Menú Portada
El CSD inhabilitará a Villar, pero tardará varios meses en poder obligar a que se convoquen los comicios

La oposición recurrirá ante la Justicia para que se convoquen las elecciones del fútbol

Marzo 18, 2008

Un informe del director de la asesoría jurídica de la RFEF recomendó en 1999 el adelantamiento de los comicios, porque “a esta Real Federación le interesa la celebración de las elecciones antes de la Olimpiada”

pq_477_varadelrey.jpg

Las amenazas del presidente de la FIFA, Joseph Blatter, ni han servido ni servirán para nada porque van a ser desmontadas por vía judicial. La aplicación al pie de la letra de la legalidad vigente será insuficiente para que los dirigentes de la RFEF no se salgan con la suya, y lleguemos a la Eurocopa sin que se hayan celebrado comicios. La negociación buscada por los hombres de Villar con el CSD, como anticipamos en nuestra edición de ayer, tampoco va a servir para nada porque el secretario de Estado, Jaime Lissavetzky, se reunirá con el grupo de cinco presidentes de clubes (Barcelona, Atlético de Madrid, Getafe, Zaragoza y Real Madrid), pero les comunicará que tras las decisiones de la asamblea del 3 de marzo le han dejado sin capacidad de maniobra y la única negociación posible es el acatamiento de la ley: convocatoria de las elecciones antes del 31 de marzo.
O sea, que para este viaje no hacían falta alforjas. Villar ha conseguido enfrentarse a la Administración, ha hecho creer a los clubes y al resto de instituciones que su poder es intocable, y desdichado de aquellos que osen oponerse a sus deseos, y al barco de su candidatura se han montado presidentes de clubes que hace meses le ponían a parir y pedían a gritos echarle aunque fuera a patadas. Pero… resulta que el todopoderoso Villar tendrá que ceder su corona a un delfín porque él no podrá seguir ejerciendo de rey. Con lentitud, exasperante si me apuran, pero la Administración deportiva ha puesto en marcha la maquinaria que llevará en unos meses al señor Villar a estar inhabilitado y sin poder acudir a los comicios por su vulneración repetida y reiterada de la ley.
Hoy acaba el plazo dado por la Junta de Garantías Electorales a la RFEF para que entregue el acta de la asamblea del 3 de marzo en la que se modificaban los estatutos y se anunciaba la convocatoria de elecciones para el mes de noviembre. Ignoramos si lo entregarán, pero el documento ya estaba ayer tarde en la mesa del director de la asesoría jurídica de la RFEF, Fernando Vara de Rey.
Se reciba o no, la JGE entregará el informe a la comisión directiva del CSD, que será la encargada de remitirlo al Comité Español de Disciplina Deportiva (CEDD). Y digo que se reciba o no, porque el desacato de no enviar la documentación o el contenido de la misma tienen el mismo camino: el expediente a Villar con la inhabilitación como sanción final.

Demanda de la oposición

Como todo este proceso será largo, la única fórmula que resta para que Villar cumpla la ley en los plazos estipulados está en manos de la oposición, del grupo de federaciones territoriales contrarias a los deseos del presidente. La interposición de una demanda contra la RFEF por el incumplimiento de la orden ministerial, solicitando de medida cautelar el cumplimiento de la misma, llevará a un juez a ordenar la convocatoria de las elecciones con arreglo la OM. En el plazo de un mes habría un auto firme que la RFEF no podría eludir y el proceso electoral estaría en marcha.
Claro que conociendo la predisposición de Villar, retrasaría cada paso al máximo para llegar a la Eurocopa como presidente, porque la vía de la inhabilitación seguiría su curso de forma paralela al judicial.

El informe de Vara de Rey

Puede que haya muchos de ustedes que aún crean que Villar es una víctima del poder, un estorbo al que la Administración quisiera eliminar de forma antidemocrática. Los que conozcan al personaje saben que no es el caso. De hecho, la Administración igual se encuentra con otro proceso judicial precisamente por falta de diligencia en la aplicación de las leyes. Los reglamentos de la FIFA a los que Villar se acoge, la Ley del Deporte de la que reniega y unas cuantas normativas más, aplicado sobre Villar, hace tiempo que le hubieran colocado fuera de la Federación.
Pero como todo eso ya está contado, y a partir de la semana próxima se los iremos recordando, hoy les traigo un ejemplo de la torticera interpretación de las leyes que Angel Villar y su equipo hacen, exclusivamente en su propio beneficio. Si leen el documento adjunto verán de lo que les hablo.
Fernando Vara de Rey, el director de la asesoría jurídica de la RFEF, decía en la pasada asamblea del 3 de marzo lo siguiente: “Yo me pregunto por qué el fútbol no puede regular sus procesos electorales. Siempre hemos actuado cumplimentando las leyes, y aquí no hay ninguna insumisión contra nada ni contra nadie. Lo que se excluye es lo que está en contra de la normativa FIFA”. Cuando menos curioso, que un jurista de su experiencia diga esto.
Sobre todo cuando en 1999, con motivo de la orden ministerial que regulaba las elecciones del 2000, elaboraba un informe para el presidente, de 32 folios, que en el segundo decía lo siguiente:
“a) En relación con la Federación de Fútbol se exige, con el imperativo “deberá”, que convoque y celebre elecciones antes de los Juegos Olímpicos de Verano, lo que antes era potestativo.
Se considera acertada tal modificación, por cuanto es obvio que a esta Real Federación le interesa la celebración de las elecciones antes de la Olimpiada”.

O sea, como aquel año interesaba, la orden ministerial era perfecta, y como este año no interesa, no hay que acatarla y se procede a salir del ordenamiento jurídico. Claro que para quien ha recorrido el camino desde lo abertzale a la derecha española más radical, todo es normal. Este documento y varios similares están en el CSD. El grupo de presidentes ´comisionados para pedir árnica´, los pueden pedir y leer.