Menú Portada
Todos los regidores de poblaciones de más de 75.000 habitantes

La nueva Ley de Racionalización de la Administración Local permitirá que 98 alcaldes ganen más que el presidente del Gobierno

Marzo 5, 2014

El pasado 1 de enero entró en vigor la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local que obligará, entre otras medidas, a reducir el número de concejales liberados, personal eventual y, lo más señalado, el sueldo de los alcaldes a partir de ahora estará limitado a un tope el cual dependerá de los habitantes de la localidad. Eso sí, el ejecutivo del presidente Mariano Rajoy ha concedido un largo periodo de tregua a buena parte de los Ayuntamientos, ya que esta medida se ha aplazado hasta después de las próximas elecciones municipales para todos los ayuntamientos que cumplen los objetivos de estabilidad presupuestaria y de deuda pública y su periodo medio de pago a proveedores no supere los 30 días.

La posibilidad de poder saltarse los límites de sueldos, cargos de confianza y dedicaciones exclusivas de los políticos hasta el 30 de junio de 2015 ha tenido como origen la propia Federación de Municipios y Provincias. Por todo ello, mientras el Ministerio de Hacienda de Cristóbal Montoro elabora la lista con los Ayuntamientos cumplidores y hasta que no la haga pública en abril, todos los ayuntamientos esperan mantener sus actuales y, en muchos casos, desmesurados salarios.  
 
Sin recortes entre los que más ganan
 
Actualmente, entre los alcaldes de grandes ciudades que superan el medio millón de habitantes, solo el de Barcelona, Xavier Trías, supera el tope al percibir 112.104 euros como regidor a los que suma 32.604 euros en dietas por asistir a reuniones de otros organismos públicos.  Con todo ello, su nómina dobla la de Mariano Rajoy, que asciende a 72.611 euros. No es el único caso. De hecho, un tercio de los ediles de la ciudad condal ingresa más de 100.000 euros anuales, una cifra que se reducirá dentro de un año. Pero más allá de Barcelona los recortes serán mínimos. Por ejemplo, Ana Botella, que gana 94.703 euros por regir el consistorio madrileño está por debajo de este tope. Tampoco afectará a Juan Alberto Belloch (Zaragoza), con 91.812 euros, ni a Rita Barberá (Valencia), con 87.000 euros, ni a Francisco de la Torre (Málaga), con 89.500 euros. Tampoco afectará a Juan Antonio Zoido, alcalde de Sevilla, pero en este caso por percibir su salario del parlamento andaluz.
 
Con todo ello, tal y como pueden comprobar en la siguiente tabla que adjuntamos, la nueva reforma mantiene sueldos más que importantes. Por ejemplo, en localidades pequeñas que superan los 1.000 habitantes pero no alcanzan los 5.000 (la mayoría en España con 1.960 municipios), pueden percibir un sueldo de hasta 40.000 euros, hasta alcanzar los 75.000 euros de salarios en las localidades de más de 75.000 habitantes. Una cifra significativa ya que a partir de este volumen de población hay actualmente 98 localidades; o lo que es lo mismo: alcaldes que pueden ganar más que el presidente del Gobierno.
 
 

Políticos a favor de los salarios altos

 
Aunque todas las Comunidades Autónomas y regiones autónomas tienen al menos una ciudad que supera esta población, la mayoría se concentra en las tres Comunidades de mayor población: Andalucía, con 20 localidades y Cataluña y Madrid con otras 15 cada una, poblaciones en la que los alcaldes seguirán teniendo un salario privilegiado.
 
Todo ello, teniendo en cuenta que los cambios en la tramitación de la Ley no ha dejado de subir los salarios con respecto a la propuesta inicial de recortes. Si en un principio en el proyecto original del Ministerio de Hacienda, los alcaldes de localidades por debajo de los 5.000 habitantes y más de 1.000 se quedaban con el 30 o el 20% de los ingresos de un secretario de Estado (unos mil euros mensuales líquidos al mes), en una enmienda aprobada en el Senado con la firma de los seis grupos de la Cámara (PP, PSOE, Entesa, CiU, PNV y Mixto), se corrigieron las citadas tablas de remuneraciones para mejorar los ingresos previstos. Y es que en mantener sus sueldos si se ponen de acuerdo todos los políticos.