Menú Portada
Hoy se reúne la Junta de Garantías Electorales para estudiar la situación de la Federación de Fútbol

La oposición a Villar anuncia medidas civiles y penales contra todos los que han vulnerado el proceso electoral

Abril 2, 2008

La Plataforma "Federacion de Todos" pidió la semana pasada una entrevista con Lissavetztky, pero como no les ha recibido han solicitados ser recibidos por Zapatero para informarles de la situación del fútbol español
 

pq__JaimeLissavetzky.jpg

Demandas civiles para exigir el cumplimiento de la orden ministerial por la que se convocan elecciones en las federaciones deportivas españolas, y querellas por lo penal contra los que estando obligados a velar por el cumplimiento de la ley no lo hayan hecho. Pongan ustedes mismos los nombres, pero igual se quedan cortos.
Por espacio de cuatro horas, con Mateo Alemany a la cabeza, los miembros de la plataforma se reunieron en Madrid para adoptar una postura ante los acontecimientos en que ha derivado el proceso electoral. Como muy bien saben, en estos momentos el tema está en manos de la Junta de Garantías Electorales (JGE) que debe decidir en su reunión de hoy si dan por válido el escrito presentado por la RFEF ante el CSD en el que sin pedir el aplazamiento de la convocatoria anuncian que se celebrarán en el mes de noviembre. La oposición está convencida de que dicho documento no se puede aceptar porque ni va firmado por Villar, ni se pide el aplazamiento en sí, ni tan siquiera hace referencia a la orden ministerial. Pero como ustedes ya saben, el secretario de Estado Jaime Lissavetzky, admitió en un programa de radio que por miedo a las represalias de la FIFA entendía que había que aceptarlo como una petición formal y darle curso legal. Ante la posibilidad de que los nueve juristas que componen la JGE lo diesen también por bueno, primero se anuncian las medidas que se van a adoptar y en 48 horas se interpondrán contra quien corresponda. El nombre del secretario de Estado ya figura en la querella por presunta prevaricación por omisión y falta ver si se añaden los de los miembros de la JGE por presunta prevaricación por acción.
La demanda por lo civil será contra el presidente de la RFEF y su junta directiva por los hechos aprobados en la asamblea del 3 de marzo, contrarios al ordenamiento jurídico español.
En el escrito de la Plataforma se dice textualmente que se ha aprobado “ejercer cuantas acciones civiles y/o penales estime conveniente, contra todas las personas e instituciones intervinientes, en defensa de los legítimos derechos, coincidentes con el propio Estado de Derecho que nos asisten”.
Según la Plataforma, el escrito de la RFEF al Consejo Superior de Deportes, “emanado deuna Asamblea que adoptó acuerdos al margen del Ordenamiento Jurídico Español. No consta en el mismo la expresa solicitud de aplazamiento tal y como es preceptivo por la Orden Ministerial; no está firmado por el presidente de la RFEF, única persona legitimada para hacerlo; y no se dan las circunstancias sobrevenidas que motivaran tanto la petición como la concesión“.
El portavoz de la Plataforma dice en su escrito a los medios de comunicación que “no entendería que el CSD pudiera conceder algo que so se ha pedido cuando la propia RFEF se jacta a través de los medios de no haberla solicitado“.
Recordemos que la Junta de Garantías Electorales elaborará un informe y lo trasladará al CSD para que sea el secretario de Estado el que actúe en consecuencia. Informe que no es vinculante para el presidente del CSD, pero que hasta el día de hoy siempre ha sido admitido por éste. Al final, si el señor Lissavetzky creía que podía dejar en otras manos la decisión, no será así.

La FIFA matiza para quién es el Modelo Electoral FIFA

Todo este problema nace en, según el señor Lissavetzky, su propio temor a que el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, lleve a cabo su amenaza y expulse a España de su seno y por tanto nos deje sin Eurocopa. Ya adelantamos ayer en exclusiva que la comisión delegada de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) aprobó por unanimidad el rechazo a la aplicación de las normas FIFA en el ámbito de las ligas profesionales. Ello, si fuera verdad todo lo que ha defendido Villar, supondría inmediatamente la expulsión de los clubes españoles de los torneos continentales. Y quienes han votado en contra han sido los mismos que han defendido la teoría de la amenaza: Barcelona, Atlético de Madrid, Athletic, Getafe…
Y al garete se ha marchado toda la teoría del miedo de Lissavetzky cuando ayer mismo, en Amsterdam, durante la Asamblea de la Asociación Europea de Ligas Profesionales (EPFL), Jerome Champagne, director de la FIFA para asuntos políticos, respondió a pregunta de José Luis Astiazarán, presidente de la LFP, que las normas aprobadas en octubre y que forman parte del Código Electoral Modelo de la FIFA se han elaborado sólo para organizaciones no democráticas.
O sea, que no tienen aplicación en España. Salvo que la FIFA entienda que España no es un país democrático o que sus organizaciones no lo son. Si se refieren a la RFEF igual hasta llevan razón. La Plataforma “Federacion de Todos” pidió la semana pasada una entrevista con Lissavetztky y como no les ha recibido han solicitados ser recibidos por Zapatero para informarles de la situación del fútbol español. Es curioso que el secretario de Estado se niegue a recibir a una Plataforma que existe precisamente auspiciada por él. Lo que cambian las cosas.
Por cierto y para acabar. Resulta que la JGE denegó a la Federación Española de Golf el aplazamiento de sus elecciones para después de los Juegos. Ahora ya se preparan para anunciar que si al fútbol se le concede el aplazamiento, las suyas serán también en noviembre y no el mes próximo como se ha fijado por la orden ministerial. Si no querías sopa, dos platos.