Menú Portada

La otra Carmen Ordóñez de España, el “testamento” de Beatriz Corredor en Vivienda y la plegaria de De la Vega en el Vaticano sobre Ariza

Septiembre 30, 2010

          Tan sólo comparte con la madre, ya fallecida, del diestro Francisco Rivera, Paquirri, el nombre y el apellido. Así se llama ella, Carmen Ordoñez. Es la esposa de uno de los hombres más influyentes de nuestro país pero es una gran desconocida. No aparece en lista Forbes de las mujeres más ricas, ni en las seleccionadas como las más elegantes de España. Pero no le falta ni dinero ni elegancia, ni influencia. Comparte gran parte de los negocios privados del padre de sus hijos, no exentos algunos de ellos de problemas con la Hacienda Pública. Siempre se ha mantenido al margen de la actividad, muy intensa por cierto, de su esposo y existen muy pocas imágenes de ella. Asiste muy de vez en cuando a eventos relacionados con el mundo de la cultura y algún que otro de beneficencia. En breve conocerán, sin duda, más detalles de ella.
 
          Beatriz Corredor, hasta la fecha ministra de Vivienda, anunció recientemente que tiene previsto abandonar el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero. Pero no está dispuesta, ni mucho menos, a dejar su cartera ministerial sin hacerle un favor millonario a sus colegas, los Registradores de la Propiedad. Por cierto, que la que fuera una de las grandes apuestas del líder del PSOE en su actual Gabinete, figura como dada de alta como Registradora en Lillo (Toledo). Cuando Zapatero acepte definitivamente su renuncia volverá a la actividad registral. Quizás por eso quiere dejar amarrado y muy amarrado que ella y sus colegas aumenten sustancialmente sus ingresos. Y es que su poder en este colectivo es tremendo hasta el punto que el Colegio avisa a determinadas autoridades cuando alguien se interesa por sus propiedades. Pero esta es otra historia que merece mayor amplitud.
 
          La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, visitaba la pasada semana en el Vaticano al secretario de Estado de la Santa Sede, Tarcisio Bertone, para ultima los detalles de las dos próximas visitas pastorales del Papa a España, en noviembre de este año y en agosto de 2011. De aquel encuentro transcendió que el presidente del Gobierno, Rodríguez Zapatero, recibirá a Su Santidad junto a los Reyes y mantendrá con él un breve encuentro. Al parecer, Fernández de la Vega y Bertone también repasaron asuntos bilaterales. Y entre ellos uno, cuando menos sorprendente: con mucha delicadeza, diplomacia y solicitud de privacidad la vicepresidenta rogó al alto funcionario de la Santa Sede que aplacara los ímpetus informativos de Julio Ariza, presidente del Grupo Intereconomía, de reconocida perteneciente católica. El empresario de la comunicación, a través de sus distintos medios, ha convertido a De la Vega en uno de sus objetivos. Como nos lo cuentan, se lo contamos. Habrá que esperar a los resultados de tan curiosa plegaria.