Menú Portada
Los paros parciales de estos días tan sólo han sigo secundados por un máximo de 249 empleados, el 4,19% del total de la plantilla

La particular huelga de los sindicatos minoritarios de Renfe a 3 meses de abrirse la negociación salarial para el 2014

Octubre 31, 2013
pq_938_RENFE-AVE.jpg

Este jueves 31 de octubre las organizaciones sindicales de Renfe Operadora, CGT y Sindicato (minoritarios, con 2 y 1 representantes en el comité de empresa, de un total de 13) realizan el primer paro total, amenazando uno de los puentes con más desplazamientos de viajeros, después de 3 días de paros parciales. Los datos de  estos tres paros al día indican un seguimiento minoritario. El primer día en el que se convocó la huelga, el lunes 28 de octubre ésta fue secundada en su primer tramo (de 7 a 9 horas) por un 3% de la plantilla de Renfe, lo que se traduce en 174 trabajadores. Anteayer, martes, la segunda jornada de inactividad se cerraba con un 3,52% de seguimiento en el primer paro (de 7,30 a 9,30 horas) que representaba a 196 trabajadores. El sentimiento reivindicativo ha ido en aumento hasta situarse la afluencia a la huelga en la jornada de ayer miércoles en un 4,19% o lo que es lo mismo, 249 empleados. Este “fervor” protestante puede anticipar cómo será la jornada de hoy jueves, la primera desde el plantón de los trabajadores que afectará a las 24 horas del día. En total los empleados de Renfe cesarán el desempeño de sus labores durante 11 días de paros parciales y tres de jornada completa, las siguientes en el mes de diciembre, también en vísperas de puente.

Los sindicatos justifican sus movilizaciones en la necesidad de frenar el proceso de liberalización del sector que, según denuncian, se ha hecho sin consenso ni establecer una negociación real con las centrales. Pero lo cierto es que esta huelga coincide con la nueva apertura de negociación salarial para el 2014 que sea abrirá en los próximos meses tal y como estipula su Convenio Colectivo.

Un Convenio lleno de pluses y privilegios

Después de meses de negociaciones en diciembre de 2012 se firmaba el convenio colectivo que rige las condiciones desde enero del 2011 hasta el 31 de diciembre de 2014, con la posibilidad de prórroga hasta el 31 de diciembre de 2015 por acuerdo entre las partes. En el establece que el tratamiento económico de los años 2011 y 2012 será el establecido en las Leyes de Presupuestos Generales del Estado para dichos años y para el año 2013, el que así mismo, se establezca en las leyes de presupuestos. Pero por lo que respecta al año 2014, y, en su caso, de las posibles prórrogas, la Comisión Paritaria se reunirá durante el primer cuatrimestre de cada año, con objeto de negociar el tratamiento salarial, conforme a los criterios fijados en las Leyes de Presupuestos Generales del Estado y los acuerdos alcanzados en la Mesa General de la Función Pública, así como con medidas de fomento de la productividad, es decir se abren negociaciones entre enero y abril del próximo año.

Y es que este II Convenio Colectivo de Renfe Operadora no pueden considerarlo como perjudicial, a pesar de cerrarse en plena crisis. Así por ejemplo los trabajadores de fabricación y mantenimiento y comerciales tienen unos salarios fijos que oscilan entre 18.924 euros anuales y 33.639 euros y los maquinistas entre 17.567 euros y 39.844 euros, pero no sólo esto corresponde su sueldo.

Por ejemplo a los maquinistas se le suman otros complementos como conducción (entre 1.028 y 7.200 euros al año), seguridad y formación (entre 154,31 y 257,20 euros al mes) y gastos de viajes (12,86 euros diarios). Los comerciales, suman de 1.380 euros a 5.500 euros alaño por complemento de puesto, 2.300 anuales euros por actividad de cercanías y 1.200  anuales por servicio de media y larga distancia, 257,20 por seguridad y formación al mes y otros 3.000 euros al año a los que trabajen en centros de gestión.

A esto se añaden otros muchos pluses, como antigüedad que supone mensualmente desde 31,94 euros a 38,03 euros por trienio al mes, premio de permanencia, una paga que se recibe a los 30, 35 y 40 años y que puede alcanzar los 1.818 euros. Pero también por nocturnidad (hasta 1,36 euros la hora) o retraso de vacaciones (de 12,08 a 13,49 euros al día).

Amenazas que recuerdan el pasado

Pero esta estrategia no es nueva. En diciembre de 2011, recién nombrada como ministra de Fomento, Ana Pastor, se encontró con un primer gran problema, una amenaza de huelga de Renfe que coincidiría con la Navidad, uno de los momentos punta en el transporte de viajeros.  Ana Pastor, consiguió desconvocarla e iniciar una mesa de diálogo, pero la historia se repitió meses más tarde, y los sindicatos volvieron a elegir uno de los días que hacen más daño, el viernes 3 de agosto, inicio de las vacaciones para millones de españoles para convocar otra jornada de paro.

Entonces el motivo esgrimido era la situación del transporte ferroviario en España, su liberalización y la integración de Feve en Renfe y Adif, entre otros aspectos de la reforma anunciada, en la que, además, se analizará el futuro de los recorridos y estaciones menos utilizados. Pero como pasa ahora el trasfondo era distinto, la negociación del II Convenio Colectivo de ADIF y Renfe-Operadora. Ahora dicen que es la segregación, pero lo que vuelve a sonar es el dinero.