Menú Portada
Mientras, el ex ministro Michavila rehace su vida con Genoveva Casanova, la Preysler mexicana

La novia de Rato saca pecho por su hombre

Noviembre 6, 2014

Alicia González, periodista de economía, sigue pisando fuerte en PRISA y afirma en privado que el asunto de las Black Cards está sobredimensionado y no tiene la importancia que se le está dando

pq_929_alicia-rodrigo.jpg

Alicia González, periodista económica y pareja de Rodrigo Rato desde hace más de una década, no ha perdido ni un ápice del orgullo que mostraba en público cuando aterrizó en el Grupo PRISA, en el año 2001, y ya parecía -como recuerdan sus compañeros-, “tocada por la mano de Dios” tras abandonar su trabajo en el departamento de prensa del Ministerio de Economía, donde conoció a su amado.

Según cuentan sus compañeros en la redacción de el diario El País, el escándalo de las tarjetas de las black cards por el que está imputado su marido como ex presidente de Bankia, no parece haberle afectado lo más mínimo. Es más, fuentes de la redacción señalan que no tiene ningún reparo en defenderlo en las conversaciones que mantiene con sus colegas: “Dice que se están cebando con él. Que se está exagerando mucho y sobredimensionando un asunto que no tiene tanta importancia como se le está dando”.

Ella, como sino hubiera pasado nada

Añaden que Alicia, que cubre con gafas de sol sus ojos en la cuenta que mantiene en Twitter, no anda precisamente llorando por los lavabos de la redacción. “A otros se les caería la cara de vergüenza, especialmente cuando se publicó la lista con los gastos de su chico, que incluía desde compras en Sephora, a Restaurantes, Clubs y Discotecas y compras en Loewe, ella estaba esos días tan pancha, como si no hubiera pasado nada”.

Alicia fue nombrada Corresponsal de Economía Internacional en mayo de 2014 por Antonio Caño, el nuevo director de El País. Siempre escribió de temas internacionales, tanto en Cinco Días como en El País, pero el nombramiento fue interpretado como un gesto de reconocimiento hacia el trabajo de una mujer a quien algunos de sus compañeros definen como “una redactora mediocre que no ha evolucionado mucho desde sus tiempos de becaria en La Gaceta a finales de los noventa”. Siempre se ha movido, sin embargo, con la seguridad que muestran “esas personas intocables que han accedido a un puesto gracias a la mediación de alguien muy poderoso. Y aún ahora, con la que está cayendo, sigue pisando muy fuerte”.

Entre jugadores queda el juego: Puyol y Mario

Si Alicia saca pecho por su marido, hay otras que lo hacen por sus ex. Es el caso de Malena Costa, que provocó un descontrol absoluto entre los fotógrafos en el photocall de los premios GQ con el atrevido vestido de Charo Chozas con el que apenas cubría su cuerpo serrano. Todos los reporteros gráficos querían sacar las mejores fotos de un modelito que dejaba nada a la imaginación. Tal fue el embudo que se formó para sacar la mejor foto que alguno estuvo a punto de caer rodando ante los pies de la modelo.

En el mismo acto estaba su ex, Carles Puyol, acompañado por su actual pareja, Vanesa Lorenzo, madre de su hija Manuela. El ex defensa blaugrana intentó por todos los medios no coincidir en un mismo ángulo fotografiable con su ex, y hasta corrió como en sus mejores tiempos para evitar preguntas incómodas de los periodistas, pero no pudo evitar mirar de reojo a su ex durante la cena, quien actualmente sale con Mario, jugador del Atleti. Los mal pensados afirmaban que se había elegido un vestido tan escueto para recordarle a Álex lo que se había perdido: unas robustas y bien torneadas piernas y un busto perfecto. Vanesa Lorenzo, la actual del ex futbolista, iba vestida con un imposible traje de chaqueta verde, asimétrico, que no le favorecía en absoluto. Parecía una tripulante de una película de viajes al espacio. 

El drama de Isabel Pantoja

Pero quien de verdad ha sido la protagonista de la semana es y portada de todas las revistas del corazón es Isabel Pantoja, que ha suspendido todos sus conciertos pendientes para los meses de noviembre y diciembre, como si ya diera por hecho que el recurso de súplica que ha decidido plantear ante la Sala Segunda de la Audiencia Provincial de Málaga, no le impedirá tener que pisar la cárcel. Si ingresara en prisión de forma voluntaria podría elegir el centro que quisiera, aunque luego sería Instituciones Penitenciarias la que decidiría sobre su destino final. Sólo en el caso de que fuera detenida en su domicilio y llevada a la cárcel ingresaría forzosamente en Alhaurín, donde coincidiría con Mayte Zaldivar.

Isabel Pantoja apenas cuenta con apoyos. Ni siquiera la que fuera su gran amiga, Maria del Monte, la defiende públicamente. Curiosamente, José Coronado, al ser preguntado por ella recientemente en una fiesta, se atrevió a apiadarse de ella: “Pobrecita…Me da mucha pena”, fueron sus palabras. José e Isabel levantaron una enorme polvareda de rumores cuando trabajaron juntos en “Yo soy esa”. Se dijo que vivieron un supuesto romance entre bambalinas que fue incluso recordado en el biopic sobre Isabel Pantoja que emitió Mediaset.

En change.org. una fan de la cantante ha iniciado una petición de firmas dirigida al presidente del Tribunal Constitucional en la que se solicita que se deniegue su ingreso en prisión. Su hijo Kiko se ha hecho eco de la iniciativa en su cuenta de Twitter, que sólo ha alcanzado 4.000 firmas al cierre de estas líneas Entre las razones que esgrimen los defensores de Isabel no faltan las alusiones a Urdangarín y a la Infanta Cristina o a los políticos corruptos.

El ex ministro Michavila con la Preysler mexicana

Y hablando de políticos: José María Michavila, ex ministro de justicia ya no puede seguir negando los rumores que le vinculan a Genoveva Casanova, siempre desmentidos hasta el momento por él. La revista Hola publica unas fotos en las que puede vérseles junto a unos amigos a la salida de un restaurante. Michavila perdió a su mujer, Irene Vázquez, hace tan solo un año, en noviembre de 2013, cuando esta falleció como consecuencia de un aneurisma cerebral. Genoveva Casanova tiene 38 años y una enorme capacidad de seducción que se ha ido acrecentado con el paso del tiempo. Cayetano Martínez de Irujo, su ex marido y padre de sus hijos, el hombre que apenas le prestaba atención al inicio de su matrimonio, tardó mucho en olvidarla cuando se produjo la ruptura.

Entre las conquistas de Genoveva, un personaje muy cotizado en las revistas del corazón, figuran Gonzalo Vargas Llosa, hijo del escritor Mario Vargas Llosa,yel hermético cantante mexicano Luis Miguel, con quien fue sorprendida de viaje en una escapada romántica a Florencia. Las fotos fueron publicadas en Hola en 2009 y Genoveva, a quien algunos llaman “la Preysler mexicana”, manifestó entonces que lo que hicieran o no juntos sólo les importaba a ellos. Lo que más le molestaba es la especulación sobre las fechas en las que decían que se había iniciado el romance, porque Luis Miguel estaba entonces unido a Araceli Arambula.

Ana Montesinos