Menú Portada

La obra social de Patricia Rato

Noviembre 10, 2010

Demostrando que es una mujer absolutamente entregada a los demás, gustó su presencia en la presentación de una obra social que promueve Andex. Se trata de una asociación de niños aquejados de cáncer de Sevilla. Patricia les ayuda en todos los ámbitos desde hace algunos años.

pq_922_patriciaratope.jpg

Es noble y tremendamente generosa. Quizás por ello los que la rodean no dudan en calificarla como una de las mujeres más entrañables que existe sobre la Faz de la Tierra. Patricia Rato sigue en el ojo del huracán, a pesar de que las aguas empiezan a bajar algo más tranquilas en su enfrentamiento con el matador Juan Antonio Ruiz Espartaco. Patricia hace frente a las polémicas que le envuelven. Y lo hace desde un silencio casi sepulcral que rompe en rara ocasión para pedir respeto y protección para sus hijos.
Es, sobre todo, una madre ocupada y preocupada por que quienes han nacido de su vientre se sientan del todo tranquilos y queridos. Por eso no duda en repetir que, a pesar de que su ex marido nombre, de uvas a brevas, a su hija Alejandra, ella quiere mantenerla al margen de todo cuanto ocurre. De hecho, Patricia sufre constantemente cuando inmortalizan a su hija en compañía de amigos que estudian junto a ella en una universidad de Madrid. Le repatea, sin duda alguna, que la confrontación de sus padres la haya abocado a la palestra. Algo lógico, sobre todo teniendo en cuenta la sobreprotección de Patricia con todos sus seres queridos.
No sólo con ellos, porque demostrando que es una mujer absolutamente entregada a los demás, gustó su presencia en la presentación de una obra social que promueve Andex. Se trata de una asociación de niños aquejados de cáncer de Sevilla. Patricia les ayuda en todos los ámbitos desde hace algunos años. No puede evitarlo, quizás porque comprobar que hay niños de corta edad que únicamente conocen los hospitales, sobrecoge. Por eso, Patricia no duda en prestar su imagen. Sin miedo al qué dirán. Es, por encima de todo, consciente de su valor en los medios de comunicación, pero no quiere equivocar a nadie. Rato únicamente acudirá a fiestas y acontecimientos relacionados con su familia o con sus pretensiones sociales. Más de un rostro conocido debería aprender de su solidaridad. Bravo por ella.