Menú Portada
En el CSD están a la espera de que la Junta de Garantías Electorales entregue el informe sobre los incumplimientos de la orden ministerial

La oposición se impacienta y exige al Consejo Superior de Deportes que actúe contra Villar

Marzo 13, 2008

La Plataforma “Federación de Todos”, liderada por Mateo Alemany, ha enviado un requerimiento al Consejo Superior de Deportes (CSD) para que “inste la inmediata apertura de expediente disciplinario al presidente de la Federación Española, Angel María Villar, y se proceda por los órganos correspondientes a la convocatoria de las elecciones federativas”.

pq__mateo_alemany.jpg

La oposición a Angel María Villar en la Federación Española de Fútbol (RFEF) comienza a impacientarse. Les dijeron que había que esperar a que pasaran las elecciones generales para no interferir en el proceso electoral, y esperaron. Pero han pasado las elecciones, ha vuelto a ganar el PSOE, y el mensaje que les llega es que ahora el secretario de Estado Jaime Lissavetzky ha podido decir en privado que hay que esperar a la formación del nuevo gobierno, con lo que nos vamos a la primera semana de abril. Y han dicho basta, no esperamos más.
En una nota dura dicen que “ante la gravedad de la situación motivada por los reiterados incumplimientos de la Orden Ministerial, por parte de los actuales gestores de la RFEF, así como la falta de actuación de Junta de Garantías Electorales y el CSD, ante la falta de pronunciamiento y en consecuencia dejación de funciones de la Junta de Garantías Electorales (órgano encargado de tutelar el cumplimiento de la normativa recogida en la Orden, esta Plataforma confía en que los próximos días se tomen las medidas pertinentes requeridas. En caso contrario, se reserva el derecho al inicio de las medidas legales que sean procedentes en defensa del más exacto cumplimiento del Ordenamiento Jurídico Español, contra las personas o instituciones encargadas de velar por ello“. O sea, si el ‘policía’ no actúa contras los ‘malos’, vayamos contra el ‘policía’.
Evidentemente los plazos corren, no hay convocatoria, se han vulnerado las ordenanzas ministeriales y no se han adoptado medidas. Mateo Alemany decía el miércoles en la Cadena Ser que el mensaje que está llegando al mundo del fútbol es que ante el desafío de Villar a la legalidad vigente, la Administración no ha reaccionado, y eso en claves electorales fortalece al propio Villar ante su electorado.

El CSD aguarda el informe

La oposición ya ha presentado varias denuncias ante la Junta de Garantías Electorales y ante el propio Consejo, las primeras en el mes de enero. Y no ha habido respuesta ni les consta la apertura de expediente alguno. La realidad es que el CSD ha pedido un informe a la JGE que aún no ha entregado, y que será el que se traslade al Comité Español de Disciplina Deportiva (CEDD) para que sea el órgano sancionador previa apertura del correspondiente expediente. Se hará por la vía de urgencia y las sanciones a aplicar antes los incumplimientos ya de Villar serán la inhabilitación en el cargo y como consecuencia de ello no podrá ser candidato a las elecciones.
Elecciones que tendrá que convocar el presidente en funciones, y en el peor de los casos si hay negación por el designado –Juan Padrón o Joan Gaspart-, la propia JGE realizaría el proceso.
Ello nos lleva a un escenario de cita con las urnas en el mes de mayo. Claro que igual todo esto queda en segundo plano si el propio Villar, en la junta directiva del próximo lunes, hace la convocatoria en los plazos que marca la orden ministerial. Si es así nos vamos a encontrar en otra situación inesperada, con las elecciones convocadas y al mismo tiempo un expediente sancionador contra uno de los candidatos.

El apoyo de los clubes

Ramón Calderón, presidente del Real Madrid y valedor en estos momentos de Villar dentro de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), está lanzando mensajes a través de los medios afines sobre el contrasentido que supone que la cúpula de la LFP apoye a la oposición y los clubes voten a favor de Villar en la asamblea. Y provoca el debate sobre la legitimidad del apoyo de Astiazarán y Tebas a una candidatura contraria a los deseos de sus afiliados. La realidad es bien diferente.
Resulta que de los 42 clubes de la LFP acudieron 28 a la asamblea y 22 apoyaron a Villar. Uno de ellos el Málaga por medio de su presidente Fernando Sanz, que no es miembro de la asamblea y sin embargo voto –la asamblea está impugnada y denunciada por vía administrativa y judicial-. Lo que no explican los medios de Calderón es que la LFP tiene 30 votos en la asamblea, que han de ser elegidos de entre los 42 miembros en elección previa, y que al menos 30 clubes apoyan a Alemany. Para quien aún no lo entienda, los 30 votos de la LFP pueden ser del mismo color y Real Madrid, Barcelona y Atlético de Madrid –los visibles en las imágenes- no estar representados.
Antes del próximo miércoles, si es que el lunes no lo precipita todo el propio Villar con la convocatoria electoral, habrá noticias desde Zurich. La corte de comercio de aquella ciudad suiza donde la FIFA tiene su sede, se pronunciará sobre la denuncia formulada por el intento de la FIFA de aplicar una normativa electoral contraria a las leyes helvéticas. Al señor Blatter y al señor Villar les faltará lugar para esconderse.