Menú Portada
El plazo de candidaturas acaba el viernes, pero la decisión de no acudir a las urnas está tomada

La oposición lo fía todo a los tribunales y no habrá elecciones en el Fútbol

Noviembre 11, 2008

Angel María Villar será reelegido presidente de la Federación Española de Fútbol el próximo día 24 de noviembre, fecha prevista para las elecciones. La oposición, finalmente, ha decidido no acudir a las urnas al no existir garantías democráticas en la votación, pese a la afirmación en sentido contrario del secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky. La denominada Plataforma Federación de Todos lo fía todo desde este momento a lo que dicten los tribunales, más concretamente la Audiencia Nacional ante la que se han interpuesto hasta tres recursos diferentes.

pq__v-p-g.jpg

El plazo para presentar candidatos a la presidencia se abre hoy día 12 y concluye a las 20 horas del próximo viernes, día 14. Villar ha confirmado su condición de candidato y ese mismo viernes presentará su dimisión para poder acudir presentarse a la reelección. La Plataforma agotará el plazo pero no presentará candidato. La razón esgrimida es que al no haber garantías democráticas en la votación y haber estado sembrado el proceso electoral de irregularidades no se quiere contribuir al espectáculo y a la pantomima de las votaciones.
Hasta en cuatro ocasiones se ha modificado el reglamento electoral y pese a ello los plazos han seguido corriendo como si no ocurriera nada. Al CSD le ha valido la expresión de “errores subsanados” para seguir con todo adelante. Los juristas de la Plataforma creen que todo se ha hecho contra la propia orden ministerial y entienden que el proceso debe repetirse desde el principio, con reglamento aprobado desde el primer día y que no incumpla la orden ministerial como ocurre con el actual, diga lo que diga el secretario de Estado en sede parlamentaria.
En consecuencia, la oposición a Villar lo deja todo en manos de la Audiencia Nacional, salas 4 y 5 de lo Contencioso-Administrativo, que son las que han admitido los tres recursos presentados. En el caso de la sala 4, donde el recurso se fundamenta en menoscabo de derechos fundamentales, el juez no ha admitido la suspensión cautelar del proceso. En la sala 5, en la que se han presentado dos recursos diferentes entrando en el incumplimiento de la orden ministerial, aún no hay pronunciamiento sobre la suspensión cautelar, hecho que paralizaría las elecciones hasta que haya una sentencia. En cualquier caso, pese a la lentitud de la Justicia en España, se espera que en un plazo no superior a un año haya sentencia firme que anule todo este proceso electoral.

¿Hay o no hay avales?

Lo cierto es que los miembros de la Plataforma confiaban que antes del próximo viernes hubiese un pronunciamiento de la sala 5 sobre la suspensión, pero está claro que los plazos de la justicia son incontrolables. Confiando en que hubiese habido un pronunciamiento, la Plataforma acudió a las elecciones de miembros de la asamblea en todas las circunscripciones donde había que elegir representantes: LFP (30 plazas), jugadores profesionales (17), técnicos (13), árbitros (13), Fútbol Sala (16), Federación de Madrid (6) y Federación de Galicia (4). Salvo en Madrid y en árbitros, la Plataforma obtuvo representantes en los demás estamentos, en algunos casos por gran mayoría.
Para que los no duchos entiendan la forma de composición de la asamblea, además de los estamentos reseñados, cada territorial tiene asignado un número de plazas para clubes y jugadores amateurs, además del voto del presidente. De las 19 territoriales sólo Madrid y Galicia tenía elecciones de representantes, puesto que en el resto de las federaciones sólo concurrió una lista, la oficial de cada territorial. Tanto los hombres de Villar como los de la oposición saben dónde se mueven y lo inútil que es tratar de quitarse representantes en las territoriales donde no mandan.
Viene esta explicación a cuento de los rumores interesados lanzados por el entorno del secretario de Estado en el sentido de que la Plataforma estaba encontrando problemas para conseguir los 27 avales que hacen falta para presentar un candidato. Por si alguien lo duda, sólo entre clubes y jugadores profesionales se supera con creces esa cifra. Pero claro, son dos estamentos donde el secretario de Estado no es apoyado en su gestión y quizás por eso desconoce a quién votarían. Porque en las federaciones territoriales donde gobierna el PSOE ha habido indicaciones de no avalar a ningún candidato. ¿Aclarado?

Una fiesta el día 23-N

Si alguien aún duda de la limpieza de este proceso, un dato más que prueba que a los hombres de Villar no se les escapa ni una. Con Joan Gaspart, vicepresidente, a la cabeza, han puesto en marcha el acto de las votaciones. Han enviado una invitación a casi todos los miembros de la asamblea para que el día 23, víspera de la votación, ya duerman en Madrid. Alojamiento y cena de gala con fiesta incluída. Se entiende que para celebrar la reelección, porque se han cuidado muy mucho de no invitar a los miembros de la asamblea que saben que jamás votarán a Villar. De manera que no podrán alegar que han invitado a toda los asambleistas y que es la “fiesta del fútbol”. Aunque la pague la RFEF y no el candidato Villar. Total, que el día 24 de noviembre habrá votaciones pero no elecciones. Votaciones porque así lo exige el reglamento, y no elecciones porque el Fútbol se queda una vez más sin poder elegir. “Furgol es furgol”.