Menú Portada
Mientras la Española habla de buscar acuerdos, la Plataforma exige que impere la legalidad

La oposición a Villar confía que el CSD obligue a la RFEF a realizar las elecciones según la ley

Octubre 7, 2008

La oposición a Angel María Villar, presidente de la RFEF, confía en que el Consejo Superior de Deportes (CSD) imponga su autoridad y obligue a que las elecciones en la citada federación se celebren con arreglo a lo que marcan las ordenanzas españolas y no bajo el formato diseñado por Villar con arreglo a las normas de la FIFA. Así lo acordaron ayer en una reunión a la que asistieron todos sus miembros y representantes de otras federaciones territoriales que hasta ahora no lo habían hecho.

pq__Jaime_Lissavetzky_Angel_Maria_Villar1.jpg

Parece de Perogrullo, pero aún estamos a estas alturas de la película esperando que la Administración haga cumplir la ley en el caso de la Federación Española de Fútbol. Son ya tantos los sobresaltos y las sorpresas que nos hemos llevado en este proceso, que no nos asustaremos de nada que ocurra a partir ahora. Por ejemplo, que el secretario de Estado Jaime Lissavetzky acceda a una negociación con los representantes elegidos por la RFEF para ver qué se mantiene o que se quita de la orden ministerial firmada por la ministra de Educación, Política Social y Deporte Mercedes Cabrera. Representante que tiene nombre y apellido: Enrique Cerezo.
Pero claro, a ver cómo ahora el secretario de Estado acepta primero y luego impone a los demás, que una de las partes para las que se legisla no lo acepte y todas las demás tengan que tragar con ello. Porque si leemos la nota hecha pública ayer por la propia RFEF tras mantener una junta directiva, es eso lo que se pretende: “Estamos abiertos a continuar hablando para que se pueda lograr un punto de encuentro“. Y yo me pregunto, ¿acuerdo en qué? ¿En el color de las papeletas o en el formato de las urnas? Porque lo que son las normas que han de regir no se negocian, se cumplen.
Hoy mismo se reúne la Junta de Garantías Electorales del CSD para estudiar la impugnación presentada por Javier Tebas, miembro de la “Plataforma Federación de todos”, contra el reglamento electoral enviado por la RFEF a las federaciones territoriales y que incumple en todos sus extremos la orden ministerial de diciembre de 2007.
Por si la JGE no fuera clara en sus pronunciamientos, la misma impugnación ha sido presentada ante el Comité Español de Disciplina Deportiva, como de idéntica forma fue enviada directamente a los servicios jurídicos del CSD y a la propia RFEF. La impugnación debe en buena lógica paralizar el proceso electoral, pero si así no ocurriera se solicitará a los tribunales de justicia que lo haga. Vamos, que o hay elecciones conforme a la ley, o no las hay.

Miedo escénico

¿Qué se esconde detrás de toda esta estrategia de Angel María Villar? Sencillamente seguir en la presidencia cuatro años más, por el camino que sea. Cuando semanas atrás aceptó celebrar elecciones con arreglo a las normas del CSD, lo hizo creyendo que no habría más candidato que él, puesto que con sus “movimientos” había logrado desmantelar a la Plataforma. Su sorpresa fue mayúscula cuando el mismo día que la Comisión Directiva del CSD aceptaba su reglamento electoral, adaptado a la OM, se enteraba que la Plataforma presentaría candidato para obligar a ir a los comicios. Fue entonces cuando a Villar el entró el pánico de las urnas y dio un paso atrás, enviando a las territoriales el reglamento electoral FIFA.
Y en esas estamos, pendientes de que la JGE o el propio CSD se pronuncien sobre la invalidez del mismo. Y bien parado saldrá Villar si por este intento de quiebro a la ley no se le expedienta. ¿Será eso lo que pretende, acudir a FIFA y UEFA como víctima del ordenamiento jurídico español, como ya hizo en el mes de febrero? Puede que sea su única salida.
Porque evidentemente a Villar le ha entrado miedo escénico. Si tan seguro está que el fútbol entero le apoya, ¿por qué temer a los ‘cuatro’ descontentos de siempre? La respuesta está en la reunión de ayer de la “Plataforma Federación de todos” y cada día de más gente, añado yo. Cuando muchos dábamos por enterrada a la oposición, con muchos de sus miembros integrados en la junta directiva de Villar, resulta que se les llama a reunión y en lugar de las seis territoriales de siempre acude el doble, además de representantes de la LFP y de la Asociación Nacional de Entrenadores, y miembros de otras territoriales a título particular. Los hombres de Villar “pagan bien” la información sobre quiénes asistieron. Le damos una pista: que busquen 18 nombres. Algunos de ellos, de entre los que asistieron a su junta directiva de ayer mismo. Sí, yo también estaría preocupado.
La Plataforma anunció tras la reunión el nombramiento de Carmelo Zubiaur como su portavoz, en lugar de Mateo Alemany, y confirmó que ha decidido presentar un candidato a las próximas elecciones. Los acuerdos fueron por unanimidad y anuncian que “la plataforma se siente reforzada en su composición y planteamientos“. Y advierten: “Ante la puesta en marcha de un proceso electoral contrario al ordenamiento jurídico español, vamos a exigir y a velar por el cumplimiento de la orden ministerial que regula los procesos electorales de las distintas federaciones deportivas españolas. Los servicios jurídicos de la plataforma velarán por el cumplimiento estricto de dicho ordenamiento jurídico español“. Lo dicho, es para tener miedo.