Menú Portada

La ONCE recibe nuevas ayudas estatales para realizar los prospectos de los medicamentos de sus perros guía mientras niega cualquier tipo de ayuda cuando entre 2014 y 2015 el Estado concedió a la Organización presidida por Miguel Carballeda 90 millones de euros a través del Fondo de Estabilidad de Premios

Octubre 13, 2016

Gracias al Convenio con la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios por el que se canaliza la subvención nominativa para 2015 para las plantillas para hacer accesibles las fichas técnicas y prospectos de los medicamentos veterinarios destinados a animales de compañía por un importe máximo de 18.000 euros

carballeda-once

Nadie duda de la labor que realiza la Organización Nacional de Ciegos Españoles gracias, eso sí, a la contribución de todos los ciudadanos que jugamos al Cupón además de las ayudas estatales a costa de nuestros impuestos. Ramón Serrano Suñer fundó la ONCE en 1938 con el propósito fundamental de mejorar la calidad de vida de los ciegos, deficientes visuales y discapacitados de toda España. Lo que no sabía el político y abogado español es que 78 años más tarde, la  Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE), presidida ahora por Miguel Carballeda, cuenta con el apoyo del Estado y demás poderes fácticos de España en la ejecución de sus tareas. A pesar de ello, la ONCE pretende negar la evidencia. En 2012, en boca de su delegado territorial en Castilla-La Mancha, Antonio Cebollada, la Organización aseguraba que no recibía subvenciones del Gobierno y que sólo se autofinanciaba con los ingresos que obtiene por la venta de sus productos de juego: “hemos tenido ayudas del Estado hace algún tiempo, en el sentido de que cuando presupuestábamos los ingresos de un año y no se alcanzaban esas ventas, el Gobierno nos subvencionaba con la cantidad que había faltado para el presupuesto de ingresos que habíamos acordado conjuntamente con el Gobierno pero actualmente ya no es así”.

Pero, ¿realmente la ONCE se financia con los ingresos obtenidos de la venta de sus juegos? Atendiendo al Informe de Auditoría Independiente de Cuentas Anuales e Informe de Gestión del Ejercicio 2015, a todas luces, no. La ONCE cuenta con dos métodos infalibles de financiación. Por un lado, las subvenciones, donaciones y legados recibidos, principalmente, por contratación indefinida de trabajadores discapacitados que están vinculadas al cumplimiento del requisito de permanencia de dicho empleo durante tres años y las donaciones recibidas correspondientes a elementos del inmovilizado intangible (concesiones administrativas). En este aspecto, la ONCE ha recibido un total de 1.720.000 euros en 2014 y 1.069.000 euros en 2015.

Otra vía de financiación: el Fondo de Estabilidad de Premios

Por otro lado, el Estado protege a la ONCE a través de una asignación fija que marca el Fondo de Estabilidad de Premios. El Consejo General establece mecanismos específicos para cubrir posibles desviaciones anuales que se produzcan en el porcentaje de premios del cupón pagados. En base a dicho precepto el Consejo General aprobó crear en su momento el mencionado Fondo de la modalidad de Lotería Cupón, con el fin de paliar el efecto de las desviaciones anuales existentes en los premios mayores vendidos, respecto de los premios mayores teóricos (exceptuando los premios que por su funcionamiento tienen carácter fijo acumulándose para sorteos futuros si no se han vendido). Estamos hablando de más de 60 millones en 2014 (60.073.000 euros) y casi otros 30 millones en 2015 (29.435.000 euros).

Pero por si esto fuera poco, el Ministerio de Sanidad, entonces dirigido por Alfonso Alonso, se inventaba en el mismo año 2015 una nueva vía de financiación. El 2 de junio de 2015 la directora de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, Belén Crespo Sánchez-Eznarriaga, y José Luis Martínez Donoso, en representación de la Fundación ONCE, firmaban el Convenio por el que se canaliza la subvención nominativa establecida en los Presupuestos Generales del Estado para el año 2015 para la elaboración de las plantillas necesarias para hacer accesibles las fichas técnicas y prospectos de los medicamentos veterinarios destinados a animales de compañía.

De este modo, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios subvenciona a la Fundación ONCE para que ésta disponga de las plantillas imprescindibles para la confección de las fichas técnicas y los prospectos en formatos que sean accesibles a las personas con discapacidad. Por otro lado, la ONCE llevará a cabo un estudio preliminar en el ámbito de la normalización y calidad de la información incluida en la base de datos RAEVET, que alimenta la aplicación CIMAvet, a través de la cual la información se hace accesible. Así, el Estado español halla una nueva vía de financiación para la ONCE, a través de los presupuestos de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. La subvención nominativa  tuvo un importe máximo de 18.000 euros para el  ejercicio de 2015.

Preguntas sin respuesta

No solo disfruta de esta canonjía la ONCE. Durante muchos años ha gozado del monopolio del juego de la Lotería en España. La Ley del Juego de 2011 sólo autoriza las loterías en España al Estado y a la ONCE, creando un agravio comparativo con otras entidades benéficas ya que estas no pueden comercializar sus propios juegos sin fines lucrativos si no son designadas para ello por el Gobierno central. He aquí el caballo de batalla de la ONCE con otras organizaciones como OID (Organización Impulsora del Discapacitado), que lucha desde hace varios años por la reforma de la actual Ley del Juego y por acabar con el monopolio existente en la actualidad en este apartado.

Además, a pesar de su posición privilegiada, la ONCE no hace un buen uso del monopolio servido en bandeja por el Gobierno. Desde el año 2010, gasolineras, estancos y quioscos tienden una mano a la organización y venden sus nuevos juegos, en teoría para ayudar a la ONCE y llegar a más público. No obstante, la medida oculta una realidad incómoda para los discapacitados. Muchas son las quejas de los propios trabajadores de la ONCE y las peticiones para que estos establecimientos cesen en la comercialización de estos productos. El trampantojo está en que cada venta de Cupón que las grandes marcas hacen perjudica a los vendedores de la ONCE, ya que se está poniendo en riesgo su trabajo.

Hace ahora exactamente un año que este periódico formuló las siguientes preguntas al Departamento de Comunicación de la Organización Nacional de Ciegos Españoles sin obtener respuesta hasta la fecha:

¿Por qué no es público ni accesible el “Acuerdo General entre el Gobierno de la Nación y la Organización Nacional de Ciegos (ONCE) en materia de cooperación, solidaridad y competitividad para la estabilidad de futuro de la ONCE para el periodo 2012-2021”?

-¿Cómo se establece el sistema de compensación de pérdidas por parte del Estado a la ONCE en caso de tenerlas?

-¿El Fondo de Estabilidad de Premios es viable con la caída de ventas por el crecimiento de otras apuestas directas?

-¿Cómo piensan compensar la caída del mismo?

-¿Qué otras subvenciones reciben de Comunidades Autónomas y otros organismos por la contratación de trabajadores?

-¿Pueden tener estas mismas, que imputan en buena parte a resultados, continuidad en el tiempo?

-¿Cuál es la situación actual de su página web juegosonce.es?

-¿Qué porcentaje de sus ventas proviene de su página web?

-¿Es cierto que el presidente de la ONCE, Sr. D. Miguel Carballeda, cobra un sueldo bruto anual superior a los 250.000 euros?

Doinel Castro