responder el mensaje. Y no sólo estaremos pagando esos 1,45 euros sino que también estaremos suscribiéndonos a un servicio de pago por el que recibiremos  constantemente SMS por los que nos cobrarán 0,3 euros. El resultado final, cuando nos queramos dar cuenta y solicitemos la baja a nuestro operador de telefonía, es que ya nos habrá costado 20 o 30 euros muy difíciles de reembolsar, ya que al ser una cuantía tan pequeña no se suele entablar ningún proceso judicial.
 
Años de engaño e impunidad
 
El problema no es nuevo pero tampoco se ha puesto ninguna solución. Ya en 2012 la Asociación Murciana de Consumidores y Usuarios (CONSUMUR),  alertaba sobre el envío masivo de estos SMS. Los mensajes eran similares: “hola encontré mi móvil antiguo y viendo mensajes lei los tuyos. Bua q de tiempo! Q tl estas? Yo me separe! Para cuando un café, puedes hoy?” o un más directo “hola, me puedes añadir al facebook…? no te encuentro“. El único cambio que se ha producido en este tiempo que han mudado el número de teléfono desde el que se envían estos mensajes, el 25143, el 27149 o el actual 25658, las denuncias se multiplican pero la sociedad que se lucra de ello, Comercial Polindus 21 SL, mantiene su “actividad” con total impunidad.
Esta empresa valenciana es más que opaca. De hecho, desde su creación en 2007 no ha registrado en el Boletín Oficial del Registro Mercantil las cuentas de ningún ejercicio; eso sí, ha cambiado en tres ocasiones de domicilio: la última, el 31 de diciembre de 2013 cuando además cambió su estructura a empresa unipersonal. Creada con un capital social de 3.000 euros en su página web se publicita como “una plataforma orientada a la explotación del servicio SMS a través de los medios de difusión / promoción y el teléfono móvil, con capacidad para establecer una comunicación interactiva en tiempo real entre el emisor del mensaje (espectador, oyente, lector…) y el iniciador que plantea las campañas de participación (TV, Internet, Radio, Prensa, etc…).” Algo chocante cuando el objeto social por el que se constituyó la empresa, y que no ha sido ni modificado ni ampliado, es “la compraventa e intermediación de toda clase de fincas rústicas y privadas”. Engaños a los que no se pone coto y que todos somos susceptibles de recibir. Y ante ello sólo nos queda borrar automáticamente estos mensajes e informar a otros usuarios para impedir que sigan estafando a más consumidores.